DESTACADOSESTILEARRecetas cincuentopicas
92
0

Para comer sin dejar de ver los partidos del Mundial 2014

Sandwich Club para el mundial
TV
Todos quieren ver el Mundial

El día 12 de junio comienza la XX edición del Mundial de Fútbol 2014. Como novedad, por primera vez España participa habiéndose proclamado campeona del mundo en la anterior edición celebrada en Sudáfrica.

Un acontecimiento planetario de este nivel es seguido por l@s aficionad@s al fútbol. Si, además, la selección de tu país defiende el título, va a significar que aficionad@s y no tan aficionad@s se van a instalar delante del televisor a confiar en que La Roja gane todos sus partidos del mundial 2014 y llegue hasta la ansiada final del 13 de julio.

Y casi no queda tiempo entre partido y partido. A saber hay 8 grupos, a razón de cuatro países cada uno, supone que se juegan 64 partidos, 48 de fase de grupos + 8 octavos + 4 cuartos + 2 semifinales + tercer lugar + final.

Aunque lo cierto es que no todos los partidos del mundial 2014 podrán seguirse por televisión, en Genbeta  encontramos una completa información acerca de cómo seguir el Mundial –al completo- a través de internet.

Y para no perdernos ni un saque de puerta, no tendremos más remedio que hacer lo que el celebérrimo cuarto Conde de Sandwich. Y llegados a este punto, merecería la pena saber si hay que desmontar un mito. La historiadora Tory Avery ha investigado de manera profusa el origen del sandwich.

A finales del siglo XVIII la historia del cuarto Conde de Sandwich, John Montagu, como inventor del sandwich se hizo universal a raíz de que el escritor francés relató en el  libro “Londres” la vida y costumbres de la sociedad inglesa, haciendo mención a que mencionan que John Montagu llevaba a cabo maratones de 24 horas sin dejar de jugar. El conde era tan adicto al juego, que ordenaba su comida entre dos panes tostados con carne para no tener que separarse de la mesa.

Sucede que el mismísimo Edward Gibbon, autor de “La historia del declive y caída del Imperio Romano”, tiene el reconocido honor de haber utilizado por primera vez el término “sándwich” como acepción gastronómica. El 24 de noviembre de 1762, cuando ejercía como primer Lord del Almirantazgo escribió en su diario acerca de la costumbre que existía entre los notables del Almirantazgo de reunirse en un salón, en el que se disponían mesitas en la que se servía carne fría, sándwich y ponche.

En 1773, la palabra sandwich fue usada por primera vez en una receta en el libro de cocina de Charlotte Mason.

Pero antes de que esta forma de ingerir alimentos entre dos panes recibiera esta denominación, lo más aproximado a un sándwich aparece en la recomendación del rabino Hillel el Viejo, contemporáneo del rey Herodes –año 110 a.C.- para la celebración de la Pascua judía. Ingerir las hierbas amargas (que representan los sinsabores de la esclavitud en Egipto) envueltas en matzo (el pan ácimo que recuerda el que prepararon los judíos antes de su huida). Encontramos otro precedente en la Edad Media. Según parece, los campesinos franceses tomaban la carne entre dos rebanadas de pan.

Sandwich Club

A Estados Unidos llegaron en 1.816. Y comenzaron a incorporar nuevos ingredientes, además de la carne fría, queso, fruta, marisco, nueces y champiñones. Después de la Guerra de Secesión, su consumo se extendió entre todas las clases sociales. Al finales del XIX, surgieron nuevas variedades como el Sandwich Club. La versión más popular es que este sandwich de tres pisos se preparó por primera vez en el año 1894 en el Saratoga Club-House de Saratoga Springs, en Nueva York. El Reuben de corned beef debe su nombre a Reuben Kulakofsky, un propietario de una tienda de ultramarinos en Omaha, Nebraska, que fue el inventor, quizás como parte de una timba semanal de poker (Kulakofsky’s weekly) cuando ésta se celebraba en el Hotel Blackstone Hotel entre 1920 y 1935. Los participantes denominaban a esta reunión semanal «the committee,» e incluía al propietario del Hotel, Charles Schimmel. El sandwich ganó fama entre los habituales de esta reunión y fue cuando Schimmel lo incluyó en el menú de Blackstone.

A finales de los 20 llegó la revolución cuando Gustav Papendick inventó una manera de cortar y empaquetar el pan. Las madres podían preparar fácilmente el sándwich sin tener que cortar previamente el pan y los niños podían preparar su propia comida sin tener que utilizar el cuchillo.

Actualmente existen tantas variedades como adaptaciones locales se han ido haciendo del sándwich, desde el falafel hasta el Croque-Monsieur.

El legado del Conde ha llegado a nuestros días a través de uno de sus descendientes, que fundó una cadena de establecimientos denominada “Conde de Sandwich”. La especialidad que homenajea a su pariente más ilustre es el “Original 1762, que incluye roast beef caliente, cheddar, y salsa de rábano picante, todo ello servido en pan caliente.

En España, durante muchos años, Rodilla fue sinónimo de sándwich. En la Nochebuena de 1939, Antonio Rodilla, un joven de 30 años natural de Guijuelo (Salamanca), abrió una modesta pastelería-charcutería en plena Plaza de Callao de Madrid. En aquellos tiempos, el sandwich era un producto inusual en España. Y se convirtió en la solución idónea para aprovechar las partes menos vistosas de los embutidos que vendía al peso y que sobraban, porque nadie las quería. Ferpal, un comercio de toda la vida sito en la calle Arenal de Madrid, también es famoso por sus sándwiches, con la particularidad de que también puedes adquirir el relleno a granel y prepararlos en casa.

Si prescindes de adquirirlos en un establecimiento, te  iremos ofreciendo a lo largo de todo el Mundial unas suculentas y variadas recetas de sándwiches y bocadillos que a buen seguro, permitirán que el más futboler@ quede satisfecho. De los resultados deportivos no podemos ofrecer garantía alguna.

La primera receta que ofrecemos es la del sándwich por excelencia, el  Sandwich Club.

Ingredientes (por persona): 3 rebanadas de pan de molde, 2 lonchas de pechuga de pavo o de pollo, 3 lonchas de queso, 3 lonchas de panceta o bacon, 4 hojas de lechuga fresca, 4 rodajas finas de tomate. Salsa mahonesa y mantequilla.

Elaboración. Untar las rebanadas de pan con mantequilla y tostar en la parrilla. Hacer el bacon a la plancha. Colocar las tres rebanadas de pan en una fuente. Untar cada rebanada de pan con mayonesa. Sobre la rebanada central colocar  una loncha de queso, dos lonchas de pechuga de pavo o de pollo, dos hojas de lechuga y dos rodajas de tomate. Tapar con la rebanada por el lado de la mahonesa. Untar la rebanada con mahonesa y colocar  dos lonchas de queso, las tres lonchas de bacon, dos hojas de lechuga y dos rodajas de tomate. Tapar con la rebanada que resta por el lado de la mahonesa. Presionar para que se asienten los ingredientes y colocar dos o cuatro palillos en función de si se hacen uno o dos cortes en diagonal.

El célebre Jardín Botánico de Curitiba

 

Y como no todo en la vida es fútbol, también podremos aprovechar la celebración del Mundial para hacer un recorrido por la inmensidad y los contrastes de Brasil recorriendo las Sedes del Mundial.

Para comenzar os dejamos unas imágenes de Curitiba, el cuartel general de la selección española. La capital del estado de Paraná es una de las sedes más meridionales del Mundial y una de las más “europeas” de Brasil. Está considerada la ciudad de mayor calidad de vida de Brasil y una de las ciudades más limpias de Sudamérica.  El arquitecto y urbanista Jaime Lerner, en su etapa como alcalde de Curitiba impulsó  un proyecto urbanístico y ecológico que combina los parajes naturales con una nueva y vieja tradición arquitectónica. Aquí os lo mostramos.

Tags: DESTACADOS, ESTILEAR, Recetas cincuentopicas

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar