ARTISTEARCONTARDESTACADOS
143
0

Los Tizianos de la colección Bridgewater

En la National Gallery de Escocia se encuentran expuestos los Tizianos de la colección Bridgewate , una de las colecciones privadas de arte más importantes del mundo. Fueron depositadas por sus propietarios, los duques de Sutherland, en 1945 a raíz de los desperfectos sufridos en la Segunda Guerra Mundial. Hasta esa fecha, la colección Bridgewater había sido exhibida en la propia residencia de los duques.

Entre las obras que la conforman, destacan la Madonna Bridgewater y La Sagrada Familia de la palmera de Rafael, El sacramento de la ordenación de Poussin, un Autorretrato de Rembrandt con 51 años y varias obras de Tiziano. De Tiziano, son dos lienzos de gran formato Diana y Acteón y Diana y Calisto, que fueron adquiridos hace unos años por este museo y la National Gallery de Londres. Esta adquisición sirvió para apuntalar el deseo de que la colección Bridgewater continúe exhibiéndose conjuntamente en el Reino Unido.

En esta ocasión nos centraremos en las visicitudes de estas obras, los Tizianos de la colección Bridgewater, que un día adornaron las estancias de Felipe II, rey de España.

Tiziano Vecellio, maestro de pintores

El pintor veneciano Tiziano ha sido uno de los pintores que ha ejercido mayor influencia en generaciones de pintores europeos. Con la temática mística o religiosa, retrato o paisaje, con un estilo reconocible, con colores luminosos y una pincelada suelta a la par que delicada, desde muy joven se convirtió en un artista requerido por autoridades civiles y eclesiásticas. Aunque estuvo ligado a la española casa de Austria durante cuarenta años, nunca quiso desvincularse de Venecia. De hecho, durante sesenta años fue pintor oficial de la República de Venecia, cargo que ostentaría hasta su muerte.

Las poesías basadas en La metamorfosis de Ovidio, que narran la historia del mundo desde su creación, de una manera libérrima, combinando la mitología griega y romana.

El rey Felipe II realizó un encargo al artista destinado a los aposentos privados del rey y que le permitiera recrearse en la belleza femenina. Las colecciones reales ya disponían de una gran serie de pintura mitológica Los Amores de los Dioses, ejecutada en torno a 1530 por Correggio. Se componía de El rapto de GanimedesJúpiter e IoLeda y el cisne y una Dánae. No fueron un encargo de la monarquía española, sino que fueron un obsequio de Federico Gonzaga, duque de Mantua al emperador Carlos V.

Las dos obras, Diana y Calisto y Diana y Acteon, fueron concebidas por el artista como una pareja temática.

Diana y Calisto

El embarazo de Calisto, una ninfa asistente de Diana, diosa de la luna, la caza y la castidad, se revela cruelmente. Desterrada por Diana, Calisto fue transformada más tarde por Júpiter, su seductor, en la constelación de la Osa Mayor. Los poderosos gestos y variadas poses de Diana y sus ninfas complementan los de la composición de la pintura acompañante

Más info: Galería Nacional de Escocía

Diana y Acteón .

Mientras cazaba, Acteón descubrió accidentalmente el lugar de baño secreto de Diana, diosa de la luna y la caza. Tiziano exploró el impacto dramático de esta intrusión a través de una disposición dinámica de figuras, luces brillantes, colores intensos y pinceladas animadas. El cráneo de ciervo en el pedestal predice el destino de Acteón, ya que la diosa ultrajada lo transformó en un ciervo para ser devorado por sus propios sabuesos.

Más info: Wikipedia

Un azaroso recorrido

La llegada de los Borbones al trono propició la salida de estos dios cuadros ya que fueron el premio con el rey Felipe V obsequió al embajador francés por sus servicios. Luis Felipe de Orléans, a la sazón Duque de Orléans, quien adquirió posteriormente las obras engrandeciendo una importante colección que empezó a desmembrarse al inicio de la Revolución Francesa, Su bisnieto simpatizante de la revolución – llegó a votar a favor del ajusticiamiento de Luis XVI- acuciado por las deudas, comenzó a deshacer la colección.

Y es así como estas dos magníficas obras llegan a Francis Egerton, el III duque de Bridgewater, que había hecho su fortuna construyendo canales para las explotaciones mineras. Las obras permanecen en Londres hasta que en plena Segunda Guerra Mundial son depositados en la National Gallery de Escocia.

Los visitantes de la National Gallery de Londres pueden espiar desde este miércoles a un mujer mientras se baña como parte de una exposición que enfrenta cuadros de Tiziano con las revisiones que de ellos han hecho artistas contemporáneos.

Y siguen fascinando

Con motivo de las Olimpiadas de 2012 que se celebraron en Londres, tuvo lugar una suerte de Olimpiada cultural entre cuyos actos se celebráron hubo uno dedicado a Tiziano. Por primera vez desde el siglo XVIII, se exhibían conjuntamente tres obras sobre el mito de Diana cazadora, invitando a artistas, coreógrafos y poetas a desarrollar su peculiar visión sobre el artista.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info] Cincuentopía. «Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce». Memorias escritas al cumplir los 50 años por la Marquesa de la Tour du Pin, dama de corte de María Antonieta [/author_info] [/author]
Tags: ARTISTEAR, CONTAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar