Comparte

Los surcos del azar, de Paco RocaPaco Roca narra a través de su novela gráfica Los surcos del azar las vicisitudes de los exiliados republicanos españoles que tomaron parte activa en la Segunda Guerra Mundial, especialmente en los frentes europeo occidental y norteafricano.

No resulta fácil definir en qué consiste la noción de novela gráfica; lo que para algunos no es más que una mera variedad de la tradicional historieta para adultos para otros constituye un género literario con personalidad propia, cuyo origen se situaría en la década de los setenta del siglo XX. Quizá por ello haya sido un formato poco transitado por los autores, aunque nombres como Joe Sacco, Guy Delisle o Jiro Taniguchi comiencen a resultar familiares para un creciente número de lectores.

A este ilustre listado es imprescindible añadir a Paco Roca (1969), cuyo nombre completo es Francisco Martínez Roca. Roca es uno de los mejores representantes de la novela gráfica no sólo española sino internacional (además de un reputado ilustrador publicitario y un más que notable creador de cómics). Pese a su juventud cuenta a sus espaldas con un excelente abanico de obras que se encuadran en este tipo de literatura, entre la que resaltan Arrugas (embrión de una conmovedora película de animación con ese mismo nombre), Las calles de arena o El invierno del dibujante.

Más allá de las consideraciones semánticas sobre el real alcance de la novela gráfica, Los surcos del azar es una obra particularmente interesante. Toma el título del celebérrimo conjunto de poemas “Proverbios y cantares” incluido dentro del libro Campos de Castilla de Antonio Machado: “¿Para qué llamar caminos / a los surcos del azar?… / Todo el que camina anda, / como Jesús, sobre el mar”.

Tomando como punto de partida la peripecia personal del protagonista, Miguel Ruiz, Paco Roca narra la historia de un grupo de personas que comenzaron una nueva andadura vital en el puerto de Alicante en marzo de 1939 y la concluyeron en Francia coincidiendo con el final de la Segunda Guerra Mundial. Y entre medias, la huida en el buque carbonero británico Stanbrook, la presencia en el campo de trabajo de Morand y el internamiento en el campo de concentración de Boghari, la incorporación al CFA (Cuerpo Franco de África) en primera instancia y posteriormente a la mítica Novena Compañía de la Segunda División Blindada (División Leclerc), la primera en entrar en el París liberado en agosto de 1944.

Los surcos del azar emociona por lo que cuenta y por la manera en que lo narra. La exquisita mezcla del color y el blanco y negro, la incorporación de numerosos flashbacks, la apuesta por una utilización de los elementos formales al servicio de la narración (y no al revés como hubiera podido producirse en manos de un autor menos avezado) conforman un libro que forma, informa y entretiene, por aludir a los propósitos más clásicos y tópicos de todo vehículo de comunicación.

La obra de Paco Roca es más hecatombe que épica, opta por lo estratégico en detrimento de lo anecdótico, prefiere mostrarnos una amalgama de claroscuros frente a los discursos monocolores. Todo ello le confiere una materialidad apabullante. No es en absoluto casual que esté recibiendo un sinnúmero de galardones, incluyendo el Premio de la Crítica de España (a la mejor obra y al mejor guion) y el Gran Premio Romics de Italia.

Conviene precisar que Los surcos del azar requiere un ritmo de lectura pausado, que nos permita masticar las viñetas y apreciar en todo lo que vale la belleza del trabajo visual del autor. Bien es cierto que esta consideración es más fácil de decir que de cumplir, dado lo adictivo del material que tenemos entre las manos.

Es remarcable el esfuerzo realizado por Astiberri Ediciones con este libro. La editorial parece tener muy claro su propósito de convertirse en un referente en cuanto a la publicación de novelas gráficas se refiere. De hecho su actividad está siendo básica para que podamos conocer a autores como el español Alfonso Zapico o los internacionales Jason Lutes y Jessica Abel, entre otros muchos. Desde aquí les mostramos todo nuestro agradecimiento y les felicitamos por esta espléndida labor.

————————————————————–

Paco Roca. Los surcos del azar. Astiberri Ediciones.

————————————————————–