El Museo de Bellas Artes de Bilbao centra su atención en el artista Joos van Cleve durante los días 12 de junio al 13 de octubre de 2019.

Con motivo del milenario del nacimiento de Santo Domingo de la Calzada, se expone en la sala P del edificio antiguo del museo el famoso Tríptico de la Anunciación, creado por Joos van Cleve y habitualmente custodiado en la catedral que lleva su nombre.

Santo Domingo de la Calzada (1019–1109) es fundador y patrono de la ciudad riojana que lleva su nombre y es sede episcopal, así como impulsor del Camino de Santiago. Junto a las conmemoraciones religiosas, la catedral ha organizado numerosas actividades con el objetivo de mantener y dar a conocer el valioso patrimonio artístico y cultural que la devoción al santo ha reunido a lo largo de nueve siglos.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y la Fundación Banco Santander se unen a esta efeméride mostrando este tríptico, una de las joyas del Renacimiento de la Escuela de Amberes creado por Joos van Cleve, también llamado Joos ven der Beke (1485-1540).

La tabla central, concebida con una estructura compositiva solemne y una espacialidad monumental, interpreta la pintura italiana como muy pocas obras flamencas del primer tercio del siglo XVI. No por ello el pintor ha olvidado las esencias de su tradición pictórica: sus figuras, el ángel y la Virgen, aparecen ataviadas con la elegancia y la belleza de unas ropas cuya materialidad y colorido las hacen excepcionales.

Por otro lado, la representación de los santos Juan y Jerónimo en los postigos laterales muestra los primorosos paisajes característicos de la plástica de los Países Bajos, evocados en una riquísima gama cromática de verdes, azules, blancos y grises. Las grisallas que presenta el tríptico cerrado reproducen la emblemática Misa de San Gregorio, donde podemos ver una de las escenas, el grupo de cantores, más vividas en la pintura de este tipo. Todo un repertorio de elementos simbólicos y alegóricos completan la visión evangélica del tema, respondiendo a una religiosidad radical frente a la iconoclastia que se empieza a difundir por los territorios protestantes.

Entre las últimas reseñas sobre el Museo de Bellas Artes de Bilbao publicadas en Cincuentopía se encuentran:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».