CONTARDESTACADOS
21
0

Guardar o tirar: dialéctica conyugal

Guardar o tirar

Guardar o tirar los distintos objetos de una casa es una cuestión que plantea no pocas discusiones en un domicilio, todo un clásico en cuanto a dialéctica conyugal se refiere.

¿Eres de guardar o tirar? He ahí una pregunta que se plantea en muchas ocasiones y que en función de la respuesta da lugar a diferentes interacciones, además de plantear situaciones de lo más variopintas.

Simplificando un tanto el asunto, esta cuestión también se da entre los mayores de cincuenta años: está el que guarda todo y está el que como te descuides tira hasta lo recién comprado.

Hay cincuentópicos que guardan todo tipo de documentos por si acaso; quien acumula ropa aunque esté viejísima y ya no se la ponga porque le da pena desprenderse de ella; quien conserva objetos aunque sean inservibles. Llevado a sus últimos extremos estaríamos hablando del conocido como síndrome de Diógenes, aunque sin llegar a ello nos encontraríamos ante una especie de obsesión por guardar todo.

Y luego estaría el segundo de los perfiles: el de quien tira casi cualquier cosa. Indiquemos algunos ejemplos: se pone una prenda en unas cuantas ocasiones y ya se ha cansado de ella; no ha comprado un móvil y ya está pensando en el siguiente que saldrá al mercado para adquirirlo; papel que ve por la casa, papel que tira a la basura, sin importar su grado de importancia. Otras veces tira las cosas porque es la típica persona que se muda de casa con facilidad.

Algunos consejos prácticos a la hora de guardar o tirar

Como en tantas cosas de la vida, en la moderación y en el sentido común está la clave. Indicamos a continuación algunos consejos prácticos sobre cosas que conservar y cosas que tirar que pueden resultar de utilidad para los cincuentópicos y, ya de paso, para personas de cualquier edad. Y que luego cada quien tome la decisión correspondiente.

  • Conserva como oro en paño los documentos que te afectan de manera más personal, por ejemplo, las escrituras de la vivienda o los seguros que tengas contratados. Pero no tiene sentido seguir guardando las primeras nóminas que te pagaron hace ya más de treinta años o los extractos de la cuenta del banco de 1990.
  • Intenta hacer un balance de las cosas viejas que tienes en casa. Habrá algunas de las que no te quieras desprender de ninguna de las maneras por razones sentimentales; otras que todavía podrían ser utilizadas por otros y se pueden donar; y un tercer grupo de objetos tan inservibles que su destino final es la basura.
  • Hay un montón de trucos para optimizar el espacio y que nos quepan más cosas de utilidad en nuestro domicilio: cajones, perchas o estantes son elementos que pueden ser de particular utilidad. Y otra opción es alquilar un espacio en un trastero.

Si te identificas con uno de estos dos extremos, de guardar o tirar, te puede interesar este podcast de «Qué hay de tu vida», el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “Qué hay de tu vida” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info]Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

[/author_info] [/author]
Tags: CONTAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar