ARTISTEARDESTACADOS
185
0

Maestros de la fotografía: Alfred Eisenstaedt

Maestros de la fotografía: Alfred Eisenstaedt

La serie que Cincuentopía dedica a los Maestros de la fotografía enriquece sus contenidos con la presencia de Alfred Eisenstaedt.

Alfred Eisenstaedt (1898-1995) está considerado como uno de los grandes representantes del fotoperiodismo. De formación autodidacta, comenzó a trabajar como fotógrafo para el periódico berlinés Berliner Tageblatt, tarea que compatibilizaba con colaboraciones para otras publicaciones así como con la realización de retratos de personalidades alemanas de la época como Thomas Mann, Marlene Dietrich, Albert Einstein, Richard Strauss o Joseph Goebbels, entre otros.

Dada su ascendencia judía, huye de Alemania tras el acceso al poder de los nazis convirtiéndose en ciudadano estadounidense en 1936. Allí se convierte en uno de los puntales de la revista Life, para la que trabajó durante casi cuatro décadas. Suya es la icónica imagen El beso, una de las fotografías más famosas de todos los tiempos. También colaboró con publicaciones como Harper’s BazaarVogue y Town & Country, entre otras.

Acaso lo más característico de la técnica de Alfred Eisenstaedt era el empleo de una pequeña cámara Leica M3, por oposición a otros compañeros fotoperiodistas que optaban por equipos más voluminosos. Tal circunstancia le permitía gran rapidez, flexibilidad y crear atmósferas relajadas cuando captaba la imagen de sus retratados y sin duda contribuyó a la creación de ese particular toque que impregna su producción gráfica. En este enlace pueden verse unas cuantas de sus grandes fotografías.

Hasta la fecha la serie Maestros de la fotografía de Cincuentopía consta de las siguientes entradas:

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info]Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

[/author_info] [/author]
Tags: ARTISTEAR, DESTACADOS

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar