ARTISTEARDESTACADOS
110
4 comentarios

Joaquín Sorolla: pintor maestro de la luz

Joaquín Sorolla (1863-1923) constituye una de las cimas artísticas de la pintura española de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Considerado el maestro de la luz, su obra conoce un constante incremento en su valoración por parte de crítica especializada y público en general.

He querido acercar la extensa obra de este pintor a todos los seguidores de Cincuentopía a través de cinco de sus cuadros. Por supuesto la elección es aleatoria dado que el artista tiene producción, tanto en cantidad como en calidad, más que suficiente para superar con creces esta cifra.

Aquí van las obras, cada una de distintas épocas, en diferentes formatos y ubicadas actualmente en centros de todo el mundo. Espero que disfrutéis tanto como yo lo he hecho con esta selección. Si queréis verlos con más detalle, os recomiendo que pinchéis sobre ellos.

Marina (1980). Museo Sorolla de Madrid (España)

Marina (1880). El Sorolla en estado embrionario. De hecho este pequeño cuadro es uno de sus primeros cuadros. Nos encontramos ante una obra muy académica, hondamente influida por la tradición marinista posromántica centroeuropea. El predominio de los grises, azules y ocres (muy alejado por consiguiente del Joaquín Sorolla más conocido) contribuye a crear una atmósfera a caballos entre la quietud y la melancolía.

 

 

 

Mesalina en brazos del gladiador (1886). Patrimonio Artístico BBVA en Madrid (España)

Mesalina en brazos del gladiador (1886). Sus primeros viajes a Italia ofrecen al pintor algunas posibilidades novedosas en cuanto a temática y planteamientos pictóricos se refiere. El cuadro muestra la característica corrección en el dibujo del artista, su apuesta por los encuadres fotográficos y una pincelada cada vez más suelta sustentada en una exquisita técnica. La luz diáfana ya apunta lo que luego sería uno de los elementos esenciales de su arte.

 

 

Otra Margarita (1892). Washington University Gallery of Art (Estados Unidos)

Otra Margarita (1892). Una obra de hondo contenido social, en la que se advierte la influencia conceptual del movimiento regeneracionista que sacudió España a finales del siglo XIX. El cuadro fue uno de los primeros que se pudo ver en Estados Unidos y contribuyó a consolidar la proyección internacional de Joaquín Sorolla. La sofisticada (al tiempo que asfixiante) composición se equilibra con una paleta de colores cálidos y ocres que transmite la idea de una luz natural y de una atmósfera de sinceridad.

 

 

Mi familia (1901). Ayuntamiento de Valencia (España)

Mi familia (1901). Nos encontramos ante la faceta más personal del pintor. Según sus propios escritos, era durante los momentos en que pintaba a los seres queridos cuando se sentía más a gusto y era más consciente de hasta dónde podía llegar su capacidad artística. El cuadro tiene ciertas reminiscencias de Velázquez (pintor idolatrado por Sorolla) en su composición y singular mezcla de lo real y lo irreal, y transmite su característica concepción del retrato.

 

 

Corriendo por la playa (1908). Colección Masaveu (depositado en el Museo de Bellas Artes de Asturias, España)

Corriendo por la playa (1908). Joaquín Sorolla en todo su apogeo. El artista se encuentra en su cima creativa: por su dominio de la técnica, por su capacidad de captar la luz con unos niveles de percepción difícilmente vistos en la historia de la pintura, por su sagacidad para extraer el máximo partido a la fugacidad. Su paleta cromática alcanza una sutileza inigualable; su pincelada es suelta, fácil al tiempo que compleja, sólo al alcance de los más dotados para este arte.

Todos los aficionados a la pintura de Sorolla tenemos una ventaja que no siempre es habitual: el artista cuenta con un museo propio, en este caso ubicado en su antigua casa de Madrid. Si queréis saber más sobre este museo os recomiendo un vídeo generado por el ciberperiódico Generación Dos Punto Cero en el que se entrevista a Almudena Hernández, una de sus conservadoras.

Tags: ARTISTEAR, DESTACADOS

Artículos similares

4 comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar