Qué hay de tu vida Podcast número 85. Presentado por Anselmo Mancebo, Charo Onieva y David Parra, quienes te dan la bienvenida a sus contenidos.

Programa núm. 85 ¿Qué hay de tu vida?

Nuestro programa se aleja del formato habitual con motivo de las fiestas navideñas que se desarrollan a lo largo de estos días. Lo dedicamos por completo a repasar los diferentes cancioncidios que hemos cometido a lo largo de este año 2020 que está dando sus últimos coletazos.

Qué hay de tu vida Podcast número 85 comienza con Stayin Alive, uno de los innumerables éxitos del grupo australiano Bee Gees, Eva María se fue de Fórmula V, prototipo de canción del verano, Highway to hell, con el que AC-DC logró elevar el hard rock a los máximos niveles de popularidad, y Yo no soy ésa con la que Mari Trini se encumbró en las listas de éxito en España y diversos países de Hispanoamérica.

El listado continúa con Al Alba, el homenaje a Luis Eduardo Aute, Imagine, un himno generacional cuyo autor es John Lennon con la ulterior coautoría añadida de Yoko Ono, Eres tú, tema con el que Mocedades representó a España en el Festival de Eurovisión de 1973, Hotel California de The Eagles y La estrella de David con la que Juan Bau saltó a la fama y obtuvo el número uno en doce países.

Qué hay de tu vida Podcast número 85 concluye con Please don’t go, el formidable tema de KC and the Sunshine Band, O tren, con el que Andrés Dobarro se aupó al número uno de las listas de los más vendidos en España, Sobran las palabras, la canción con la que Braulio representó a España en el Festival de Eurovisión de 1976, Rock de la cárcel de Elvis Presley y Un ramito de violetas, la enésima obra de arte de la gran cantante española Cecilia que tantos y tantos grandes momentos nos dejó a lo largo de su corta carrera.

Qué hay de tu vida es un podcast elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».