Comparte

Edouard Boubat se incorpora a la sección que Cincuentopía dedica a los maestros de la fotografía, desde la que se pretende homenajear a estos grandes artistas cuyo trabajo no siempre recibe el suficiente nivel de reconocimiento.

El fotógrafo francés Edouard Boubat (1923-1999) está considerado como uno de los mejores representantes de la denominada fotografía humanista a escala internacional. Acaso lo que mejor define su obra es la capacidad para captar la vida cotidiana y aunarla con una visión poética de las personas y objetos captados por su objetivo.

Formado en la Escuela Superior de Artes e Industrias Gráficas de París, donde se interesó de manera especialmente significativa por todo lo relacionado con la técnica del fotograbado, comenzó a desarrollar su actividad profesional a partir de la segunda mitad de la década de los años cuarenta.

En un primer momento Edouard Boubat forma parte de la revista mensual Realités (su primer gran trabajo versó sobre un reportaje gráfico sobre el Camino de Santiago) y a partir de 1967 se convierte en un profesional independiente que colabora con diferentes empresas y entidades, incluyendo la célebre agencia Rapho de Francia.

Poco a poco le van llegando reconocimientos, en forma de premios y galardones, a su figura y a su obra, convirtiéndose en uno de los profesionales de la fotografía más destacados de la segunda mitad del siglo XX. Entre ellos destacan la medalla David Octavius Hill otorgada por la Sociedad Alemana de Fotografía, el Gran Premio Nacional de Fotografía de París y el Premio Internacional de la Fundación Hasselblad.

Recomendamos a los seguidores de Cincuentopía especialmente interesados en el universo creativo de Edouard Boubat que accedan a su página web, que contiene interesante material gráfico además de otros documentos de relevancia. Asimismo, Getty Images cuenta con numerosísimas fotografías de este artista con las que nos podemos deleitar.

Forman parte de la serie maestros de la fotografía de Cincuentopía las siguientes entradas:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola,
Quieres recibir las noticias de la semana de Comunidad Cincuentopía a través de Whatsapp