DESTACADOSSOLUCIONAR
79
3 comentarios

Martha Stewart, el espíritu del éxito en su máxima potencia

Martha Stewart

¿Nos hemos parado a pensar por qué  muchas empresas cierran a los pocos meses de empezar, mientras otras suben poco a poco como la espuma? Imaginarse negocios es fácil, pero ponerlos en marcha no tanto. Se requiere un andamiaje especial a prueba de infinitos golpes. No todo el mundo vale.

Muchos  cincuentópicos deciden convertirse en empresarios no sólo por vocación o decisión libremente tomada, sino como alternativa al paro, o a la ausencia de trabajos interesantes. Pero hemos de tener en cuenta que ser un buen profesional no es garantía de ser un buen empresario (o emprendedor, como decimos ahora).

Magníficos profesionales son capaces de imaginarse mil negocios, pero incapaces de poner uno en marcha. Es difícil asumir la disciplina, el esfuerzo , las renuncias y los riesgos que implica. Se requiere un andamiaje especial a prueba de infinitos golpes . La adrenalina que se genera no es para todos los corazones. Por eso, antes de embarcarnos en ninguna aventura, conviene hacerse lo que yo llamo el “chequeo básico”.

Conocernos muy bien, tener claro a dónde queremos llegar, y saber a qué estamos dispuestos, son pasos obligados ante cualquier nueva andadura.

Como advierte Sergio Bulat en su libro “El arte de inventarse profesiones” – libro que aconsejo a cuántos quieran dedicarse a algo nuevo-, hemos de ser realistas y apostar por aquello que, además de gustarnos, tenga posibilidades de éxito. Para eso, mejor disponer de lo que él llama “inteligencia contextual” para que nos ponga los pies en la tierra. Es decir, hemos de contar con el codiciado olfato para los negocios. Y si fuera necesario, no dudarlo y  empezar por asesorarnos con los mejores.

No, no es fácil ser empresario. Y como muestra de lo que digo, dejo como botón el caso de éxito de una de las emprendedoras más conocidas de las últimas décadas, la norteamericana Martha Stewart.

Martha Stewart

Martha Stewart, empresaria, magnate y gurú de la vida doméstica norteamericana, comenzó su trayectoria profesional como modelo y luego como broker. De origen humilde, aprendió con su madre a cocinar y a coser, su padre le enseñó la jardinería, y sus abuelos a hacer conservas y a enlatar.

Junto a una amiga, inició, en el garaje de su casa, un negocio de catering que pronto tuvo éxito. Su primer libro Entertaining se convirtió en un bestseller. A partir de ese momento escribió más libros y publicó artículos en diferentes revistas. Apareció en muchos programas de televisión , creó su propia revista Martha Stewart Living y finalmente su propio programa de televisión.

En 1997 obtuvo financiación para comprar las diferentes unidades de negocio y las consolidó en una nueva empresa: Martha Stewart Living Omnimedia, y así controlar mejor su marca. Poco tiempo después lanzó un negocio de compra por catálogo y otro de flores. Dos años más tarde su compañía cotizaba en la Bolsa de Nueva York. Stewart es accionista mayoritaria, con un 96% del poder de voto de la empresa.

Una buena idea bien gestionada tiene una proyección infinita

En 2004 fue acusada y condenada a cinco meses de cárcel por un delito de insider trading (uso de información privilegiada) en un escándalo de venta de sus acciones de una compañía biofarmacéutica . La prensa inmediatamente especuló que esto sería el final de su imperio. Pero ella mostró su carácter emprendedor comenzando  a escribir en este tiempo un nuevo libro, The roules of Marhta, que salió a la luz en 2005 y fué todo un éxito.  En él analiza conceptos tales como la pasión, la calidad, el crecimiento y los riesgos a asumir. Destaca así mismo, la importancia de un aprendizaje continuo,  de la innovación, y el rodearse de las personas adecuadas.

Tras finalizar su condena, se empleó a fondo para recuperar el tiempo perdido. Amplió su línea de artículos para el hogar Martha Stewart Everyday, de venta en Kmart, llegando a crear una línea de pintura para interiores. Volvió a la televisión con su programa y apareció en una versión de The Apprentice, que la hacía competir con el mismísimo Donald Trump.

También publicó nuevos libros. Lanzó, junto con la promotora inmobiliaria KB Home, una línea de casas que llevan su nombre. Un total de 650 viviendas, con precios que van desde los $200.000 hasta los $450.000. Llegó a acuerdos para empezar una colección de moquetas modulares y para producir un vino, Martha Stewart Vintage.

Martha Stewart forma parte de una larga tradición de mujeres que han tenido gran influencia en el estilo de vida en los Estados Unidos. Ellen H. Richards, con su movimiento eco-feminista de comienzos del siglo XX, Catherine Beecher, o Mary Pattison. Algunas escribieron sobre procesos o economía doméstica. Martha encontró su lugar en el mobiliario del hogar, la decoración de la casa, la cocina y las manualidades, y construyó un imperio.

En 2001 fue considerada por la revista Ladies Home Journal, la tercera mujer más poderosa en los Estados Unidos. Según la revista Forbes, su valor estimado es de unos 638 millones de dólares, sólo detrás de  Oprah Winfrey y J.K. Rowling.

Hoy con 74 años de edad aún no piensa en retirarse. Prueba de ello es su reciente visita a Madrid, con fines benéficos,  invitada por la embajada USA en España.

Su máxima es :“Construye tu éxito profesional dedicándote a algo que te apasione y que ames de verdad. Algo tan inherente a ti, que esté por encima de ninguna otra cosa”.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2013/12/Josefina-Escudero.jpg[/author_image] [author_info] Josefina Escudero. Mentora internacional, es experta en Negociación Internacional, Diplomacia Ejecutiva y Protocolo Multicultural y colabora en medios de comunicación y prensa especializada. Creadora del concepto diplomacia ejecutiva y estrategia relacional. Tras vivir y trabajar más de 18 años fuera de España, funda El Escudero Fiel y Josefina Escudero. Y junto con Paloma Carreño está a cargo de Punto y seguido. Ama la diplomacia porque le importan las personas. [/author_info] [/author]
Tags: DESTACADOS, SOLUCIONAR

Artículos similares

3 comentarios. Dejar nuevo

  • adrianovecchio
    noviembre 5, 2015 8:31 pm

    Los emprendedores tenemos muchas batallas que pelear : el riesgo, el miedo, la soledad, desventajas en nuestro sistema de seguridad social, y un largo etc, del que la falta de preparación y de información es uno da las más graves y frecuentes.
    Gracias por tocar este importante tema. Los emprendedores somos los grandes olvidados. Sobre todo los de provincias, sobrevivimos con más fuerza que formación muchas veces.
    Saludos Adriano

    Responder
  • Muy interesante el enfoque Josefina. Es un tema que se trata menos. Y es que para cualquier cosa que queramos hacer hay que preguntarse ya muchas cosas. Pero no es fácil, falta sobre todo esto que dices, saber si nosotros mismos estamos listos y dispuestos. Para mi lo más difícil es tener esa persona con quién pueda contar y me ayude a conocerme mejor, sobre todo cuando ya tienes una edad, andas despistado y con algo de miedo.
    Un saludo
    A. Martínez

    Responder
  • Josefina, que visión tan estratégica de los retos que conlleva el emprendimiento. Tus artículos siempre abren puertas a la reflexión.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar