DESTACADOSLEER
312
99 comentarios

La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker

La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker
[et_pb_section admin_label=»section»] [et_pb_row admin_label=»row»] [et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text»]La verdad sobre el caso Harry Quebert de Joël Dicker (1985) llegó a mis manos gracias al regalo de unos excelentes amigos. Previamente distintas personas me lo habían recomendado con cierto énfasis. Hago esta matización inicial dado que de no haberse producido este cúmulo de circunstancias muy posiblemente hubiera abandonado su lectura antes de la página diez. En primer lugar quiero advertir que los próximos párrafos van a ser muy críticos con una obra que ha obtenido el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, ha sido traducida a más de 30 idiomas, lleva vendidos más de millón y medio de ejemplares e incluso ha recibido formidables elogios por parte de prestigiosos críticos literarios. En España fue galardonada con el Premio Qué Leer de los lectores al mejor libro traducido y considerada Mejor Libro del Año según los lectores de El País. Quizá sea éste el momento indicado para que el lector cincuentópico abandone la lectura de la presente reseña. Ya está todo el mundo avisado así es que comienzo con mi diatriba. La verdad sobre el caso Harry Quebert es uno de los peores libros que jamás haya leído. Desde luego en los últimos diez años no recuerdo ninguna otra obra que me haya producido tan pésima impresión. Como anticipaba, la novela de Joël Dicker tiene un comienzo lamentable que ya ofrece ligeros atisbos de lo que se va a encontrar el lector a lo largo de las más de 650 páginas siguientes. Nos hallamos ante un libro tramposo en el planteamiento de su trama literaria, incapaz de dibujar personajes con unos mínimos mimbres de verosimilitud y con una irrisoria gestión de los registros novelísticos. Dicker va haciendo avanzar la obra a base de giros cada vez más estrambóticos que recuerdan las peores películas de sobresalto (me niego a aludir a filmes de terror). La novela es un verdadero catálogo de imposturas literarias hasta extremos que pueden llegar a conducir a determinados lectores a la exasperación o a la risa, según el talante de cada cual. Llama (muy negativamente) la atención la lamentable concepción y el pésimo desarrollo de sus personajes. Se escoja el personaje que se quiera, está mal planteado y peor evolucionado. Tal cuestión ocurre con los protagonistas: el joven y exitoso novelista Marcus Goldman y el veterano autor y profesor universitario Harry Quebert. Es difícil saber cuál de los dos es más improbable: incoherentes, acartonados, faltos de todo vigor narrativo… Otro tanto ocurre con los secundarios. De repente se nos presenta un veterano abogado supuestamente experto en cuestiones penales que plantea cuestiones que avergonzarían a un estudiante de primero de Derecho; luego entran en escena experimentados policías que admiten (e incluso fomentan) sin atisbo de protesta todo tipo de intromisiones de terceras personas en su investigación profesional; al rato aparecen apacibles individuos transformados en fieros justicieros sin que medie explicación alguna. Y así hasta el infinito. El autor es incapaz de manejar con una mínima solvencia los registros literarios más básicos: cuando pretende hacer reír mediante la estrategia discursiva de sus personajes fracasa a la hora de generar la más mínima gracia; por el contrario, determinados planteamientos vitales supuestamente trascendentales provocan la carcajada perpleja. Todo ello conduce a que la novela, pese a los desesperados (y torpes) esfuerzos de Dicker, se vaya deshaciendo en manos del lector como si de una olorosa pastilla de jabón mojada en agua se tratara. Algunos críticos han comparado a Joël Dicker con Philip Roth o Vladimir Nabokov. Si lo que pretendían era insultarlos desde luego lo han conseguido de pleno. La semejanza entre La verdad sobre el caso Harry Quebert y obras como La mancha humana o Lolita es similar a la que podemos encontrar entre una mosca mientras olisquea una mierda de vaca y un Boeing 747 Jumbo que aterriza en el aeropuerto de Niza (desde luego hay que reconocer que si alguien afirma que ambos vuelan no estamos en condiciones de calificarle de mentiroso). Otros analistas, bastante más comedidos, realizan el cotejo entre Dicker y Stieg Larsson. Pero donde éste es capaz de extraer intriga y emoción mediante una acción trepidante aquél aburre hasta el extremo con una atropellada concatenación de hechos inanes; si el sueco nos llegaba a conmover en su planteamiento literario el suizo nos mueve al desencajamiento de las quijadas ante los bostezos ocasionados. Y llegamos así a la gran pregunta: ¿cómo es posible que un engendro de tan colosales dimensiones se haya convertido en un fenómeno literario? Con sinceridad, escapa por completo a mi discernimiento. El libro ha sido publicado en castellano por la editorial Alfaguara, que ostenta también los derechos de su primera novela, Los últimos días de nuestros padres (de hecho tiene prevista su publicación a lo largo de este año 2014). Por mi parte tengo serias dudas de que jamás vuelva a enfrentarme ante nada escrito por Joël Dicker. Desde ya, pido disculpas a cualquier lector de Cincuentopía que haya podido sentirse ofendido por mis comentarios y juicios de valor. ———————————————————————————————– Joël Dicker. La verdad sobre el caso Harry Quebert. Alfaguara. Madrid, 2013 ———————————————————————————————–[/et_pb_text][/et_pb_column] [/et_pb_row] [/et_pb_section]
Tags: DESTACADOS, LEER

Artículos similares

99 comentarios. Dejar nuevo

  • Hola David. Espero que estés muy bien. Yo leí este libro (La verdad sobre el caso Harry Quebert) y, al contrario tuyo, me gustó bastante. Respeto mucho tu opinión, tienes todo el derecho de que no te guste. No soy un experto en literatura, simplemente me gusta leer, mas algunos vacíos sí me quedaron. Sin embargo me gustó bastante la redacción y la facilidad con que puede leerse. Teniendo en cuenta que tu crítica parece bastante objetiva, ¿podrías, por favor, indicarme qué novelas te merecen una buena crítica?

    Responder
    • David Parra Valcarce
      junio 2, 2014 12:19 pm

      Estimado Giovany:
      En primer lugar, muchas gracias por tu comentario y participación en Cincuentopía. Creo que una de las grandezas de la Literatura (así, con mayúsculas) es su capacidad para generar sentimientos muy variados en distintas personas: a unos les gusta un libro y ese mismo texto a otros no les agrada en absoluto. Tal es el caso de La verdad sobre el caso Harry Quebert (a ti te ha encantado y a mí no me ha satisfecho).
      Si sigues los libros que hasta ahora he reseñado en el portal todos me han gustado bastante. Creo que cualquiera de ellos podría interesarte. Los hay más alegres y más tristes; más cómodos de leer y algo más complejos; unos se han publicado directamente en castellano y otros han requerido de la intermediación de un traductor. Pero todos son recomendables.
      En cualquier caso, lo más maravilloso es que cada cual lea lo que quiera (en función de sus intereses, necesidades, conocimientos, recomendaciones de otras personas…) y opine lo que le parezca. En Literatura (y vuelvo a ponerlo en mayúsculas) todas las voces son respetables; porque, en el fondo, a todos nos une lo mismo: el amor por el texto bien escrito.
      Un saludo muy cordial
      David Parra Valcarce

      Responder
      • Acabo de terminar el libro que reseña y me he sentido plenamente de acuerdo con su comentario. Lo he leido con cierta incertidumbre , pensando a cada página el porqué de su éxito. No me ha aportado nada en absoluto , claro que es dificil despues de que el libro que habia leido imnediatamente antes era, a mi modesto entender, una joya literaría casi desconocida «Stoner» de Jonh Wilians.

        Responder
        • David Parra Valcarce
          junio 5, 2014 7:29 pm

          Estimada Ana Isabel:
          Muchas gracias por su comentario. Siempre es un placer hablar sobre literatura con los lectores de Cincuentopía. Veo que además en este caso ambos coincidimos en la percepción de un libro que, no lo olvidemos, está cosechando no sólo grandes ventas sino también excelentes críticas. Por fortuna hay gustos para todo y para todos.
          Alude usted en su mensaje a Stoner de John Williams y eso son «palabras mayores». La inmensa mayoría de los libros palidecen frente a esta, como usted muy bien apunta, «joya literaria casi desconocida». En España el libro de Williams ha pasado bastante desapercibido (de hecho tuvo que ser publicado por una editorial canaria relativamente modesta como es Baile del Sol, dicho sea con el máximo respeto y reconocimiento a la labor que desarrolla). A mí esta novela me recordó, y reconozco que estoy estableciendo un paralelismo arbitrario y forzado, a los cuadros de Rembrandt por sus constantes claroscuros y su extraordinario dominio técnico.
          Aprovecho la ocasión para recomendar Stoner a quien desee acercarse a una manera conmovedora y rigurosa de contar las cosas cotidianas (¿qué otra cosa es la gran literatura?). Quizá haya llegado el momento de publicar una reseña del libro (editado en España en 2011 aunque publicado originariamente a mediados de los años sesenta) o de otros títulos también interesantes de este autor como El hijo de César (en inglés simplemente August), con el que obtuvo el National Book Award de ficción.
          Un saludo muy cordial
          David Parra Valcarce

          Responder
  • Buenas noches, he acabado la novela en apenas 3 días y me pareció entretenida, adictiva y se me hizo corta. Nada más acabarla empece a buscar comentario y opiniones acerca de ella, cuando comence a leer no tenia ni idea de los premios ni de los millones de ejemplares vendidos, porque no me gusta tener una idea preconcebida de lo que voy a leer para que no me afecte en la opinión ni en el desarrolo del libro, prefiero crearme yo mismo una opinión intentar hace mi analisis propio de la estructura, personajes y demás aspectos del libro, siempre sin influencias enteras.
    Las críticas que le haces son algunas compartidas pero no reconocer al libro ninguna cosa buena, no lo entiendo.
    El fin de este libro es entretener y enganchar con ese ritmo y esos cambios tan trepidantes, me parecen genial la estructura de saltos en el tiempo, pensamientos y reflexiones que hace, hacen que la novela tenga un ritmo trepidante y adictivo.
    Coincido en que los personajes y sociedad están muy esteriotipados, dialogos infantiles incluso para los adultos, pero eso tambien hace que la novela no se relentice y te haga distraerte.
    Simplemente creo que si todos los puntos negaticos que dices de la novela, se hubieran mejorado para criticos «tiquismitis» y hubiera podido conservar la frescura y rapidez, sería una obra maestra, claro que para hacer eso tendría que ser un maestro, pero ha conseguido hacer una novela entretenida, con muchos fallos narrativos y simplicidades, pero quien sabe cual era el objetivo que perseguía el escritor, o que objetivo podía conseguir.

    Lo que si está claro es que se habla de la novela , te gusta mucho o no te gusta nada, y también hay gente a la que le parece aceptable, correcta, neutral como los suecos o ni fu ni fa, ha conseguido premios importante, criticas excelentes y malisimas, se habla de ella y vende, es similar a lo que sucede en la novela adie se dio cuenta que van en paralelo.

    Lo dicho, interesante crítica la tuya, pero creo que para poder juzgar de ese modo hay que aislar la novela antes de leerla, sin estereotipos ni información externa, sin influencias y teniendo en cuenta algo muy importante, el estado de animo personal y sitación en la que uno se encuentra el leerla, influyen y de que manera.

    Igual que para ser un buen escritor hay que tener cualidades, tecnica y vocación (además de muchas otras cosas), para ser un buen crítico tambien hay que tener

    Responder
    • Juan García
      junio 24, 2014 4:06 pm

      Completamente de acuerdo contigo Ángel.
      Dice …«Y llegamos así a la gran pregunta: ¿cómo es posible que un engendro de tan colosales dimensiones se haya convertido en un fenómeno literario? Con sinceridad, escapa por completo a mi discernimiento.»
      Muy fácil, de todas las personas que en el mundo lo han leído, críticos incluidos, hay muchísimos más que les ha gustado que los que como usted no le ha gustado nada. ¿No será que el raro es usted?
      Un cordial saludo

      Responder
      • David Parra Valcarce
        julio 1, 2014 5:12 pm

        Estimado Juan:
        Muchas gracias por su aportación. En respuesta a su pregunta final tengo la misma sensación que usted: dado el enorme éxito del libro, creo que el raro soy yo (aunque también considero que todos llevamos una capa de rareza).
        Un saludo muy cordial
        David Parra Valcarce

        Responder
    • David Parra Valcarce
      julio 1, 2014 5:05 pm

      Estimado Ángel:
      Muchas gracias por tu comentario. Veo que discrepamos en unas cuantas cosas (la discrepancia siempre es saludable) y que también coincidimos en algunas otras (por ejemplo, el amor a la literatura o la creencia de que cada lector es un universo distinto).
      Al final de tu intenso análisis escribes algo que me parece muy interesante: la influencia que tiene el estado de ánimo personal y situación en que uno se encuentra a la hora de leer y valorar una obra. A todo ello también añadiría los cambios que van conformando la personalidad según transcurre el paso del tiempo.
      En cualquier caso, a todos quienes formamos parte de Cincuentopía nos encantaría que nos propusieses nuevas lecturas para incorporar a nuestra comunidad.
      Un saludo muy cordial
      David Parra Valcarce

      Responder
  • Ufff, mira que soy romanticona, pero esas conversaciones tan ñoñas y absolutamente vacías entre la pareja protagonista me ponían muy nerviosa. Las encontré completamente inverosímiles, porque ¿cómo puede un hombre maduro enamorarse de una jovencita con la que mantiene conversaciones tan infantiles? Reconozco que emprendí la lectura impulsada por las excelentes críticas y que me fui desinflando a medida que avanzaba en la lectura. No puedo decir que sea uno de los peores libros que he leído, ni mucho menos, pero, en mi opinión, está bastante lejos de ser la «obra maestra» que algunos afirman que es. Entretenida, sin más.
    Será que me pasó como a Ana Isabel, que tras la Suite Francesa de Nemirovski el listón me quedó excesivamente alto para la siguiente lectura.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      julio 1, 2014 5:17 pm

      Estimada Elena:
      Muchas gracias por su comentario, más allá de la coincidencia en la valoración de la obra. Poco que añadir a lo ya indicado por su parte.
      Con respecto a Suite francesa de Irene Nemirovsky ¡qué podemos decir! Por un lado es una excelente novela de una gran novelista; y, por otro, su lectura pone un nudo en el estómago (por lo que escribe, por cómo lo escribe y por lo que ocurrió después de escribirlo). ¿Alguna recomendación adicional para los lectores de Cincuentopía?
      Un saludo muy cordial
      David Parra Valcarce

      Responder
  • Me causo mucha gracia su comentario …tal parece q usted se llamara en realidad John Banville,sus comentarios se parecen tanto a el cuando habla de Dicker………no sera pura envidia acaso??

    Responder
    • David Parra Valcarce
      agosto 4, 2014 8:15 pm

      Estimado Andrés:
      Muchas gracias por su comentario. Celebro haberle causado gracia. De momento no me llamo John Banville (ni en la realidad ni en la ficción) ni envidio a Joel Dicker aunque nunca se sabe los caminos que nos puede deparar el futuro.
      Un saludo muy cordial
      David Parra Valcarce

      Responder
  • Hay que tener la mente muy plana y una experiencia lectora perezosa y banal, para decir que te ha gustado este libro. Es impresentable desde todo punto de vista. Ni siquiera sé si llega a la altura de El código Da Vinci, Crepúsculo o Cincuenta sombras de Grey. Y esto lo digo muy en serio. El problema es que a estos tres libros que puse como ejemplo los promocionaron como lo que son. En cambio, la gente hablaba de Dicker como si fuera literatura seria. Realmente, el sector editorial está en un momento bajísimo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      agosto 4, 2014 8:19 pm

      Estimado Nacho:
      Muchas gracias por tu reflexión. Veo que tenemos una valoración muy similar de la obra. Desconozco si el sector editorial está en un momento tan bajo como afirmas pero, en cualquier caso, seguro que todavía tenemos muchos libros excelentes por leer.
      Un saludo muy cordial
      David Parra Valcarce

      Responder
  • Hola David.

    Debo decir que a mi me gustó la novela porque consiguió entretenerme y mantener el interés de lo que le había ocurrido a Nola.
    En general le doy una valoración positiva al libro.
    Aunque pienso que se hacía a veces pesado porque se describían ciertas escenas una y otra vez, y a veces no aportaban nada nuevo, los consejitos de Harry (¡Nada más que 31!) o las conversaciones extremadamente románticas entre él y Nola (aunque Nola le hablara siempre de usted).
    Creo que el problema de que la gente piense que es un mal libro es porque lo han comparado con los grandes de la literatura, y simplemente es un libro entretenido para leer en los ratos de tranquilidad.

    Un saludo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      septiembre 5, 2014 5:59 pm

      Estimada Carmen:
      Muchas gracias por tu comentario. Una de las cosas más grandiosas de la literatura (al menos para mí) es su capacidad para entretenernos y hacernos disfrutar. Como éste ha sido tu caso te doy la mayor enhorabuena. Y es muy posible que tengas toda la razón del mundo en la parte final de tu comentario: poner muy alto el listón de comparación del libro puede hacernos pensar que es peor de su verdadera calidad. Lo importante es que sigamos pasándolo bien, ¿no crees?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Estoy totalmente de acuerdo, he leído 1/4 y el libro es cada vez peor, una basura, personajes planísimos, situaciones forzadas, flashback peliculeros. Te respondo al por qué le gusta a la gente; nivel cultural y sociedad de masas, la misma explicación de por qué gusta a la gente «Mujeres, hombres y viceversa». No pretendas encontrar explicación a los gustos literarios de la gente.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      septiembre 5, 2014 6:28 pm

      Estimado Dabicito:
      Veo que ya estás muy «quemado» con el libro pese a haber leído únicamente la cuarta parte. Desde luego hay gustos para todo, como se puede comprobar en los comentarios de esta página. Como ya he indicado en más de una ocasión lo importante es disfrutar con lo que se está leyendo. Por cierto, ¿algún libro para recomendar a los internautas de Cincuentopía?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • No creo que esta novela sea tan buena como nos han querido hacer creer.
    La terminé de leer hará cosa de un mes. Me ha ocurrido como con alguna película. A alguien le gusta mucho una y no para de decir, «vete a verla,… vete a verla, es genial, no te la pierdas» y… cuando sales del cine tienes un puntito de amargor en la boca ya que, debido a la críticas, te habías hecho demasiadas ilusiones.
    Si no hubiese tenido ninguna información sobre este libro quizás mi sensación hubiese sido algo mejor. De todas formas creo que le sobran muchas páginas y un par de vueltas.
    También quiero comentar que últimamente una de las que más me ha gustado ha sido «Dispara, yo ya estoy muerto» de Julia Navaro

    Responder
    • David Parra Valcarce
      octubre 31, 2014 8:46 am

      Estimada Karmele:
      Muchas gracias por tu comentario. Creo que compartimos sentimientos comunes con relación a la novela aunque, por fortuna, hay gustos para todo. Es verdad que en ocasiones se nos crean expectativas muy grandes que luego no terminan de cumplirse, lo que incrementa nuestra decepción.
      Por otro lado tomo nota de tu recomendación de la obra de Julia Navarro (por cierto, un libro que supera las 900 páginas).
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • hola,

    [1] david, no estoy de acuerdo en tu comparacion entre la mosca oliendo una mierda y un boeing aterrizando en niza, y nabokov comparado con dicker. La mosca y el avion vuelan, y nabokov y dicker escriben. La comparacion más apropiada entre «lolita» y «quebert» no es entre el boeing y la mosca. Es entre el boeing y la mierda.

    [2]
    empezar a leer este libro (no he podido pasar de las 50-60 primeras paginas) me ha resultado muy interesante. Habia oido antes que habia ganado varios premios literarios, asi que estaba preparado a leer un buen libro bien escrito. Despues de leer unas pocas paginas habia algo que no me encajaba. Yo pensaba: «Esto está pero que muy, muy mal escrito. Parece como si fuera un ejercicio de redaccion de un estudiante de unos 16 años para el colegio. Por otra parte, ha ganado varios premios y casi gana el goncourt. Ah..! Ya entiendo lo que pasa aquí. Seguro que lo que está haciendo el escritor es engañandome, y nos está presentando un libro (ficticio) supuestamente escrito por otro autor, y más tarde empezará el libro «de verdad». Esta estrategia la habia usado mario vargas llosa con «la tia julia y el escribidor» (un libro (ficticio) torpe y lleno de topicos dentro de un libro (el verdadero) magistralmente escrito.

    Convencido de que más adelante iba a empezar el libro «verdadero», seguí leyendo más y más paginas,…pero no. Esto es lo que es. No era un truco literario como el de vargas llosa. Simplemente, dicker no sabe escribir. Punto.

    «El codigo de da vinci» (tampoco pude pasar de las primeras 30 páginas con este tampoco) es literatura «de supermercado», y me parece fenomenal que a los millones que personas que lo han leido les haya ayudado a pasar unas horas entretenidas. Lo que me parece muy coherente, es que a nadie se le ha ocurrido decir que el «da vinci» es una obra maestra de la literatura. Entiendo perfectamente que haya mucha gente a la que le guste leer el «harry quebert», porque es otro libro de ese estilo: estereotipos, tópicos, personajes unidimensionales, etc….HAsta aqui no hay sorpresas. Lo entiendo,…la vida es dificil (la crisis, la economia, el paro, etc…) y a veces lo que la gente quiere es pasar unas horas entretenidos sin tener que pensar en nada. Unos lo solucionan enfrente de la tele, y otros prefieren leer el «da vinci» o el «quebert».

    Lo que no me cabe en la cabeza es como es posible que alguien pueda considerar que el «quebert» es literatura seria. Este libro está muy mal escrito.

    No he leido muchos libros tipo thriller, pero hace poco lei «Perdida» (Gillian Flynn) y me parecio que aquello estaba muy bien escrito. En contra, en cada pagina del «quebert» encontraba algo que me hacia pensar: «lo siento, pero esto no funciona. La agente no habla así, o nadie reacciona de esa forma. No me lo creo. Yo estoy leyendo este libro para que el escritor me cuente una historia imaginada. Sé que la historia no es real, pero quiero que el escritor me ayude a que me lo crea, pero escribe tan mal que no lo consigue»

    Me interesaria muchismo poder leer las discusiones que tuvieron los criticos que participaron en los comites de seleccion de esos premios literarios cuando juzgaban al «quebert». Simplemente, no lo entiendo .

    hasta luego,

    c

    Responder
    • David Parra Valcarce
      octubre 31, 2014 8:56 am

      Estimado Carlos:
      Desde luego te has despachado a gusto y lo has hecho con argumentos bastante sólidos (al menos desde mi punto de vista). Gracias por compartir tus sentimientos y comentarios con los seguidores de Cincuentopía.
      Nunca he logrado comprender bien las pautas del mercado editorial y este caso es un notable ejemplo de ello. Desde luego si realizas la comparación entre este libro y el de Mario Vargas Llosa pones el listón tan alto que casi cualquier novela está condenada a estrellarse.
      No he leído «Perdida» y tampoco he visto la película que han estrenado recientemente y cuyo argumento se basa en la obra. Queda apuntada para próximas ocasiones.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Saludos David y a los lectores de cincuentopia.

    Es curioso como la vida siempre nos sorprende, esperaba encontrar críticas maravillosas, y me encuentro con todo lo contrario en su mayoría. Me quedo con sus respuestas correctas David, fue un gusto leerlas. Aunque, le soy sincero, me entristece que no haya podido apreciar el libro ni disfrutarlo como yo lo hice, La Verdad sobre el caso Harry Quebert es una de las mejores experiencias literarias que he tenido en mi vida.

    La publicidad que tuvo este libro me llamó la atención, pero tanto su portada, el nombre e incluso la reseña no me llamó la atención en lo más mínimo. Pasaron los meses y lo veía en todos los foros, hasta en la lista de los más descargados y comprados en Internet. No lo entendía, hasta que un día lo leí. Yo no soy crítico literario, no soy asiduo a la lectura como me gustaría, a lo sumo 10 libros. En cambio si soy escritor, escribo cine y televisión.

    Puede tener errores, y sí, tiene algunos fallos narrativos, pero no me avergüenza decir que es apasionante, innovador y sobre todo adictivo. Me enamoré de Nola, una niña de 15 años. Entendí mejor el amor sin fronteras de mi amigo Humbert Humbert, protagonista de Lolita de Nabokov, cada consejo literario de Harry lo aplico en mi día a día y los resultados son magníficos, pude ver en mis ojos proyectarse una película de 7 horas de duración, perfecta, atractiva y leerla con el soundtrack de la película Gone Girl fue un plus extraordinario. Como le digo al principio, toda una experiencia que no olvidaré.

    Sin más que decir,
    Sergio / @lagartonline

    Responder
    • David Parra Valcarce
      octubre 31, 2014 9:22 am

      Estimado Sergio:
      Muchas gracias por su comentario. Desde luego este libro ha generado (y sigue haciéndolo) una gran expectación y todo tipo de comentarios de la más variada índole. Creo que esto es lo más positivo del asunto y una de las cosas más gratificantes al redactar estas reseñas: contrastar opiniones con los seguidores de Cincuentopía.
      Me alegra que haya podido disfrutar del libro como ya lo han hecho millones de personas en todo el mundo y en diferentes lenguas. Y si, además, puede aplicar algunos de sus consejos literarios a la vida cotidiana, entonces la cosa mejora todavía más. Le deseo mucha suerte en su trayectoria como guionista (sin duda un ámbito de lo más complicado).
      Como comenté con otro lector (Carlos) no he visto la película «Perdida» («Gone Girl» en el original) y tampoco he escuchado su banda sonora. Tengo que ponerme con ello porque son ya varias las personas que me han hablado bien tanto del filme como de su soundtrack.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • David:
    Anoche terminé de leer la novela y rara vez, como me ocurrió hoy, busco algún tipo de reseña o comentario que me ayude a entender y encontrar mi opinión. Por ello le agradezco porque ha puesto en orden mis ideas.
    Considero que La Verdad sobre el caso Harry Quebert es una novela que me mantuvo al filo, la leí con pasión en espera continua de esa serie de estocadas crónicas que uno como lector anhela recibir para clavarse más. Nunca las encontré pero ahí estuve por más de seiscientas páginas.
    Al descubrirse la trama y develar al asesino, me di cuenta que estaba jugando al “Adivina Quién”, un juego de mesa muy conocido en México. “Estoy jugando con el escritor”, pensé en algún momento de mi lectura. Algunos de los giros me resultaron absurdos, mal logrados e inclusive llegué a estar confundido pero al final de cuentas la novela fue en sí, solo un juego.
    No obstante encuentro dos puntos a destacar: Creo que la novela tiene esa rara capacidad de acercar la literatura a nuevos lectores. Aquellos que como un servidor, tenemos poca experiencia y conocimientos literarios. Sencillamente nos invita a seguir leyendo, lo que sea, pero seguir leyendo y no sé si concuerde conmigo, pero estoy convencido que en este planeta si algo hace falta son lectores. Ya con el tiempo la lectura nos hará más críticos, pero de inicio este libro es una llave de entrada, accesible.
    El otro punto es sobre los personajes, los lugares comunes, los escenarios. Considero que están muy bien logrados porque siendo franco, desde un inicio la novela no promete más. Basta con leer las primeras páginas para saber a lo que uno se va a enfrentar, quizás deberían añadirle un subtítulo que diga: “Entre bajo su propio riesgo” y aquellos que nos aventuramos a entrar descubrimos lo que siempre supimos que encontraríamos en sus páginas.
    Como decían en la escuela: Si ya te aventaste, no te quejes.
    Un fraternal abrazo
    Jaime E. Almeida

    Responder
    • David Parra Valcarce
      noviembre 22, 2014 2:41 pm

      Estimado Jaime:
      Le agradezco su reflexión y que la comparta con todos nosotros. Expone en su comentario muchas ideas y todas ellas sumamente interesantes.
      Comparto algunas de su afirmaciones (en este planeta faltan lectores) y discrepo con otras (su positiva valoración de personajes, lugares comunes y escenarios). En cualquier caso creo que hay un nexo (muy sólido) que nos une a ambos (y que extiendo a los seguidores de Cincuentopía): nuestro amor por la literatura, por las narraciones que nos hacen soñar y por las reflexiones que nos hacen pensar. Porque el poder de la literatura puede llegar a ser casi infinito.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Hernán Jiménez Madrigal
    enero 9, 2015 3:08 pm

    He leído a vuelo de pájaro los comentarios sobre el bodrio de Joel Dicker, y, a vuelo de pájaro también, trataré de hacer algunos comentarios generales. Me identifico totalmente con David Parra: el libro es una estafa literaria, míresele desde el punto de vista que se le mire, y se podría, si valiera la pena, pero creo que no, hacer un profundo análisis sobre las ostensibles falencias literarias del esperpento ese. Pero no lo voy a hacer, porque sintiéndome estafado después de más de 600 páginas inanes e intrascendentes, siento que hacerlo sería como rendirle un homenaje inmerecido a un escribidor (no creo que alcance para escritor), tan malo. Aunque de entrada no me extraña. Después de la revolución culturada inspirada por la Revolución Francesa y que trascendió tal vez hasta los años 80’s, se hizo un corte cultural por lo bajo, a fin de globalizar la cultura, considerado que los intelectuales eran menos, y fue así como vinimos a parar en los bajos niveles que rigen nuestro ámbito artístico y cultural en general. Ahora se promueven libros con gran tiraje y de fácil lectura, como este y muchos que andan por ahí en las estanterías de las grandes superficies. El método es simple: se le invierte un gran capital marketing a una obrita medio leíble, con un tema insulso de telenovela de quinta, se lleva al cine, se traduce a varios idiomas (33 en el caso del señor Dicker), y se engaña al público, Porque en la cultura Facebook no se requiere pensar, solo decir like o no like, para mantenerse en los estándares de estupidez exigibles por el medio. Esa misma cultura es la que ha encumbrado a las Lady Gaga y endiosado a tantas figuras del deporte que insumen enormes sumas de dinero y papel periódico.

    Responder
  • Hernán Jiménez Madrigal
    enero 9, 2015 4:21 pm

    Empecemos por lo literario. He oído justificaciones que refieren a la obra de Dicker como entretenida. ¡Por Dios! Les confieso que me la leí, justamente por lo mala que es: no podía creer, después de unas 20 páginas, que ese fuera un betseller traducido a tantos idiomas, entonces me picó la curiosidad y quise saber hasta dónde a llegado la inmoralidad y el mero marketing editorial, y me convencí, al final, que las esperanzas que nos quedan son pocas. Esto se acabó. Es, como dice David, lo más malo (¡pésimo!) que he leído en los últimos tiempos. Dicker parece un alumno recién egresado de un club literario de amigos, que desconoce las verdaderas técnicas literarias: sus oraciones y estilo son convencionales hasta la hartera y en ninguna parte hace el menor giro literario que, por lo menos desde la técnica, atrape al lector. Es paleto, plano, insubstancial, un fraude literario. Repite las miasmas 2000 o 3000 palabras que tal vez haya utilizado (si no es que estoy exagerando), y solo consigue un acentuado efecto somnífero.
    Y si vamos a tratar la temática: poco hay que decir. Dicker confunde el suspense, el verdadero suspense que debe ser una obra de arte donde al final se hagan encajar todas las partes de la narración de una manera estética, lógica y creíble, con el caprichoso e inverosímil cambio de roles de los personajes sobre la marcha; de manera desencajada, arbitraria, desconectada, antiestética. El asesino pudo ser cualquiera, puesto que el hilo de la narración es tan malo y genera tan pocas incógnitas que no sorprendería cualquier giro caprichoso, por lo absurdo.
    ¿Cuáles son las características que configuran a la protagonista NOLA como la heroína del cuento? No existen, y resulta desde todos los ángulos inverosímil que una niña de 15 años pueda manipular de esa manera el eje de toda la novela. Ni siquiera se pinta como de una hermosura fuera de lo normal, y aún así, se le otorga el privilegio ficticio de juzgar literariamente la obra del protagonista, y hasta de hacerle las transcripciones de sus borradores. Eso nadie lo cree. Como nadie cree que un «extraordinario escritor» (para utilizar el tono hiperbólico que sostiene Dicker a lo largo del texto, se prende de una niñita de 15 años sin otra característica especial que andar chupándosela al policía, posar desnuda (¡a los 15años!) para un desconocido, y andar metida (sin supervisión paterna) en la casa de un adulto o trabajando de mesera a los 15 años, expuesta a todos los riesgos que ello implica. Eso no es creíble. Como tampoco es creíble el nexo entre Harry y Marcus; no son creíbles las razones de su amistad.¿Si son ambos los grandes escritores que el narrador nos predica a cada párrafo?¡ ¿Y en dónde radica su grandeza? ¿Dos escritores aficionados al boxeo? Tampoco es tan creíble.
    En conclusión: es una vergüenza que una editorial de tanto prestigio estafe de esta manera tan ostensible a sus lectores. Porque uno siempre debe poner el listón de comparación con la tradición literaria, y este Dicker es un fraude total, que no merece ser leído ni ser tenido como referente de nada bueno, sí como paradigma de la literatura de supermercado para ama de casas desocupadas, literatura de sofá de consultorio, Un asalto a la buena fe.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      enero 22, 2015 4:48 pm

      Estimado Hernán:
      Me he sentido un tanto abrumado ante la densidad de su análisis. En cualquier caso, muchas gracias por sus comentarios y por habernos dedicado su tiempo y esfuerzo a dialogar en este espacio dedicado a la literatura.
      Desde luego en su reflexión «reparte estopa» por doquier. Es público y notorio que a mí el libro no me gustó aunque carezco de conocimiento para determinar si su exitosa comercialización responde a un gigantesco plan de marketing, a la depauperación del negocio editorial, a la degradación del actual entorno cultural o la suma de todos estos factores.
      Es verdad que en ocasiones da un tanto de lástima (al menos a mí) mirar los anaqueles de las librerías y comprobar la baja calidad de las obras apiladas. Aunque, por contra, de vez en cuando uno se encuentra con grandes joyas que le resarcen de todo esto.
      Me gustaría, si fuera posible, que nos hiciera llegar algunas de sus sugerencias literarias para incorporar a Cincuentopía.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Estimado David,

    He visto que los comentarios referentes al post tienen ya algún tiempo, pero aún así me he animado a participar.

    Buscando el autor de la portada del libro que estamos comentando, he caído por curiosidad en cincuentopía y he leído el post y la mayor parte de los comentarios.

    Hará como medio año que me leí la novela, recomendada por mi pareja, al que le tuvo enganchado por una semana en la versión traducida al inglés.

    Puesto que actualmente dedico mi tiempo en estos últimos años a formarme, prácticamente solo leo por ocio (me refiero a novelas) en verano. Con la recomendación pensé entonces: genial, algo rápido y entretenido que me enganche fácilmente.

    Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo con su análisis. Terminé la novela en pocos días (creo más bien por mi anhelo de literatura), aunque la sensación que me embargó de forma continua durante el proceso fue: vaya bodrio de literatura, parece escrito con la intención de vender los derechos para hacer una película holliwoodiense (o más bien una de sobremesa de antena 3). Es como si estuviese leyendo un guión que busca el aplauso fácil con continuos giros «insospechados».

    Es decir, a mi también me sorprende que algo tan mal escrito (no recuerdo haber tenido una sensación igual en relación, no tanto con el contenido sino con la forma, en ninguna novela reciente), haya tenido tantísimo reconocimiento.

    De hecho, y llegando al objetivo de mi comentario, me ha gustado tanto su opinión, que me he hecho seguidora de cincuentopía.

    Un cordial saludo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 18, 2015 2:11 pm

      Estimada Almudena:
      Lamento que la lectura del libro no haya resultado de su agrado, máxime cuando veo que disfruta de muy poco tiempo libre. En cualquier caso, son «gajes del oficio», no siempre lo que leemos responde a las expectativas que nos habíamos creado y este libro lo pone de manifiesto (al menos para algunos de nosotros).
      Le agradezco que se haya incorporado a Cincuentopía. Espero que los contenidos que día a día vamos ofreciendo le resulten interesantes. ¿Querría hacernos alguna sugerencia en este sentido?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Me siento más acompañada con estas criticas, voy por la mitad y estoy mortalmente aburrida! Que bodrio!

    Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 18, 2015 2:15 pm

      Estimada Silvina:
      No sé si le habrá dado tiempo a leer la otra mitad y si se reafirma en su comentario o desea introducir alguna otra matización. Como puede observar hay opiniones para todos los gustos. ¿Consiguió llegar hasta el final?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Pues para mi fue un excelente libro considero que su punto de vista es bueno mas que lleva 10 años y escrito muchas revistas y libros, por lo cual yo si termine de leerlo de ante mano pues agradezco su punto de vista , yo en cuestión de libros soy muy novato apenas estoy empezado el fomento a la lectura voy a 1 año de leer y creo que voy 5 libros por el mismo tiempo que te quitan el trabajo

    Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 18, 2015 2:17 pm

      Estimado Roberto:
      Le agradezco su comentario. Veo que se encuentra en el grupo de quienes han disfrutado del libro y le doy la enhorabuena por ello. Advertirá que hay toda clase de opiniones y que unas difieren bastante de las otras. ¿Podría compartir con nosotros cuál será su próxima lectura?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Hernán Caputo
    febrero 25, 2015 3:30 pm

    Absolutamente de acuerdo con el análisis efectuado a este libro de Dicker, por David Parra, no entiendo como un libro tan malo en todos sus aspectos y con sus personajes estúpidos e irreales pueda haber alcanzado el éxito del cual se habla.
    También escapa a mi descernimiento.

    Hernán Caputo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      marzo 24, 2015 5:56 pm

      Estimado Hernán:
      Veo que el debate sobre el libro de Joël Dicker no se agota, lo que es muy positivo (bienvenido todo lo que sea hablar acerca de literatura). Muchas gracias por su aportación y espero que próximas reseñas sirvan para reflexionar sobre libros que le resulten más interesantes.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
    • angie roman
      abril 9, 2015 1:26 pm

      Absolutamente de acuerdo. No lo recomiendo. Pesadísimo y aburrido.

      No se como ha llegado a best seller

      Responder
      • David Parra Valcarce
        mayo 1, 2015 2:01 pm

        Estimada Angie:
        Muchas gracias por su comentario. Una vez más se pone de manifiesto la pluralidad de las opiniones en este foro. Desde luego el libro de Joël Dicker ha suscitado un formidable debate, el mayor de todos los textos reseñados hasta la fecha. En cualquier caso, como siempre me gusta afirmar, lo importante es que sigamos disfrutando de la lectura y compartiendo en la medida de lo posible estos espacios comunes de intercambio de pareceres.
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
  • ¡Ufff! Que alivio ha sido encontrar tu comentario David. Vista tanta fanfarria pensé que era yo el raro…..

    Responder
    • David Parra Valcarce
      marzo 24, 2015 5:59 pm

      Estimado Manuel:
      Como puedes ver las opiniones en este foro están de lo más divididas confirmando el aserto de que hay gustos para todos y para todo. Muchas gracias por tu comentario. ¿Quieres compartir con los seguidores de Cincuentopía alguna de tus últimas lecturas?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Arjhoan Jimenez
    abril 6, 2015 5:30 am

    El problema, amigo David, es que no entendiste la buena historía que relata ese gran libro. Estuviste mas concentrado en criticar cada palabra que leias desde la pagina 10.

    No te preocupes, reflexionar y analizar las cosas mas allá de nuestra nariz, no puede hacerlo cualquier persona.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      mayo 1, 2015 1:47 pm

      Estimado Arjhoan:
      Muchas gracias por tu comentario. Nunca hay que descartar cualquier tipo de posibilidad, ni en el vida ni en la literatura. No tengo la percepción que tú indicas aunque en muchas ocasiones el interesado es el último en enterarse acerca de ese tipo de sensaciones. Me alegra que a ti sí te gustara el libro y coincido plenamente contigo en tu última apreciación: no todo el mundo tiene la capacidad de reflexionar y analizar las cosas más allá de su nariz pero tampoco hay que preocuparse en exceso por ello.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Nancy Lobelo
    abril 12, 2015 4:24 am

    Hola a todos, les escribo desde Colombia. Estoy totalmente de acuerdo con el autor de esta crítica literaria, el argumento de este libro me pareció traído de los cabellos y la mezcla absurda de varios géneros de cine: Novelón, Terror, Suspenso, Policíaca….en fin, lo más parecido a las novelitas que leía de niña en las revistas, tipo Corín Tellado. Sin embargo, tengo que anotar que a mi hijo pre-adolescente le encantó. No será cuestión de nuevas generaciones? Saludos,

    Responder
    • David Parra Valcarce
      mayo 1, 2015 2:08 pm

      Estimada Nancy:
      ¡Caramba! Introduce usted un concepto con el que, debo confesar, no había contado: ¿y si «La verdad sobre el caso Harry Quebert» fuera más una obra para preadolescentes/adolescentes que para adultos? Queda planteada la cuestión para los seguidores de Cincuentopía. ¿Cómo lo ven?
      Muchas gracias por su comentario porque me ha parecido de lo más agudo y esclarecedor. Quizá estemos considerando el libro desde una perspectiva por completo inadecuada. En cualquier caso, vuelvo a reiterar mi llamamiento a nuestros seguidores para que opinen sobre dicho planteamiento.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • A mi me pasa todo lo contrario. El libro me gustó bastante. Pero si creo que es un libro pensado para adolescentes y jóvenes, porque en realidad no es una narración excelente y algunos diálogos parecen muy forzados. Creo que hay partes que realmente debieron omitirse ya que no aportan nada a la historia.

    Lo leí de una manera lenta: leía de 1 a 3 capítulos cada noche y eso me daba tiempo de pensar todo el día en lo siguiente que iba a pasar y lo siguiente que se iba a descubrir.

    Lo que más me gustó es los saltos en el tiempo a medida que se cuenta la historia.

    En general es un buen libro (No excelente) pero para pasar varias tardes disfrutando de su lectura

    Responder
    • David Parra Valcarce
      julio 9, 2015 10:02 am

      Estimado Andrés:
      Muchas gracias por su comentario. Veo con gran satisfacción que el debate sobre el libro de Joël Dicker se prolonga, lo que da idea de su enorme vitalidad. Su afirmación guarda una cierta relación con una aportación de otra de nuestras seguidoras, Nancy Lobelo, quien indicaba que a su hijo adolescente el libro le había gustado bastante. Desde luego su método de lectura pausada (de 1 a 3 capítulos cada noche) parece ser bastante acertado, por lo que lo recomiendo para todos los potenciales lectores. ¿Tendría usted alguna sugerencia de futura lectura para los seguidores de Cincuentopía?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Buenos días, soy de Colombia y adquirí este libro por recomendación de un BookTuber que hablaba maravillas de él y la verdad esperaba muchísimo más.

    Para ser un libro tan largo, esperaba un montón de acertijos bien trabajados y la verdad es que tiene un montón de cosas que hubieran podido omitirse y que en realidad no aportan nada a la historia en general, como los diálogos entre Marcus y su mamá, por ejemplo.

    La leí como de a 4 o 5 capítulos diarios y eso me daba tiempo de asimilar todo lo que leía y también me daba tiempo para fantasear teorías sobre lo que pasaría después.

    Algo que si rescato del libro es el final, que aunque todo, pasa tan rápido, todo empezaba a encajar y las acciones pasadas empezaban a tener sentido.

    Lo que más me sorprendió fue la verdad sobre Los Orígenes del Mal y sobre el verdadero asesino. Al menos a mi no se había ocurrido, aunque tenía una larga lista de sospechosos que cambiaban según iba leyendo.

    En general le daría 3 estrellas y media de 5, y no me dan ganas de leerlo otra vez

    Gracias si se tomaron el tiempo de leer mis aportes

    Hasta pronto

    Responder
    • David Parra Valcarce
      julio 27, 2015 10:13 pm

      Estimado Andrés:
      Muchas gracias por su detallado análisis que abre nuevas perspectivas a este extenso debate sobre el libro de Joël Dicker en el que nos encontramos durante estos últimos meses y en el que, como habrá advertido, hay opiniones para todos los gustos.
      Es posible que usted aporte una clave novedosa para optimizar la lectura de la obra: ir poco a poco, asimilar lo leído y fantasear y tratar de adivinar lo que vendría a continuación. Si a usted le ha ido bien, es puede que también sirva para que algunos de nuestros seguidores se decanten por este texto.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Muchas gracias. Me he alegrado mucho de encontrar una crítica que coincida con lo que pienso sobre el libro. Un saludo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      octubre 8, 2015 7:39 pm

      Estimada Cristina:
      Muchas gracias por su comentario. Me alegro por la coincidencia aunque siento que no haya podido disfrutar con la novela. En cualquier caso, siempre vendrán nuevos libros que nos alegrarán la existencia y nos abrirán la mente.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Contaré lo que me dijo una chica sobre este libro : «El escritor parece ñoño».Ok, quizás ella tenga razón, pero lo importante es leer. Y mi intención es acabar este libro.

    Buenas son vuestras opiniones, pues me permite leer y me permite pensar. Y después de leer este libro, pienso leer «Los últimos días de nuestros padres»

    Responder
    • David Parra Valcarce
      octubre 8, 2015 7:44 pm

      Estimado José:
      Muchas gracias por tu comentario. Das plenamente en el clavo con tus consideraciones: lo importante es leer y que cada quien se forme su juicio de valor a partir del pensamiento propio. ¿Leíste ya «Los últimos días de nuestros padres»? En caso afirmativo, ¿qué te pareció la novela?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
    • Gracias por esta crítica, estaba empezando a pensar que era yo la rara.Vaya libro malo. Todos los personajes están muy poco logrados, bueno nada, pero especialmente, lo de los personajes femeninos no tiene nombre. En mi vida había visto semejantes caricaturas y además mal hechas. Realmente no entiendo como este libro puede estar ya no tan premiado, ni siquiera premiado

      Responder
      • David Parra Valcarce
        octubre 21, 2015 5:26 pm

        Estimada Miriam:
        Muchas gracias por tu comentario. Veo que te incluyes en la parte de nuestros lectores a quienes el libro no ha gustado en absoluto. Como verás está habiendo opiniones para todos los gustos. Esperemos que en próximos libros puedas disfrutar más intensamente de esta gran pasión que es la literatura.
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
  • Completamente de acuerdo con la crítica hecha al caso Harry Quebert. Mala literatura, personajes burdos y totalmente inverosímiles, una trama que parece copy-paste de los peores momentos de las series policiales norteamericanas más mediocres. ¿Qué diabólica campaña de marketing encumbró a este pseudo-escritor? Gracias por la recomendación del libro de John Williams. Necesito desintoxicarme y lo que comentáis de Stoner suena muy interesante. Saludos.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      noviembre 24, 2015 6:53 pm

      Estimada Lidia:
      Muchas gracias por tu comentario. Parece que últimamente proliferan más lo que opinan en contra del libro de Dicker que quienes se muestran a favor. Ignoro si la campaña de marketing ha sido diabólica pero lo cierto es que parece haber resultado muy eficaz. Respecto al libro de John Williams, Stoner, estoy convencido de que será de tu agrado y te servirá de elemento de desintoxicación. Me gustaría que nos dijeras tu opinión una vez lo hayas leído.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • El libro es increible, un entramado de misterio que tiene al lector constantemente intrigado durante toda la obra. Una sucesión de acontecimientos completamente impredecibles por parte del lector que lo convierte en un libro realmente interesante, respecto a la crítica no podría estar más en desacuerdo con el autor, no me parecen personajes ni hechos inverosímiles ni mucho menos, siento mucho que haya estado usted mas tiempo pendiente de criticar negativamente el trabajo del señor Dicker que de disfrutar de la obra, una lastima… Saludos y recomiendo su lectura 5/5

    Responder
    • David Parra Valcarce
      marzo 3, 2016 2:44 pm

      Estimado Rafael:
      Muchas gracias por su comentario. Me alegra comprobar que ha podido disfrutar de manera tan intensa con el libro. Como puede observar continúan sucediéndose los juicios de toda índole sobre la obra. Considero que siempre es positivo poder hablar de literatura, cada uno en los términos que más le satisfaga.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • He leído el libro con las espectativas muy altas y el fiasco ha sido grande. Debo reconocer que la trama no está mal, y que las sorpresas no acaban hasta el final, perp eso no hace un buen libro. De hecho, parece que el propio Dicker tiene un poco distorsionado el concepto de literatura, y esto se va viendo poco a poco en los consejos que Quebert da a Goldman sobre como escribir, antes de cada capítulo. Son más bien consejos sobre como escribir paraliteratura (mantén despierto el interés, deja una sorpresa para el final… Le falta decir, escribe siempre sagas). El mismo autor reconoce en el libro que la industria editorial crea productos vendibles. Me parece un libro nalillo, pero su autor debe ser un tipo bien listo.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      abril 21, 2016 11:27 pm

      Estimado Quim:
      Tras casi dos años de la publicación de la reseña el libro continúa suscitando el debate, lo que dice bastante sobre su nivel de impacto con independencia de la opinión favorable o desfavorable (como es su caso) que causa. Muchas gracias por añadir un nuevo punto de vista a este formidable intercambio de pareceres generado.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Creo que este es un magnífico libro básicamente por la originalidad de su planteamiento. Entiendo a aquellos que reniegan de él ya que es algo parecido a lo que me pasa a mí con las películas de Hanenke. Nos negamos en rotundo a jugar desde unas premisas, y además a un juego que no nos gusta.

    Al lector al que le apasionen los libros con unos cimientos sólidos, no le va a gustar este libro. Al lector que sin embargo busque desconectar sin psicoanalizar a cada personaje y admire la fachada sin entrar en si el edificio puede desmoronarse o no, le encantará el libro.

    Honestamente yo soy de los que busca entretenimiento ligero, sin mucha descripción, con mucho diálogo, con mucha historia. Y la construcción de esta magnígica historia me ha parecido una obra maestra.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      junio 3, 2016 8:58 pm

      Estimado fellOw:
      Muchas gracias por su comentario. Realiza un análisis francamente interesante del libro. Sin duda su punto de vista puede servir de referencia para nuevas lecturas de esta obra. Y si además, como es el caso, ha disfrutado con el texto, mejor que mejor.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Jesus estevez
    junio 15, 2016 8:23 pm

    Aprendi algo de este libro: (cita de Harry Quebert)»»—¿Sabe usted lo que es un editor? Un escritor frustrado con un papá con suficiente dinero como para permitirle apropiarse del talento de los demás.»» Un editor es muy parecido a un critico en muchas formas. Me encantaria leer un gran libro de David Parra Valcarce.¿Alguna recomendación?

    Responder
    • David Parra Valcarce
      junio 24, 2016 6:46 pm

      Estimado Jesús:
      Muchas gracias por su comentario. ¡Hay que ver lo que está dando de sí la reseña de este libro después de más de dos años de su publicación! En cualquier caso, lo importante es que se hable de literatura y del placer de leer. Me alegra que le haya servido también de elemento adicional de aprendizaje. En cuando a la cuestión que me plantea, me temo que por el momento no estoy en condiciones de proporcionarle ninguna recomendación digna de su consideración.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Regina Nebreda
    julio 17, 2016 1:05 pm

    Hola David
    estoy tratando de leer este libro pero no logro avanzar porque me esta pareciendo simplemente horrible. Pero como las críticas son tan buenas y esta premiado en Francia estaba pensando q la rara era yo. Y me he puesto a indagar más críticas hasta dar con tu blog. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Soy lectora de novela policíaca y esto no tiene nombre. Un saludo cordial antes de ir a tirar a la basura este libro.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      julio 21, 2016 7:40 pm

      Estimada Regina:
      Muchas gracias por tu comentario. Lamento que el libro te esté pareciendo tan horrible como me lo pareció a mí. No obstante verás que hay opiniones para todos los gustos en relación con la obra. En cualquier caso, dado que te declaras lectora de novela policíaca, ¿podrías compartir con los seguidores de Cincuentopía algún libro que hayas leído hace poco o tengas previsto leer en breve?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • 35. Treinta y cinco páginas he podido soportar. Esto no es serio, por favor. No soy ningún erudito pero me considero lector habitual y leer esto es la antítesis de una novela madura. Creo sinceramente que para adolescentes ya chirría.
    Vacío, banal, lleno de clichés y diálogos insultantemente planos y naífs, personajes nada definidos…
    He leído novela negra, desde clásicos hasta autores noveles y ninguno, insisto, ninguno me ha parecido una tomadura de pelo como lo que he leído de esto.
    Bajo el hielo, de Bernard Minier, su primera novela o El Círculo, también del autor francés, destrozan esta obra.
    Aun así, y superando prejuicios y sugestiones, intentaré leerlo.
    De acuerdo con usted y todos los lectores defraudados. La novela negra es algo más.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      septiembre 19, 2016 4:13 pm

      Estimado Javier:
      Muchas gracias por su comentario. Compruebo que finalmente concluyó el libro aunque su negativa impresión inicial no se ha visto modificada. Dada su predilección por la novela negra, ¿sugeriría a los lectores de Cincuentopía algún título adicional además de los ya mencionados (Bajo el hielo y El Círculo)?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • No puedo estar más de acuerdo…. Es uno de los peores libros que he leído en mi vida. No puedo ni quiero seguir leyendo pero quería saber qué horror se le habrá ocurrido para terminarla.

    Responder
    • La he terminado y me reafirmo: es una tomadura de pelo. Un bodrio, un atentado contra la decencia y el buen gusto, que diría Ignatius Reilly. Eso sí, ligerita de leer, simple y torpe narrativa, diálogos estúpidos, descripciones para escolares de primaria…etc.
      Menudo producto de marketing.
      Ahora a desintoxicarse con cualquier otra obra.

      Responder
    • David Parra Valcarce
      septiembre 19, 2016 4:16 pm

      Estimada Teresa:
      Lamento, aunque comprendo, tu profunda decepción con la obra. ¿Te gustaría sugerir a los lectores de Cincuentopía algún libro que te parezca de particular interés?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Me parece a mi que lo que tienes es una envidia…El libro es excelente de lo mejorcito que leído de novela policíaca, ya que entretiene y hace unos giros inesperados de su trama. El lector no es capaz de saber hasta el final quien es el culpable. Te daría más argumentos, pero no sabría explicárselo a alguien que no entiende la literatura.

    Responder
    • No es gran cosa, pero tampoco es como para hablar de la peor obra que has leído. Estáis poco curtidos.

      Hace un año, aguante un «petardo» espectacular, un thriller histórico en la Grecia clásica «Muerte en la Acrópolis». Algo inigualable. Mi padre lo leyó y me dijo que era lo más parecido a los comics del Jabato, pero sin viñetas.

      He leído también el último de Dicker, «el libro de los de Baltimore» es muy ligero, homenaje a Sawyer y a Finn.

      Responder
      • David Parra Valcarce
        septiembre 19, 2016 4:24 pm

        Estimada Maider:
        Muchas gracias por tu comentario. En realidad la baremación de la literatura resulta particularmente difícil aunque lo que cuenta es el poso final que deja un libro tras haber sido leído. ¿Alguna sugerencia para los seguidores de Cincuentopía?
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
    • David Parra Valcarce
      septiembre 19, 2016 4:19 pm

      Estimada Marta:
      Muchas gracias por tu comentario. Verás que, después de casi dos años y medio, el libro continúa suscitando toda clase de reacciones. Me alegra saber que en tu caso te ha satisfecho su lectura. ¿Querrías compartir con los lectores de Cincuentopía alguna preferencia literaria adicional?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Llego a este blog buscando motivos para seguir con el libro. Lo he empezado a leer tras la exacerbada recomendación de mi prima este verano, y la verdad es que lo he empezado con ganas y, aunque me daba cuenta de que la literatura no era muy brillante (no me importa, en algunas ocasiones tan sólo busco un libro entretenido que me permita desconectar), me había enganchado. Pero cuanto más ahondo en la historia de amor, más insufrible se me hace. Ya no es que sea poco creíble y exageradamente cursi, es que sus conversaciones no abarcan más que decirse lo mucho que se quieren. Por no hablar de que no hay por donde coger que un hombre de 30 y pico años se encapriche de una adolescente de actitud tan niñata (sería diferente si fuera una niña madura) si nunca antes había sentido atracción hacia jovencitas.

    Lo malo es que no es sólo en esa relación, sino que todas las expresiones amorosas que se muestran en la novela son cursis, exageradas y obsesivas. Por no hablar de los personajes planos y simples.

    En fin, que termino la crítica y todos los comentarios y sigo sin ganas de seguir con la lectura. Si alguien puede darme algún motivo para seguir, sería de agradecer. No me gusta dejar libros a medias.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 10, 2017 10:47 am

      Estimada Hoja:
      Muchas gracias por tu comentario y disculpa el retraso en responderte. Dado el tiempo transcurrido, únicamente me queda plantearte la inevitable cuestión: ¿conseguiste concluir la lectura del libro?
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
    • Por fin después de haber leído miles de críticas infladas de elogios sobre el libro encuentro a alguien con quien estoy 100% de acuerdo

      Responder
      • David Parra Valcarce
        julio 5, 2017 3:21 pm

        Estimada Carolina:
        Resulta asombroso pero más de tres años después continúa el debate sobre este libro de Joël Dicker. Poco más que añadir (habrás visto que hay comentarios para todos los gustos).
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
    • Alberto Mendizábal
      mayo 1, 2018 12:06 am

      Me siento muy identificado con el comentario y con la critica del libro. Solo había leído elogios sobre el mismo, pero después de leer con mucho esfuerzo unas 100 páginas, ya no lo podía soportar y me puse a buscar críticas en otros lugares de los que suelo frecuentar. Gracias por ayudarme a dejarlo, voy a empezar a leer algo de Camilla Lackberg. Saludos

      Responder
      • David Parra Valcarce
        diciembre 19, 2018 2:39 pm

        Estimado Alberto:
        Muchas gracias por su comentario. Lo cierto es que no hay unanimidad a la hora de valorar la calidad de la obra (tal y como puede comprobar por los comentario que se van acumulando). ¿Qué tal va su lectura de Camilla Lackberg? ¿Algún título o cuestión que desee compartir con los seguidores de Cincuentopía?
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
  • Joder David, lo has clavao, pensaba que no estaba entendiendo las segundas lecturas que pudiera tener la novela y es tan sencillo como que es mala de cojones.
    Ahora estoy con la saga de Wallander de Mankell pá curarme.

    Un saludo

    Paco

    Responder
    • Acabo de terminarlo y, para tratar de confirmar mi impresión acerca de este ¿thriller? me puse a buscar una crítica que no fuera la de sus editores y vendedores, y así llegué a cincuentopía… Coincido con vos, Paco, a pesar de que la terminé en un día: leo muy rápido y además me tomo la libertad de saltearme párrafos cuando se ponen muy aburridos, o cursis, u obvios, como en gran parte de esta novela; y para peor, ya en el segundo capítulo acerté con el asesino! definitivamente, mejor sigo con Wallander, Mario Conde o Kostas Jaritos! 😉

      Responder
      • David Parra Valcarce
        febrero 10, 2017 11:01 am

        Estimada Claudia:
        Muchas gracias por su comentario. ¿Alguna recomendación sobre los detectives Wallander, Conde o Jaritos?
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 10, 2017 10:51 am

      Estimado Paco:
      Muchas gracias por tu comentario aunque ya haya transcurrido cierto tiempo. ¿Qué quieres contar sobre la saga Wallander a los seguidores de Cincuentopía? Acerca de Henning Mankell y su detective hemos reflexionado en más de una ocasión en este portal.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Koldo Aguirregomezcorta
    diciembre 28, 2016 9:34 am

    Intrigado por la crítica tan negativa me dipuse a leer este libro, hombre no es para darle el nobel al autor pero tampoco para denostar el libro de la forma en que se hace en el artículo.

    La crítica literaria es la opinión de la persona que la escreibe, puede ser objetiva o subjetiva, afortunadamente, lo que le gusta a uno a otro le puede parecer una auténtica bazofia y viceversa.

    Gracias.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      febrero 10, 2017 10:57 am

      Estimado Koldo:
      Muchas gracias por tu comentario. Tienes toda la razón con tu reflexión sobre la crítica literaria; y para reafirmar tus palabras, podemos ver lo que ocurre con este libro: apreciado por algunos, denostado por otros, indiferente para unos cuantos…
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
      • PETER VARELA
        abril 12, 2017 4:05 am

        Ya quisieras tu con tus palabritas pre-elaboradas armar un libro de 20 paginas al menos. Crees que por que re formulas palabras en un comentario ya eres el gran maestro. Solo alguien con poca y exagero poca imaginación pude hablar de esta manera DE un libro bien engranado.

        Responder
        • David Parra Valcarce
          abril 28, 2017 9:49 pm

          Estimado Peter:
          Muchas gracias por tu comentario. Compruebo que, casi tres años después, el libro sigue suscitando comentarios tan encontrados como apasionados. ¿Qué mejor noticia para quienes amamos la literatura?
          Un saludo muy cordial
          David Parra

          Responder
  • HUGO EDGARDO VILLAR
    abril 2, 2018 4:09 am

    No me gustó este libro. En realidad lo abandoné luego de unas cien páginas. Pensé que el problema era mío luego de leer las criticas favorables en muchos lugares y el éxito en ventas. La que hace Ud. concuerda con lo que pienso de esta novela

    Responder
    • David Parra Valcarce
      diciembre 19, 2018 2:35 pm

      Estimado Hugo:
      Muchas gracias por su comentario. La verdad es que el libro suscita todo tipo de reacciones (y bastante apasionadas), tanto a favor como en contra.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
  • Es un libro para mentes simples (no hay mas que leer algunos comentarios defensores de esta cosa dónde el argumento principal es que el autor del post tiene envidia).
    Los personajes son planos, los hechos que narra no tienen coherencia alguna y parece que no hay nadie minimamente inteligente en esta novela. La trama es tramposa y todo se basa en que los personajes son de una estupidez lamentable y aunque en el mundo hay gente tonta también hay de lo otro. Me recuerda a algo que leí hace mucho «Un escritor inteligente puede dibujar a un personaje tonto, un escritor tonto jamás podrá dibujar a un personaje inteligente» Este es el caso de Joël Dicker.

    Responder
    • David Parra Valcarce
      diciembre 19, 2018 3:17 pm

      Estimada Ana:
      Muchas gracias por su comentario y por su aguda reflexión. Continúa el debate sobre el libro más de cuatro años después. He aquí la grandeza de la literatura.
      Un saludo muy cordial
      David Parra

      Responder
    • Isabel García
      junio 3, 2019 5:55 pm

      Es malo de solemnidad. Pero como el hombre y la mujer siempre tropezamos en la misma piedra, me he atrevido ésta primavera con «La desaparición de Stephanie Mailer». Es aún peor. Verdaderamente da vergüenza que se ensalce por los medios y crítica a un escritor tan mediocre. He leído libritos considerados como baja literatura mejores que las novelas de este tío. Nada que ver con Larsson, ni con Mankell, ni con Jonh Banville. Le deseo mucha salud y que siga forrándose con sus novelas increíbles, tramposas e inmaduras. Pero ya no a mi costa.

      Responder
      • David Parra Valcarce
        noviembre 28, 2019 10:13 pm

        Muchas gracias por su comentario, Ana, y perdón por el gran retraso en la respuesta. Desde luego el libro no deja indiferente a nadie. Por mi parte no he leído La desaparición de Stephanie Mailer (tras lo visto con el anterior no creo que lo haga jamás). Muy interesantes los tres autores que cita, por desgracia ya únicamente Banville con capacidad para ofrecernos novedades literarias.

        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder
    • Es insufrible seguir leyendo. Pero tengo la curiosidad de enterarme de quién es el asesino. Por favor, alguien puede contestarme. Así me salvaría de seguir saltando de páginas con tal de llegar al final. Un libro mediocre. Me sorprende mucho que obtuvo premios.

      Responder
      • Estimada Elena: Como habrá podido comprobar, a nuestro crítico literario también le resultó incomprensible el éxito de la novela. Gracias por leer y leernos. Saludos cincuentópicos.

        Responder
      • David Parra Valcarce
        noviembre 28, 2019 10:26 pm

        Estimada Ana:
        Muchas gracias por su comentario y le ruego perdone el retraso en la respuesta. Los mensajes surgidos en relación con el libro continúan fluyendo unos cuantos años después y sigue sin existir unanimidad en las opiniones, lo que siempre es saludable. Mejor no le contamos el final por si decide cambiar de idea y leerlo hasta su conclusión.
        Un saludo muy cordial
        David Parra

        Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar