Con Dorothea Lange iniciamos una nueva serie de entradas en Cincuentopía: la centrada en los maestros de la fotografía.

Con ella tratamos de superar un vacío, dado que hasta la fecha hemos venido dedicando particular atención a otras artes, incluyendo pintura (con la sección mirar un cuadro), cine (a través de películas cincuentópicas), danza (mediante el análisis de diferentes ballets), literatura (con las reseñas publicadas en la sección leer o vía la selección de determinados poetas y sus obras líricas), arquitectura (mediante las entradas centradas en las catedrales del mundo) o música (colaboraciones de Santiago Martínez Arias o análisis de diferentes zarzuelas).

Dorothea Lange (1895-1965) fue una fotógrafa estadounidense de origen alemán con una notable trayectoria a sus espaldas, hasta el punto de ser considerada uno de los pilares del fotoperiodismo. Por su actitud y técnica fue una pionera de la época que incluso llegó a abrir su propio estudio en San Francisco en 1919.

La fotógrafa, cuyo auténtico nombre era Dorothea Margarette Nutzhorn, padeció poliomelitis cuando tenía siete años. Cursó estudios de fotografía en Nueva York como alumna de Clarence H. White y ya en 1918 desarrollaba su actividad en diversas facetas gráficas.

No obstante es en la década de los treinta cuando su vida da un notable giro. La Farm Security Administration la contrata para que documente gráficamente el problema del sector primario estadounidense como consecuencia de la crisis económica larvada a finales de los años veinte y que se prolongaría durante la práctica totalidad de los treinta. Allí lleva a cabo una incansable actividad que es ampliamente reconocida.

En 1952 contribuye a la fundación de la revista Aperture. Esos últimos años de su vida debe disminuir su actividad como consecuencia de diversas dolencias, incluyendo una recaída de la poliomelitis infantil.

Dorothea Lange nos legó algunas imágenes para la posterioridad. Quizá la más famosa de todas ellas sea la correspondiente a la madre migrante tomada en 1936 donde se exponían los efectos de la Gran Depresión de Estados Unidos, pero sin duda también es sumamente remarcable la serie sobre los prisioneros estadounidenses de origen japonés en campos de concentración tras la entrada de este país en la Segunda Guerra Mundial una vez sufrido el ataque de Pearl Harbour.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».