Raimundo Sabunde fue un destacado humanista de finales de la Edad Media, siendo considerado por muchos como un verdadero sabio del conocimiento y del amor verdadero. Filósofo, profesor, erudito y maestro de medicina, se convirtió en referencia del pensamiento occidental europeo durante buena parte de los siglos XV y XVI, aunque su figura ha caído posteriormente en el olvido.

Pese a que no existe completa unanimidad, buena parte de los estudiosos estima que Raimundo Sabunde (1385-1436), también conocido como Raimundo de Sabunde o Ramón Sibuida, nació en Barcelona (en aquel momento la mayor ciudad de la Corona de Aragón). A lo largo de su vida escribió más de cincuenta libros, convirtiéndose en uno de los más reputados eruditos de la época.

Como médico y profesor de teología en la Universidad de Tolouse, se encargó de difundir una concepción filosófica más inclinada hacia el realismo que al idealismo, en la que se otorga singular relevancia al deseo de lograr el conocimiento y la perfección moral del individuo.

De toda la producción intelectual de Raimundo Sabunde muy posiblemente su obra esencial (y sin duda la más conocida) sea la Teología Natural (Liber naturae sive creaturarum), inicialmente escrita en latín aunque con numerosos términos en catalán. En este libro, cuyo espíritu corresponde a lo expresado en el Concilio de Basilea, se opone a la consideración de que razón y fe (filosofía y religión) son antagónicas e irreconciliables. Entiende que el ser humano está en disposición de conocer a Dios, incluso sin ayuda de la fe, gracias a la preeminencia de su capacidad de raciocinio.

Un autor como Michel de Montaigne en sus famosos Ensayos contribuyó a transmitir la obra de Raimundo Sabunde, dedicándole el más extenso de sus capítulos y glosando de manera pormenorizada sus textos (aunque en buena medida lo que hizo el escritor francés fue rebatirlos desde el máximo respeto).

Las ideas de Raimundo Sabunde causaron una notable polémica en su momento, sobre todo tras el proceso de Contrarreforma cuyo paradigma fue el Concilio de Trento. En el año 1595 el prólogo de la Teología Natural fue incluido en el Índice de Libros Prohibidos, en gran medida por la afirmación de que la Biblia es la única fuente de verdad revelada.

Pese a todo ello, la influencia del pensamiento de Raimundo Sabunde fue bastante relevante durante las décadas siguientes. Se considera que filósofos como Hugo Grocio, Juan Amós Comenio o Christian von Wolff, entre otros, han bebido de las fuentes de este gran pensador.

Para aquellos seguidores de Cincuentopía que deseen profundizar más en la vida y obra de Raimundo Sabunde, les recomendamos un interesante artículo de José Luis Fuertes Herreros titulado La ciencia del verdadero conocimiento y del verdadero amor en el Liber Creatorum (Libro de las Criaturas) de Ramón Sibiuda.

 

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».