Anselmo Mancebo, Charo Onieva y David Parra te dan la bienvenida a ¿Qué hay de tu vida? Podcast número 12.

El tema estrella de la semana se centra en aquellas parejas donde una de las partes trabaja y la otra ya se ha jubilado. En ¿Qué hay de tu vida? Podcast número 12 se analizan distintos casos y se proporcionan algunos consejos de interés.

«Cualladó esencial» es el título de la exposición que es analizada en¿Qué hay de tu vida? Podcast número 12. Esta muestra transcurre en la Fundació Catalunya La Pedrera de Barcelona.

Gabriel Cualladó (1925-2003) es un fotógrafo clave para comprender el movimiento de renovación de la fotografía española de la segunda mitad del siglo XX. Su obra destila una personalidad propia y destaca entre la de sus compañeros de generación por impregnar de humanismo la triste realidad de la posguerra y componer un universo inundado de lirismo.

Nada fue igual en el cine tras el estreno en 1977 de La guerra de las galaxias, película que es analizada en ¿Qué hay de tu vida? Podcast número 12. Todo es mítico en el filme: sus por entonces jovencísimos protagonistas (Carrie Fisher, Mark Hamill y Harrison Ford), los secundarios de acreditada profesionalidad como Alex Guinness o Peter Cushing, el malísimo Darth Vader, el fiel Chewbacca y los singulares robots R2D2 y C3PO.

La guerra de las galaxias

Nada fue igual en el cine tras el estreno en 1977 de La guerra de las galaxias

Dirigida por George Lucas , en esos momentos muy poco conocido, continúa conmoviéndonos su espectacular banda sonora compuesta por John Williams que recordamos aquí para los seguidores de Cincuentopía.

El poema La jerigonza de Cintio Vitier pone el cierre a ¿Qué hay de tu vida? Podcast número 12. Anselmo Mancebo pone su voz a esta composición cuyos primeros versos son los siguientes: «Queríamos vivir ocultos, / ser harapientos héroes, / usar el idioma como un trapo tenebroso / que esconde la joya más ardiente».

¿Qué hay de tu vida?” es un podcast elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».