Comparte

Con La isla del padre el escritor Fernando Marías obtuvo un considerable éxito de crítica y público. Llega el momento de examinar, en compañía de los seguidores de Cincuentopía, hasta dónde da de sí esta novela, La isla del padre, de Fernando Marías.

Fernando Marías (Fernando Marías Amondo, nada que ver con el historiador de arte Fernando Marías Franco, a su vez hermano del escritor Javier Marías) tiene a sus espaldas una sólida trayectoria literaria (incluyendo el siempre complicado ámbito de la narrativa infantil y juvenil), con títulos como La luz prodigiosa (Premio Novela Corta Ciudad de Bilbao), El niño de los coroneles (Premio Nadal), Invasor (Premio Dulce Chacón de Narrativa Española), El mundo se acaba todos los días (Premio Ateneo de Sevilla), Zara y el librero de Bagdad (Premio Gran Angular) o Todo el amor y casi toda la muerte (Premio Primavera), entre otros textos reseñables.

La isla del padre de Fernando Marías narra, en tono autobiográfico, la relación del autor con su padre Leonardo Marías Barreras, marino mercante de profesión, a lo largo de cincuenta años. Viajes, confesiones, películas de cine, libros, convicciones políticas, comidas y sobremesas familiares, subidas al bilbaíno monte Pagasarri… van conformando la urdimbre sentimental de la novela.

La isla del padre de Fernando Marías es un libro sobre los recuerdos y acerca de la nostalgia por el tiempo perdido; sobre el azar (e incluso en torno a la predestinación) y acerca de los desencuentros (o los difíciles puntos de encuentro) de padres e hijos; sobre la decadencia de los que amamos y acerca de la que antes o después se abatirá sobre todos y cada uno de nosotros.

La impresión que me transmite La isla del padre de Fernando Marías es la de una novela planteada desde la honestidad y el amor: amor hacia el padre recientemente fallecido; y honestidad dirigida a los lectores con los que se pretende compartir sus sentimientos filiales. Desde tal punto de vista la factura formal de la obra es impecable como también resulta innegable la facilidad con que se leen sus casi 300 páginas.

Es posible que la combinación de este conjunto de circunstancias y atributos moviera al jurado a conceder a la novela el Premio Biblioteca Breve en su edición correspondiente al año 2015. Es cierto que este galardón no es ya el que fue en sus primeros momentos (cuando acrisoló un más que notable prestigio al incorporar a su nómina de vencedores a autores de la talla de Luis Goytisolo, Juan García Hortelano, José Manuel Caballero Bonald, Mario Vargas Llosa, Guillermo Cabrera Infante, Juan Marsé, Carlos Fuentes, Juan Benet…) pero su obtención no resulta en absoluto baladí.

Y, pese a todo lo indicado hasta ahora, a mí la novela no termina de emocionarme ni de conmoverme. No me deja en la memoria ninguna gran descripción ni una idea literaria de las que se marcan a fuego en la piel del lector ni tan siquiera algún simple párrafo para enmarcar. Noto al autor en exceso contenido, acaso cohibido por el alcance de los sentimientos que está a punto de transmitir, quizá un tanto incómodo por ese desnudo literario al que (de manera por completo voluntaria) se está sometiendo.

La consecuencia es un relato más superficial que enjundioso, menos sustancioso que huero y más insulso que profundo. Cuando la narración da visos de elevarse en breve pierde fuelle y retoma la senda de lo anodino. Poco que ver con la gran literatura que trasciende anécdotas, particularidades o barreras geográficas y culturales.

En modo alguno afirmo que La isla del padre de Fernando Marías sea un libro desdeñable. Al margen de la integridad intelectual de Fernando Marías y su meritorio ejercicio de personal ajuste de cuentas, el texto se deja leer con agilidad y muy posiblemente será del gusto de quienes apuestan por un producto literario más ligero en su concepción formal y no en exceso exigente desde el punto de vista del contenido planteado. En cualquier caso, es posible que la obra sirva a más de un lector para comenzar a adentrarse en el universo creativo del autor. Tiempo habrá para discernir acerca de la relevancia de dicha decisión.

————————————————————-

Fernando Marías. La isla del padre. Seix Barral.

————————————————————-

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicFas. Le gusta leer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola,
Quieres recibir las noticias de la semana de Cincuentopía y más a través de Whatsapp