Qué hay de tu vida Podcast número 41. Presentado por Anselmo Mancebo, Charo Onieva y David Parra, quienes te dan la bienvenida a sus contenidos.

Podcast número 41 ¿Qué hay de tu vida?

Por segundo programa consecutivo se plantea un podcast de carácter especial, realizado con motivo de las fiestas navideñas que se están desarrollando a lo largo de estos días y que poco a poco llegan a su fin.

La totalidad de los contenidos de Qué hay de tu vida Podcast número 41 aluden al conjunto de fallos, erratas, errores y equivocaciones cometidos por los distintos componentes a lo largo del recientemente concluido año 2019. Es decir, como las tomas falsas de una película o una serie de televisión pero sin su glamour.

Hay veces en que el error viene a la hora de introducir el tema de la semana porque como bien dice el refrán, el mejor escribano echa un borrón; otras veces ocurre a la hora de la despedida, tal vez las prisas por acabar sean malas consejeras; y otra posibilidad es que un chiste contado de improviso ocasione la hilaridad de los componentes del programa.

A veces un apellido llamativo causa las risotadas y la consiguiente paralización de la grabación (reconocemos que no está bien reírse de esas cosas pero nos sucede y lo asumimos); en otras ocasiones el desencadenante de las carcajadas es un poema de excelente contenido pero de nombre lo suficientemente significativo; y también puede suceder que la lengua se trabe en un determinado momento y obligue a parar, coger aire y comenzar de nuevo.

He aquí algunas equivocaciones convertidas ya en clásicas y subrayadas en Qué hay de tu vida Podcast número 41: olvidos de compañeros a la hora de la despedida, ataques de risa en plena grabación o cuando el número de podcast se olvida o se confunde.

Qué hay de tu vida es un podcast elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

Abrir chat