Es cierto que no resulta fácil encontrar una cinta tan triste como Cowboy de medianoche. Pero no por ello dejamos de reconocer su valía y la incluimos entre nuestras Películas cincuentópicas.

Dirigida por John Schlesinger y estrenada en 1969, Cowboy de medianoche (en su título original Midnight Cowboy y traducida de las maneras más diversas en los países hispanoamericanos) narra la historia de Joe Buck, un joven e ingenuo tejano que deja su trabajo de lavaplatos y se presenta en Nueva York con la intención de trabajar como gigoló, quien en su poco afortunado devenir se encuentra con el estafador Rico «Ratso» Rizzo.

Pero al margen de su trama inicial, que se basa en la novela homónima escrita por James Leo Herlihy en 1965, Cowboy de medianoche va mucho más allá de aludir a la vida de dos perdedores. En realidad nos presenta una sociedad plena de insolidaridad y disecciona algunos de los sentimientos básicos del ser humano: la decepción ante las expectativas vitales que no se cumplen, la dolorosa soledad de quien es rodeado por la muchedumbre, el engaño como modo de vida….

Y todo ello envuelto por una excelente banda sonora que incluye la inolvidable canción Everybody’s Talkin de Harry Nilsson que deseamos compartir con todos los seguidores de Cincuentopía.

La película contó con el protagonismo de Jon Voight y Dustin Hoffman, acompañados por secundarios tan solventes como Brenda Baccaro, Sylvia Miles, John McGiver o Bob Balaban.

Cowboy de medianoche logró un considerable éxito de público y obtuvo desde el comienzo el favor de la crítica. Fue nominada a siete Premios Óscar, alcanzando tres de ellos: Mejor Película, Mejor Guion y Mejor Guion Adaptado. Se da además la circunstancia de que fue la primera (y última) vez en la historia que una película con la calificación X (que en Estados Unidos no tiene correspondencia con la calificación X de otros países como España) lograba alzarse con la estatuilla al mejor film.

En la actualidad es unánimemente reconocido como uno de los filmes más relevantes de las últimas décadas, una hermosa oda urbana, un descarnado poema del celuloide.

La serie de entradas sobre Películas cincuentópicas está compuesta por los siguientes títulos: