A mediados de mayo tuve la oportunidad de acompañar a mi pareja a Hamburgo, el cual participaba en las Jornadas Nacionales de Fundición “Deutscher Giessereitag 2014”. Como era la primera vez que iba a un congreso de acompañante, me pude permitir el lujo de hacer todo el programa para acompañantes, que consistía en una visita guiada del puerto y en otra en autobús por la ciudad.

 

Como iba en plan de relajo me decidí a probar a hacer mi primer miniblog con la experiencia, y eso es lo que podéis ver a continuación. Como nos quedamos el sábado, pudimos patearnos la ciudad con calma. Por desgracia, no elegí bien el calzado y me he vuelto con unas estupendas ampollas en los pies, pero con el tiempo estupendo que hizo mereció la pena. En cualquier caso, no esperéis encotrar “todo” Hamburgo en este miniblog… es sólo una experiencia particular.

 

El viaje comenzó con la esperanza de que no hubiera demasiado tráfico y de no encontrar demasiados atascos por el camino. Todo fue bien hasta el gran atasco que encontramos en la A1 a la altura de Bremen, por lo que tomamos el trayecto alternativo atravesando la ciudad.

 

Bremen está a orillas del hermoso río Weser, que vamos bordeando. Y parándonos en algún semáforo que otro. Es lo que tiene atravesar una ciudad en coche.

 

Objetivo conseguido: Hemos llegado a Hamburgo conocida como «La puerta del mundo».

 

Barcaza turística en el Puerto de Hamburgo

Mi primera jornada en la ciudad comienza con el recorrido por el Puerto de Hamburgo, al que nos hemos desplazado en autobús con las amenas explicaciones de nuestro guía Patrick.

En una de las barcazas que recorren el puerto (foto barcaza), embarcamos un grupo en el que sólo el 8% de los turistas son hombres.  Nuestro guía en el barco trabaja en el puerto y nos ofrece información de lo más interesante. Entre otras cosas, se siente orgulloso de que exista plena igualdad salarial entre los hombres y mujeres que trabajan aquí.

 

El puerto se divide en varias áreas (Hafencity, Fischmarkt, Ciudad almacén, Antiguo túnel del Elba, Blankenese) en las que conviven la modernidad y la tradición de la capital de La Hansa, como también conviven preciosos barcos antiguos con modernos cargueros. El Museo Marítimo está ubicado en el Kaiserspeicher B, el almacén más antiguo de la Speicherstadt (la ciudad almacén), ofrece un magnífico recorrido histórico.

 

Skyline de Hamburgo

A la vuelta, contemplamos el Skyline de Hamburgo al atardecer …

 

 

 

Damos comienzo al segundo día. Las primeras ponencias de la «Deutscher Giessereitag 2014» ya han comenzado. Y los acompañantes haremos hoy nuestro tour por la ciudad. Espero que la batería de mi cámara «resista» todo el día … Recorreremos Hamburgo en autobús y a pie.

 

 

El primer edificio singular que contemplamos es el Ayuntamiento. Singular, además porque no es de estilo hanseático. Data de 1842 -el anterior se quemó en un incendio-, su fachada está profusamente decorada y está coronada por un total de 20 estatuas del Káiser. Eso sí, encima de las estatuas de los emperadores están las que representan a los ciudadanos de Hamburgo y sus gremios profesionales.

A continuación, llegamos al «Michel», el símbolo de Hamburgo. Así es como los habitantes de Hamburgo llaman a St. Michaelis, la iglesia barroca más importante del norte de Alemania, que tiene el reloj de campanario más grande de Alemania. Hoy hemos tenido mucha suerte. Todos los días, a las 10:00 y a las 21:00, suena el reloj con su música de trompeta. ¡Y nuestra visita coincide con este momento!

 

 

 

Chimeneas de «El viejo Krameramtsstuben»

Desde la torre de St. Michaelis, podemos contemplar el Krameramtstuben, otro de los símbolos de Hamburgo. El restaurante popular y tradicionalmente conocido «El viejo Krameramtsstuben» conserva testimonios del pasado de hace más de 300 años. Sus chimeneas cortavientos son verdaderamente singulares (Incluir foto chimeneas).

 

Nos adentramos de nuevo en el Puerto de Hamburgo. Descubrimos al famoso trasatlántico The Queen Elisabeth en el dique seco, poniéndose a punto. El puerto de Hamburgo tiene fama de ser el más rápido en hacer reparaciones de toda Europa, quizás incluso a nivel mundial.

 

Al Hafen City, el nuevo barrio surgido de la renovación urbanística del puerto, no le falta detalle. El diseño de las farolas se asemeja a las grúas del Puerto. Un apartamento en esta zona cuesta 4.000 EUR por m2. Pero están en una zona muy expuesta a la lluvia, al viento y a las inundaciones …

Frente al Elba

De nuevo en el autobús -de camino al CCH-, vemos la Universidad, el Binnenalster, la Feria de Muestras (Messe) … Una vez acabadas las Jornadas, llevamos a un compañero a su hotel. Después de tardar 20 km. en recorrer el Elbetunnel, debido a unas obras, nos relajamos frente al Elba. Unas bebidas, unas «Strandkorb» (Hamacas insertadas en una cesta), el sol, contemplando los barcos, grandes, pequeños de vela y a motor. Algún que otro avión en el horizonte … ¡Un buen comienzo para el fin de semana!

 

 

 

De vuelta al hotel, nos detenemos en la iglesia de St. Nikolai destruida en la II Guerra Mundial. Las ruinas de la torre permanecen como conmemoración de la guerra y en este momento, está siendo sometida a trabajos de conservación. Cuando acaben se podrá volver a subir en ascensor hasta lo más alto y ver la ciudad desde otra perspectiva.

La Filarmónica del Elba

En nuestro recorrido hacia la Hafencity,  nos encontramos una manifestación en «bici» en contra de la guerra. Paseando, nos encontramos con preciosas vistas de la «Speicherstadt», de la «Elbphilharmonie» reflejada en la Columbus Haus. Volvemos al hotel en el «Hochbahn». Estamos muy cansados … Mañana más.

 

Empieza el sábado, con un tiempo maravilloso y volvemos a la Hafen City. Cerca del Sandtorhafen nos encontramos con unos bailarines de samba, que forma parte de las actividades del «Día de la Filarmónica de Elba». A continuación, vemos una banda vestida de azul …

 

Nos damos una vuelta por la zona comercial. Hay cosas muy interesantes en la tienda «Kunst und Gemuese». Entre otras, el cristal de Sybille Homann. Y nada como degustar  una limonada casera, muy «lecker» (rica) en el bar»Erste Liebe» .

 

Queremos asistir a la conferencia que pronuncia el arquitecto responsable de la parte superior acristalada -que descansa sobre un antiguo almacén- del edificio de la Filarmónica del Elba. Aun inacabado, el edificio es realmente espectacular. Llegamos demasiado tarde, a cambio sí que hemos podido ver la actuación del grupo Kollektiv22 que forma parte del Internationales Musik Fest Hamburg. Cuando se acaba el concierto nos movemos de escenario y de vuelta al centro, nos encontramos una especie de concierto al aire libre de música Minimal / Electro, que nos sirve para entretener la espera bebiendo una botella de fritz-limo Apfelschoerle sentados en la hierba hasta que  empiece el partido del Dortmund contra el Bayern.

El partido va hacia la prórroga. Parece que vamos a  volver a casa más tarde de lo previsto… El encuentro no termina bien para el Dortmund, una pena -han hecho mucho más que el Bayern y han marcado el único gol -anulado- antes de la prórroga.

Vamos de vuelta a  casa. Tenemos 3,5 horas de camino. ¡Esperemos que no haya atascos en la autopista!

 

¡Hogar, dulce cama! ¡Esto es todo, amigos!

Todas las fotos de nuestro viaje en pinterest