DESTACADOSLEER
68
0

Poesía reunida, de Philip Larkin

Poesía reunida, de Philip Larkin

Poesía reunida, de Philip LarkinPhilip Larkin es uno de los más brillantes literatos del siglo XX. Dicho así suena rotundo pero lo cierto es que este libro en edición bilingüe, presentado bajo el título Poesía reunida, permite comprender mejor la propuesta artística de quien llegó a ser en vida el más popular de los poetas británicos.

Frente a la poesía simbolista de Auden o Eliot, Philip Larkin (1922-1985) es el vate de lo cotidiano, en cierta medida en la línea de Hardy, autor del que era un profundo conocedor (además de gran admirador y generoso divulgador). Mineros, tratantes de ganado, conductores, ciclistas, curanderos, músicos, soldados, novios… se abren paso a través de sus versos con singular energía y contundencia.

Conviene aclarar que Poesía reunida no incorpora la totalidad de la obra poética de Larkin. Sí incluye sus tres libros más reconocidos (Engaños, Las bodas de Pentecostés y Ventanas altas) además de una selección de algunos poemas dispersos (entre ellos uno de los más famosos, “Albada”).

En Larkin no encontramos rosas (si acaso cardos aplastados bajo una bota de suela desgastada y manchada de barro) ni elfos (todo lo más desorientados viajeros vestidos con pulcro desaliño) ni tan siquiera dragones (como mucho airados oficinistas hartos de ser molestados por su inane parentela). Pero sus versos son la antítesis de la vulgaridad, lo opuesto a la fealdad, el reverso de la morbidez.

El universo literario de Philip Larkin es tan peculiar como fascinante. Es difícil determinar en qué momento es más brillante, si cuando muestra su abierta aversión a instituciones como la familia o el matrimonio o al ironizar sobre su escasa pericia sexual; y tampoco resulta sencillo concluir si emocionan más sus alusiones a la vejez como doloroso proceso de degradación del ser humano o las reflexiones sobre las difíciles relaciones entre padres e hijos.

Y una breve referencia a la cuestión de la traducción de Poesía reunida. Todo texto poético siempre es difícil de traducir pero quizá en el caso de Larkin lo sea todavía más al carecer de asideros simbólicos y, por el contrario, rezumar musicalidad. La traducción de la obra es responsabilidad de dos profesionales distintos, Damià Alou y Marcelo Cohen, y tal circunstancia es percibida con claridad por el lector: en la boca del segundo aparece más prosaico mientras que a través del primero emerge más resonante.

En cualquier caso la capacidad lírica de Larkin lo aguanta todo. Es incomparable su dominio del vocabulario puesto al servicio del tempo; resulta excelente el engranaje de los versos que conforman cada una de las estrofas y admirable el engarce de todas ellas en el conjunto del poema; asombra su habilidad para pasar sin solución de continuidad del poema cincelado en versos breves de rima machacona (con los extenuantes “Sapos” de Engaños o “Annus mirabilis” de Ventanas altas a la cabeza) a las piezas líricas más densas sustentadas en versos inacabables cuya cadencia consigue un éxtasis sibilino (los maravillosos “En la iglesia” de Engaños o “Las bodas de Pentecostés” que da nombre a la totalidad del libro serían dos ejemplos representativos).

Gracias a Poesía reunida estamos en magníficas condiciones de acercarnos a una personalidad tan rica como contradictoria: su abierta y declarada misoginia no le impidió simultanear hasta tres parejas distintas; su aversión a los niños se enfrenta con su compasión por los animales (en el testamento legó buena parte de sus bienes a protectoras de animales); su trabajo como bibliotecario en la Universidad de Hull no redujo el nivel de sus exabruptos hacia la lírica de salón; su formación en Oxford fue plenamente compatible con una actitud de abierta crítica hacia el intelectual profesional; aunó su horror ante la vida social con su afición a los gin-tonics, a los guateques y al ligoteo… ¡Qué mejores ingredientes para un apetitoso festín!

——————————————————————

Philip Larkin. Poesía reunida. Lumen. Barcelona, 2014.

——————————————————————

Tags: DESTACADOS, LEER

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar