ARTISTEARDESTACADOS
50
0

Las fotografías de La Habana vieja. Antes de que desaparezca

Fotografías de La Habana vieja

Las fotografías de La Habana vieja. Antes de que desaparezca
Parece un contrasentido.

La rehabilitación de La Habana vieja va a significar la desaparición de una época en la que el tiempo y el espacio quedaron suspendidos.

En 1982 el Centro Histórico de La Habana Vieja fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO tanto por su grado de conservación como su singularidad. Paralelamente a los avatares históricos que surcaron la isla, se fueron sucediendo estilos arquitectónicos desde el prebarroco, barroco, neoclasicismo, eclecticismo, art nouveau y art déco hasta la importante aportación del movimiento moderno.

Paseo del Prado. Luigi Visconti
Paseo del Prado. Luigi Visconti

A finales del pasado siglo, gracias al impulso de la Oficina del historiador de la ciudad, comienza el rescate del ambiente histórico del conjunto de edificios y monumentos que habían permanecido sin mantenimiento más de cuarenta años. Con un loable propósito, acompasar la restauración con la posibilidad de autofinanciarse y revertir sus ingresos, y así fomentar la sostenibilidad económica y social.

A pesar de este desgaste,  Cuba ha permanecido invariablemente como un destino mítico. La belleza intrínseca de la decadencia de los viejos palacios coloniales fascina a los turistas que año tras año copan la isla y más recientemente, a los agentes inmobiliarios de los Estados Unidos que tantean a los propietarios de las viviendas únicas por su historia. Con el fin del embargo, la isla de Cuba, y más concretamente La Habana, vivirán en los próximos años una revolución desde el punto de vista de conservación de sus edificios históricos y de modificación de la trama urbana.

House of Eulalia. Werner Pawlock
House of Eulalia. Werner Pawlock

Pero pronto quedarán sólo las fotografías de la Habana vieja como testigos de sus largas décadas de decadencia.

La galería de LUMAS Madrid, que abrió sus puertas en septiembre 2015, exhibe hasta el 29 de noviembre un conjunto de obras de fotógrafos que han retratado de forma única a Cuba y «han captado su alma maravillosa y corrompida» a lo largo de diversas décadas. Las fotografías de la Habana vieja, obra de Werner Pawlok, Larry Yust, Julia Christe y Luigi Visconti, entre otros, con la promesa de transportar al visitante a la Cuba más auténtica.

En 2001 el premiado fotógrafo estadounidense Robert Polidori publicó el libro Havana, que recoge su primera serie de fotografías reconocida internacionalmente, por la que transita la idea del esplendor perdido. En  2014 con ocasión de su primera retrospectiva en Estados Unidos, publicó Chronophagia, un libro recopilatorio de su trabajo entre 1984 y 2009 en el que ha incluido fotografías de la Habana vieja en la mencionada serie.

En 1972, Werner Pawlok viajó por primera vez a Cuba y empezó a tomar fotografías. Su relación con Cuba prosiguió con el paso de los años – el último viaje lo hizo en julio de 2015 – y creó su serie de fotografías únicas Cuba-expired. En las imágenes se retrata el alma de La Habana, representada por sus edificios, testimonios de la época colonial, sin incluir a sus habitantes.

Las viejas mansiones de antaño mantienen su esplendor, incluso en la decadencia. Sus grandes habitaciones están recubiertas de pátina por el paso del tiempo; sus fachadas se resquebrajan; y su lujo se ha desvanecido. Sus fotografías retratan palacios de antiguos terratenientes del azúcar que fueron ocupados por los cubanos jornaleros, todas ellas en tonos pastel, que crean la sensación que el tiempo se paró en Cuba.

Luigi Visconti, con su serie de fotografías Havana Promenades también se centra en la arquitectura de La Habana pero con un uso magistral de la luz y las sombras. Por su parte, el cineasta y fotógrafo americano Larry Yust también documentó con varias fotografías las calles de la capital cubana. Con más de un centenar de imágenes, tomadas desde distintos puntos de vista, Yust ha creado un  mosaico único de La Habana que perdurará en el tiempo.

El mar, protagonista de tantas visicitudes, está presente en la muestragracias al trabajo de la alemana Julia Christe.

Splash VI. Julia Christe
Splash VI. Julia Christe

La exposición  Viva Cuba! podrá ser visitada en la sala Lumas, sita en el madrileño barrio de Chueca, calle Barquillo, 23, hasta el 29 de noviembre de lunes a sábado entre 10:30h  y 20:30h, y los domingos de 11:00h a 15:00h.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info]

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce». [/author_info] [/author]

Tags: ARTISTEAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar