DESTACADOSRECORDAR
59
0

Se une al Club de Cincuentopía… Miguel Albaladejo

Miguel Albaladejo

El director de cine Miguel Albaladejo es ya un nuevo componente del Club de Cincuentopía. ¿Cómo ha llegado hasta aquí? Vamos a saberlo a continuación.

Miguel Albaladejo nació el 20 de agosto de 1966 en Alicante. Desde muy niño mostró una gran pasión por el séptimo arte. Su propia familia poseía un cine y su hermano mayor era programador, lo que le permitió acceder de manera precoz a los filmes de los más grandes directores.

Tras estudiar la carrera de Ciencias de la Información (rama de Imagen) en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, comienza su labor como asistente de producción en películas como El sueño del mono loco y Las cartas de Alou, convirtiéndose en ayudante de dirección de Luis García Berlanga en Todos a la cárcel.

En 1994 Miguel Albaladejo realiza el cortometraje Sangre ciega, su primera incursión ya como director. Los seguidores de Cincuentopía que lo deseen pueden ver la totalidad de este corto (son 13 minutos) a través de este enlace.

En 1998 tiene lugar su debut como director del largometraje La primera noche de mi vida. Durante los siguientes años su prestigio va creciendo en la industria cinematográfica española gracias a películas como Manolito Gafotas, Ataque verbal, El cielo abierto, Rencor, Cachorro, Volando voy, Nacidas para sufrir

De manera paulatina Miguel Albaladejo se dota de un estilo personal, caracterizado por la cercanía con el espectador, la apuesta por escenarios corales, la puesta en escena siempre dotada de verosimilitud incluso en situaciones que no se prestan para ello. Gracias a esto se ha consolidado como uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico español, con unas esperanzadoras perspectivas de futuro.

Demos la bienvenida a Miguel Albaladejo como se merece al Club de Cincuentopía.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://cincuentopia.com/wp-content/uploads/2015/06/logo-google-.jpg[/author_image] [author_info]Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce». [/author_info] [/author]

Tags: DESTACADOS, RECORDAR

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar