UNA VIDA DEDICADA A SALVAR DEL OLVIDO EL PATRIMONIO MUSICAL ESPAÑOL

música clásica española del siglo XIX para piano

Ana Benavides

Es posible que no hayas oído hablar nunca de Ana Benavides pero después de leerme comprenderás cuán importante es que su nombre te suene. Si continúas leyendo este texto te harás consciente, si no lo eres ya, de que en otro país como más amor por sí mismo que el nuestro, el trabajo de Ana Benavides tendría el reconocimiento del público y su labor tenaz sería motivo de aplauso y de apoyo por parte de instituciones públicas y privadas.

Déjame que te cuente: Ana Benavides empezó su carrera de piano preguntándose el por qué del vacío que había en España en torno a los creadores de música clásica española del siglo XIX, en concreto, música clásica española de la primera mitad del siglo XIX para piano.

Ahora sabemos que sólo hasta la época de la Restauración, en 1874, se publicaron en España más de 6.000 obras musicales, cifra indicativa de la enorme actividad que se desarrolló en torno a la música de piano, instrumento por excelencia en este siglo turbulento. Sin embargo, nada se sabía de sus creadores, ignorados y perdidos en la  noche de los tiempos.

 

 

Quienes hubieron de ser a la fuerza los maestros y precursores de los grandes genios de la música de piano español que surgieron ya en las postrimerías del siglo, Albéniz, Falla y Granados, permanecían ignorados, desaparecidos de los libros de enseñanza y de los conservatorios, dando por bueno el imposible de que músicos de la talla de los mencionados pudieran producirse por generación espontánea, algo que Ana nunca creyó.

 

música clásica española del siglo XIX para piano

Cubierta del disco Piano Inédito Español Vol VI

Por ello, esta mujer apasionada del conocimiento ha dedicado largos años a una paciente labor de arqueología musical que le ha permitido responder a su pregunta y llenar ese vacío, rescatando del olvido un mundo impresionante de sonidos perdidos, una música escrita para piano que constituyó el más amplio campo de la creación del siglo XIX español y que ahora está ya a nuestra disposición en una increíble colección discográfica que va ya por su volumen VI y que Ana ha denominado “Piano Inédito Español del  Siglo XIX”.

 

 

 

Esta antología permite escuchar por primera vez a autores de todos los rincones de España como José Antonio Santesteban, Antonio de la Cruz, Apolinar Brull, Guillermo Massot, José María Usandizaga y Rafael Aceves, entre otros muchos, que recuperan su lugar en el patrimonio musical español y en el corazón de todos los amantes del piano romántico.

Gracias a la incansable labor de Ana Benavides ya podemos escuchar las melodías que sonaron hace casi dos siglos, la música clásica española del siglo XIX para piano, tanto en los pianos de los salones de la burguesía como en los palacios de la nobleza y que constituyen una  parte muy sustancial de la obra musical del siglo XIX, siglo en el que, a decir de Ana, “el piano fue una eclosión que inundó todo en el siglo XIX y que caminó alternativamente entre el estilo virtuosístico y la sencillez extrema, bajo la influencia estilística del piano europeo o de las músicas españolas, en un intento de hispanización que culminará en Albéniz, Falla y Granados”.

música clásica española del siglo XIX para piano

Ana con el profesor Walter A. Clark

El reconocimiento internacional de la labor de Ana Benavides es muy importante, tanto es así que ha pasado todo el año 2015 como investigadora en la Universidad de California, invitada del  Profesor Walter A. Clark, autoridad mundial en música española. Ahora está de nuevo en España porque pese a los intentos de la universidad por retenerla, la nostalgia por su tierra y por su gente ha podido con ella y ha vuelto a casa para encontrarse con un panorama muy poco alentador en lo que a educación e investigación musical se refiere.

 

 

 

 

Según sus palabras, “la educación musical en España no atraviesa por sus mejores momentos como tampoco lo hace la cultura. En EEUU no tuve absolutamente ningún problema cuando solicité material para mi investigación sobre el piano español.  La biblioteca de la Universidad de California es la segunda más grande de los EEUU (tras la del Congreso) y aún así, no me escatimaron en el material que durante todo el año estuve solicitando para mi investigación, que dicho sea de paso, se trataba de un trabajo centrado en la música española para piano (y no música americana). Los americanos veían en mis peticiones una estupenda oportunidad para agrandar y enriquecer sus fondos. Esto es algo que en España no nos suele acompañar. El dinero es un problema en este país cuando de inversión cultural se trata”.

música clásica española del siglo XIX para piano

Ana con la directora de la biblioteca de la UCR, Caitlin St. Johns

“Creo que no nos damos cuenta de la enorme repercusión que puede tener una inversión cultural de cara al futuro de un país. La cultura identifica a una nación, a un pueblo, siempre lo hizo, pero ahora parece que lo hemos olvidado. Ha pasado a ocupar un puesto muy secundario y creo que nos daremos cuenta de este error cuando pase un tiempo”.
Para Ana la receta para evitar que tal estado de cosas siga agravándose no es otra que  “aprender a apreciar lo no material” y ve que la solución pasa por la educación en el conocimiento de nuestro patrimonio para que podamos sentirnos legítimamente orgullosos de lo nuestro:

 

“No hemos de olvidar que la cultura y concretamente la música nos distingue, nos eleva y sitúa en la cabecera de Europa y del mundo. España tiene una calidad artística más que asentada durante siglos y de la que puede estar muy orgullosa. Miremos donde miremos, España ha sido cuna incesable de artistas de primera línea. No nos damos cuenta de que este es un valor que nos distingue y nos reafirma de cara al extranjero. Solo hay que viajar para comprenderlo”.

Además, Ana es una firme defensora de incentivar desde el ámbito público y el privado toda iniciativa cultural porque la cultura si no se alimenta se muere, y con tristeza  señala que “hay archivos que no se pueden mantener por falta de una revitalización económica, museos que se cierran por no contar con suficiente público, festivales de conciertos que se cancelan por desinterés general… Las casas editoriales y discográficas ante la piratería no pueden competir y han de cerrar. Desgraciadamente, en el “mejor” de los casos se venden a empresas extranjeras poderosas que acaban con nuestro patrimonio en sus manos. Si queremos conocer instrumentos musicales históricos tendremos que visitar museos americanos o del resto de Europa. De nuevo España los dejó ir por pura desidia. Los extranjeros sí reconocieron su valor”.

música clásica española del siglo XIX para piano

Ana viviendo su sueño americano en compañía de su hija Ana, el profesor Walter A. Clark y los hermanos Pepe y Celedonio Romero, considerados entre los mejores guitarristas del mundo.

Ana Benavides lo tiene muy claro: “la cultura es un valor para toda la sociedad y es tarea conjunta mantenerla y engrandecerla de cara a las futuras generaciones. En mi humilde opinión, igual que preservamos nuestro patrimonio en un banco para que nuestros hijos lo puedan heredar el día de mañana, con más razón aún, la gente joven tiene  todo el derecho del mundo de conocer su pasado, su patrimonio y su cultura, y es nuestra obligación el preservarlo para así podérselo ofrecer”.

 

 

 

 

 

Para ello, esta investigadora y divulgadora del patrimonio musical español del siglo XIX solicita la ayuda de organismos públicos y privados en favor de nuestro patrimonio porque es tarea de todas las instituciones apoyar toda iniciativa en torno a la cultura, ya que es un valor para toda la sociedad y un obligación conjunta mantenerla y engrandecerla de cara a las futuras generaciones. En concreto, Ana no deja de hacer especial hincapié en el hecho de que son las grandes empresas españolas las que deben tomar el relevo en el respaldo a la cultura y aprender del sistema norteamericano donde muchas empresas privadas se ponen las medallas ante un tesoro cultural rescatado, un auditorio reformado, la organización de un festival, una exposición o una edición de primera línea.

Ana Benavides más que un granito ha puesto toda una montaña de arena para contribuir a esta tarea tan importante para el futuro de nuestro país. Ahora es cuestión de que otros se sumen y apoyen sus iniciativas y las de personas que como ella contribuyen de manera tan apreciable a engrandecer nuestro legado.

¿A que es un placer conocerla? Pues si quieres saber más, aquí te dejo algunos enlaces con entrevistas e interpretaciones suyas al piano de esa música que ella nos ha permitido volver a escuchar y también la página en la que se pueden adquirir los discos de la colección Piano Inédito Español del Siglo XIX de la que te he hablado.

Entrevista en Telemadrid:

Entrevista en el programa No es un día cualquiera de RNE:

Interpretación al piano de ¡Viva Navarra!

 

Por cierto, además de concertista y profesora de piano en el Conservatorio Joaquín Turina de Madrid, Ana Benavides forma parte del claustro de profesores de la Universidad Carlos III. Es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga y es doctora en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid. También es autora del libro “El Piano en España” publicado por Bassus Ediciones.

Portada. Cubierta del Disco Piano Inédito Español Vol V

 

Paloma Carreño

Aunque en estos tiempos que corren quien no es un gurú o un crack no es nadie, yo confieso ser nada más y nada menos que una profesional del marketing y la comunicación estratégica que ha desarrollado su carrera profesional en entornos internacionales. Veinticinco años en los que lo he hecho lo mejor que he sabido y me han dejado, que ya es bastante. Apasionada de la creatividad y de cualquier actividad que nos impulse a ser más libres y más felices. En la actualidad, Consultora de Márketing y Comunicación y Emprendedora