Comparte

En pocas ocasiones como con Robert Capa está tan justificada la inclusión de alguien en esta serie sobre Maestros de la fotografía iniciada en Cincuentopía hace ya algún tiempo. Aproximémonos a la obra de este formidable fotógrafo.

Nada resulta sencillo cuando se analiza la figura de Robert Capa (1913-1954). Nacido en Hungría, su verdadero nombre era Endre Ernö Friedmann pero tras huir de su país de origen debido a las vicisitudes políticas del momento presentó sus trabajos en París a nombre de Robert Capa, en apariencia un rico estadounidense, gracias a la intermediación del fotógrafo David Seymour.

Es verdad que su engaño fue descubierto con rapidez pero la genialidad de la obra mostrada le abrió las puertas del reporterismo de guerra. En dicho ámbito cubrió para la revista Vu la Guerra Civil española y para Life la Segunda Guerra Mundial, alcanzando tal nivel de celebridad que llegó a ostentar el título oficioso de «mejor fotógrafo de guerra del mundo».

Suyas son algunas de las fotos más famosas de toda la historia realizadas durante esa década que comprende 1936 a 1945: la del miliciano abatido durante la guerra civil, la del niño que avanza por la carretera que conduce de Cataluña a Francia camino del exilio, las de los españoles republicanos refugiados en el campo de internamiento de Argelè-sur-mer, las del desembarco de las tropas estadounidenses en el norte de África, las del día «D» correspondientes a las costas de Normandía…

En 1947 contribuye a la creación de la agencia Magnum. Son años de viajes por diferentes países (Polonia, Unión Soviética, Hungría, Israel…) en los que, a diferencia de lo ocurrido con anterioridad, retrata no ya escenarios bélicos sino a celebridades como el director de cine John Huston, el bailarín y actor Gene Kelly, el pintor Pablo Picasso o los escritores Ernest Hemingway y John Steinbeck.

No obstante retoma su faceta de fotógrafo de guerra en 1954 para cubrir el conflicto que se había desencadenado en Indochina, Mientras realizaba un encargo para Life falleció en mayo de ese año al estallarle una mina. Deja tras de sí un legado fotográfico de alrededor de 70.000 negativos.

Los seguidores de Cincuentopía que deseen ver algunas de sus emblemáticas fotografías, pueden hacerlo a través de este enlace. Les garantizamos que merece la pena.

Hasta el momento la serie sobre Maestros de la fotografía consta de las siguientes entradas publicadas en Cincuentopía:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies