Comparte

Qué hay de tu vida Podcast número 112. Presentado por Anselmo Mancebo, Charo Onieva y David Parra, quienes te dan la bienvenida a sus contenidos.

La exposición de arte del programa se centra en «La imagen humana: arte, identidades y simbolismo» que se desarrolla en CaixaForum Madrid. Se trata de una muestra que propone un viaje a través del tiempo y de las culturas, un recorrido que no distingue ni épocas ni fronteras para mostrar un tema universal: cómo el ser humano se ha representado y se representa a sí mismo.

El rincón para el recuerdo de Qué hay de tu vida Podcast número 112 examina la serie En ruta, protagonizada por Claude Akins y Frank Converse, que narra las aventuras de los camioneros Sonny Pruit y Will Chandler por las grandes llanuras y las zonas más rurales de Estados Unidos. Como ocurrió en otros países, también en España tuvo un enorme éxito.

El Club de Lectura reseña el libro Lila de la escritora estadounidense Marilynne Robinson (1943), publicado en el mercado castellano parlante por la editorial Galaxia Gutenberg. La obra se añade a Gilead y En casa, las dos anteriores novelas de la autora que se desarrollan en este mismo lugar del medio oeste de Estados Unidos, donde los inviernos son fríos y prolongados, los veranos de una humedad asfixiante y el otoño y la primavera apenas se dejan ver. Y todavía nos aguarda Jack, una cuarta novela sobre este mismo territorio.

Los contenidos de Qué hay de tu vida Podcast número 112 concluyen con la lectura del poema Ausencia de Baldomero Fernández Moreno, cuyos primeros versos son los siguientes: «Es menester que vengas, / mi vida, con tu ausencia, se ha deshecho, / y torno a ser el hombre abandonado / que antaño fui, mujer, y tengo miedo».

Qué hay de tu vida es un podcast elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».