Sagrada familia del pajarito de Bartolomé Murillo es la obra seleccionada dentro de la serie Mirar un cuadro de Cincuentopía.

La vida y obra de Bartolomé Murillo (1617-1682) han sido examinadas de manera tan particularmente intensa que poco cabe añadir sobre ambas. Ampliamente reconocido por sus coetáneos, tras un periodo de incomprensible oscurecimiento su figura se agiganta conforme pasa el tiempo.

Pintado hacia mediados del siglo XVII, la Sagrada familia del pajarito es un cuadro delicioso que muestra buena parte de los recursos técnicos del pintor y constituye un excelente ejemplo de su particular concepto artístico. A partir de un episodio de infancia de Jesucristo, nos expone una escena familiar con un exquisito tratamiento de las figuras humanas y no menos prodigioso de las animales, así como de un excelente empleo de la paleta cromática puesta al servicio de la temática religiosa.

Destaca la singular relevancia otorgada a San José (como padre humanamente protector de su vástago), algo nada frecuente en la época, en contraposición con la Virgen María, en un segundo plano, así como el carácter esencialmente juguetón del hijo de la pareja.

La Sagrada familia del pajarito de Bartolomé Murillo se caracteriza por aspectos como el fuerte modelado de las formas, el uso de una luz selectiva en una línea tenebrista y la utilización de una gama de colores que en su mayor parte se mueve en el entorno de los pardos, elementos prototípicos de una etapa cada vez más cercana a la madurez por parte del autor.

La pintura sintetiza el universo creativo de Murillo: la capacidad para integrar lo religioso con lo cotidiano, la mezcla de ternura y trascendencia, la idealización junto a las referencias realistas…

La Sagrada familia del pajarito de Bartolomé Murillo se conserva actualmente en el Museo del Prado de Madrid.

Otras entradas que forman parte de la serie Mirar un cuadro son:

author]

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

[/author]