DESTACADOSRECORDAR
0

Malos de película

Malos de película

Si decimos malos de película se nos vienen a la mente unos cuantos actores y unas cuantas películas que nos hicieron sufrir, gritar, indignarnos y demás. Aquí van cinco nombres destacados (seguro que a nuestros seguidores de Cincuentopía se les ocurren unos cuantos más).

Richard Widmark, Edward G. Robinson, Ven Heflin, Robert Mitchum y Robert de Niro son los cinco magníficos malos de película. Algunos de los filmes que indicamos quizá no sean muy conocidos. De esa se trata, de descubrir cosas nuevas entre todos.

 

Malos de película
Richard Widmark. El beso de la muerte (1947)

Richard Widmark. El beso de la muerte (1947)

Estamos ante el típico ejemplo en que un actor secundario eclipsa al actor principal de una película. Richard Widmark borda su papel de individuo malvado y despiadado en El beso de la muerte (en el original Kiss of Death), dirigida por Henry Hathaway. Para más inri, era su primer papel en un film (procedía del mundo del teatro) y obtuvo una nominación al Óscar como candidato al Mejor Actor Secundario.

Richard Widmark interpreta a Tommy Udo, reconocido asesino y psicópata de libro. Malas credenciales y si, además, se siente perseguido, en riesgo de ser apresado y con ánimo de venganza, la cosa se pone verdaderamente tensa. Así se cincela un malo de película.

Vamos con una escena (procede del canal de Álvaro Bernal Quevedo en YouTube) que no deja indiferente: atención a la expresión y a la risa de Richard Widmark. Si lo que ves no te da miedo (o al menos no te causa cierta inquietud) es que nada te asusta en  la vida (a no ser que estés muerto y no te hayas dado cuenta, claro está).

¿Te ha sabido a poco? ¡Buf! Aquí tienes un enlace con la película completa (sólo en inglés).

 

Malos de película
Edward G. Robinson. Cayo Largo (1948)

Edward G. Robinson. Cayo Largo (1948)

¿Se puede ser un malo de película llevando un batín de raso, luciendo barriguita y arrugas y midiendo apenas un metro sesenta y cinco centímetros?

Edward G. Robinson demuestra que sí se puede en Cayo Largo (en el original Key Largo), el film dirigido por John Houston con un reparto en el que entre otros están Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Lionel Barrymore, Claire Trevor… ¡Casi nada!

Edward G. Robinson interpreta al mafioso Johnny Rocco con unos niveles de sofisticación que lo hacen todavía más temible. El ambiente claustrofóbico del film contribuye a potenciar la excepcional interpretación. Vamos que es verlo por la calle y sentir la imperiosa necesidad de cambiarse de acera.

Veamos cómo se las gasta Edward G. Robinson. Hemos seleccionado esta escena del canal Favorite Film Clips en YouTube. La película completa (versión doblada al español) está en este enlace.

 

Malos de película
Van Heflin. El merodeador (1951)

Van Heflin. El merodeador (1951)

¿Quién nos lo iba a decir, Van Heflin en este ranking de malos de película? Es verdad que su papel de bueno-buenazo-casi tonto de Raíces profundas lo hace difícil de creer pero… El merodeador (en el original The Prowler) fue una película dirigida por Joseph Losey cuyo guion era de Dalton Trumbo (aunque no pudo firmarlo por sus problemas con la Justicia de Estados Unidos).

Van Heflin interpreta a un policía chungo, chungo, chungo: está descontento con su trabajo, echa a los demás la culpa de sus problemas y, para colmo, se obsesiona con una mujer a la que supuestamente debía proteger. ¿Creéis que exageramos sobre su maldad? Echad un vistazo a esta escena (la hemos seleccionado del canal Eddie 77 en YouTube) y luego nos decís.

Si alguien quiere ver la película en su totalidad (advertimos que es muy difícil encontrarla en comercios y tiendas especializadas) aquí tiene el enlace correspondiente (está en el original inglés subtitulado en castellano). Dado que es un film poco conocido, creemos que merece la pena.

 

Malos de película
Robert Mitchum. La noche del cazador (1955)

Robert Mitchum. La noche del cazador (1955)

Pocas películas más extrañas en la historia del cine que La noche del cazador (en el original The Night of the Hunter), la única que Charles Laughton dirigió en toda su carrera. Y pocos malos de película más malvados que Robert Mitchum.

Robert Mitchum interpreta a Harry Powell, delincuente multirreincidente en la más amplia gama de violaciones de la ley que pueda pensarse: asesinato, robo, timo, usurpación de personalidad… Una banda sonora inquietante, unas imágenes cargadas de alegoría y una fotografía en blanco y negro de extraordinaria sobriedad incrementan la carga dramática de la película.

Pocas veces Robert Mitchum ha dado tanto miedo en la gran pantalla (y esto es ya mucho decir con la filmografía de este excelente actor, uno de los prototipos del inconformismo).

Vamos con una de las escenas míticas de la historia del cine: Robert Mitchum nos muestra la lucha entre el amor y el odio (más vale que gane el primero porque de lo contrario…). La hemos extraído del canal de B. Serrano en YouTube.

 

Malos de película
Robert de Niro. El cabo del miedo (1991)

Robert de Niro. El cabo del miedo (1991)

¡Sí! Ya sabemos que es un remake (y que es la única en color de las cinco) y que el original (El cabo del terror) es para muchos bastante mejor. Pero es que en el original el malo de película era Robert Mitchum y no queremos repetirnos (al fin y al cabo la maldad está bastante extendida por el mundo). Así es que vamos con Robert de Niro y su interpretación de Max Cady, que tampoco es moco de pavo.

Robert de Niro actúa en El cabo del miedo (en el original Cape Fear) bajo la dirección de Martin Scorsese. Y la compañía que tiene no está nada mal: Nick Nolte (muy posiblemente podrían haberse intercambiado los papeles y el resultado final también sería magnífico), Jessica Lange, Juliette Lewis, Illeana Douglas…

A lo largo de las más de dos horas que dura la película el miedo está servido: la venganza de Robert de Niro amenaza con ser terrible y no detenerse ante nada y ante nadie. Su aspecto tatuado y extra musculado refuerza el efecto intimidatorio.

Nos vamos al canal UsuariodeLlutuve en YouTube. Y elegimos la mítica escena de “Abogadooo. Sal ratita, que quiero verte la coliiitaaa”. ¡Escalofríos!

Y una curiosidad: Robert Mitchum y Gregory Peck, los dos protagonistas en su momento de El cabo del terror, tienen aquí sendos pequeños papeles.

Desde luego es una buena ración de malos de película. Visto lo visto, ¿a qué actor y película añadirías a este selecto listado?

Y mañana: Malas de película

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info]Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

[/author_info] [/author]
Tags: DESTACADOS, RECORDAR

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar