La maravillosa vida breve de Óscar Wao de Junot DíazLa primera edición de La maravillosa vida breve de Óscar Wao (en el original The brief wondrous life of Oscar Wao) corresponde a 2007. El libro de Junot Díaz fue traducido al español en 2008 pero, por una u otra circunstancia, no le había llegado a hincar el diente. Ha llegado la hora de hacerlo y de compartir con los seguidores de Cincuentopía algunas reflexiones.

La maravillosa vida breve de Óscar Wao es un libro sorprendente. Se trata de la primera novela del escritor de origen dominicano (aunque afincado en Estados Unidos desde niño) Junot Díaz (1968), quien años atrás había publicado Drown (traducido luego, no sin cierta polémica, como Los boys), una recopilación de cuentos que consiguió una más que notable acogida.

Desde el primer momento la novela de Junot Díaz ha tenido un gran éxito, tanto de crítica como de público, aunque también ha contado con un considerable número de detractores. Entre sus muchos galardones se encuentran el Premio Pulitzer y el National Book Critics Circle Award de Estados Unidos.

El libro narra la vida de la familia dominicana León Cabral a través de tres generaciones: la abuela, La Inca; la madre (adoptada), Hypatía Belicia; y los hijos, Lola y Óscar. Pero en realidad es el último de ellos el verdadero centro e hilo conductor de la obra.

Óscar Wao (y lo del apellido tiene su particular historia como podrá comprobarse con la lectura del libro o con la indagación en la biografía de Junot Díaz) es un chico dominicano tan obeso como obsesionado por las mujeres (que jamás alcanza), que vive en un gueto de Nueva Jersey pero que sueña convertirse en el nuevo J.R.R. Tokien, quien es casi tan dulce como ingenuo y cuya trayectoria vital es la de un nerd (esto es, la de un perdedor de tomo y lomo expresado en términos coloquiales).

Comenzaba calificando el libro como sorprendente. ¿Dónde radica tal percepción? A mi juicio, en dos aspectos principales. El primero de ellos tiene que ver con la mezcla de temas, referentes culturales y conceptos. Videojuegos interestelares, escondidos elfos o las miniaturas de Dragones y Mazmorras coexisten con el dictador dominicano Leónidas Trujillo y su temible aparato de seguridad o con la segregación racial en Estados Unidos; las sórdidas calles en que vive Óscar o el cosmopolita ambiente de Rutgers se entrecruzan con la descripción de los cañaverales dominicanos o con personajes como Porfirio Rubirosa y María Montez; el mundo editorial del universo Marvel coexiste con autores como Burroughs, Asimov o Wells. Buen indicativo de esta mezcolanza es el comienzo de la obra, con sendas citas de Stan Lee y Jack Kirby (¡exacto, los de Los Cuatro Fantásticos!) y Derek Walcott.

Y una segunda cuestión a considerar radica en el lenguaje empleado. Junot Díaz muestra un formidable talento como fabulador y como escritor capaz de utilizar toda clase de registros, lo que deriva en una singular yuxtaposición de palabras inglesas y españolas y modismos locales que contribuyen a que recordemos que la lengua castellana cuenta con más de 400 millones de hablantes nativos (a los que hay que añadir, como mínimo, otros 100 millones más) de los que apenas el diez por ciento se encuentran ubicados en España y cuya riqueza trasciende las recomendaciones de uso de los organismos oficiales y academias.

Debido a dicha circunstancia la traducción al castellano realizada por Achy Obejas supone un verdadero reto que ha sido magníficamente resuelto. Por cierto, este mismo hecho se ha repetido en las diferentes traducciones de la obra a otros idiomas, tal y como ha recalcado el propio autor.

Es verdad que esta mixtura de forma y fondo no ha sido bien acogida por toda la crítica. Hay quien califica a Junot Díaz como un impostor, un enorme tramposo que describe como si fuera propia una historia que no ha vivido (la dictadura de Trujillo) y que frivoliza determinados aspectos de una tragedia social de primer orden. No son pocos los lectores que consideran que lo narrado en el libro supone una completa memez. Lo que para otros es un demérito para mí constituye un valor añadido que da fe de lo buen contador de historias que es este escritor y de su capacidad para insertarnos en un entorno en el que los límites de lo real y lo ficticio resultan deliciosamente indelebles.

Por supuesto La maravillosa vida breve de Óscar Wao tiene carencias. La novela baja en intensidad cuando sus personajes se sitúan en la República Dominicana, como si el clima tropical de la isla dificultara el devenir de los personajes e incidiera en una menor fluidez en el desarrollo de los acontecimientos. Pero tal hecho no lastra de manera inexorable el conjunto de la obra.

Encontramos en La maravillosa vida breve de Óscar Wao puntos de contacto bastante evidentes con novelas como La conjura de los negocios de los negocios de Toole (en la formulación del personaje principal) o La fiesta del chivo de Vargas Llosa (en la lúgubre descripción de la República Dominicana durante el dictadura de Leónidas Trujillo); pero también se advierten reminiscencias de Los ríos profundos de Arguedas (la dicotomía de narradores) e incluso El arco iris de gravedad de Pynchon (y su concepción delirante de la literatura).

En definitiva, La maravillosa vida breve de Óscar Wao es la historia de una maldición total (fukú): la maldición específica (y ya formidable de por sí) de la familia León Cabral; la maldición de un país como la República Dominicana; la maldición de vivir en un gueto estadounidense; la maldición de formar parte de una minoría pobre que siempre es contemplada con hostilidad/temor por quienes detentan el poder político, económico, social y cultural; y, por encima de todo, la maldición de un inadaptado, un perdedor, un ser distinto a los demás que es percibido con asco, animadversión y estupor por la mayor parte de quienes lo rodean…

Junot Díaz ha publicado poco desde La maravillosa vida breve de Óscar Wao. Los únicos textos de los que tengo conocimiento son Nilda. El sol, la luna, las estrellas. Otra vida, otra vez, tres cuentos aparecidos originariamente en The New Yorker y publicados en lengua castellana por Ediciones Alfabia, y Así es como la pierdes, nueva recopilación de cuentos en esta ocasión editada en español por Mondadori.

———————————————————————————————–

Junot Díaz. La maravillosa vida breve de Óscar Wao. Debolsillo. Barcelona, 2014.

———————————————————————————————–