DESTACADOSRECORDAR
119
0

Se une al Club de Cincuentopía … Anacleto Agente Secreto

Anacleto Agente Secreto y los tiburones

VázquezDesde el día 7 de diciembre Anacleto Agente Secreto se ha incorporado al Club de Cincuentopía. Anacleto, agente secreto fue un encargo de la Editorial Bruguera destinado al dibujante Manuel Vázquez. El debut de Anacleto tuvo lugar en el número 1.753 de la revista Pulgarcito fechado en diciembre de 1964 y la serie fue después publicada en los tebeos de la época: Gran y Super Pulgarcito, Din Dan, DDT, Mortadelo, Tío Vivo. Sus aventuras fueron recopiladas también en los álbumes Olé! y Alegres historietas.Anacleto, agente secreto es una parodia de las novelas y películas de espías que estaban de moda en aquella época con James Bond a la cabeza. Realmente fue Maxwell Smart, el protagonista de la serie televisiva Superagente 86, quien inspiró a Vázquez. En cualquier caso, en las historietas se hace uso continuado de todos los gags relacionados con el género del espionaje: mensajes secretos, microfilms, agentes dobles, pasadizos, villanos, misiones, etc.

Super PulgarcitoAnacleto agente secreto estaba encarnado por un hombre joven, de pelo negro y nariz alargada. Vestido con traje negro con camisa blanca y pajarita al más puro estilo James Bond, su peinado fue cambiando con el tiempo. Entre los meses finales de 1965 y los comienzos de 1966, Anacleto se desmelenó. La gomina dejó paso a un desenfadado flequillo a lo Beattle, aunque posteriormente volvió a la gomina. Empedernido fumador, en la boca sostiene permanentemente un cigarrillo a lo Lucky Luke.

Anacleto El malvado VázquezSi Anacleto fuma siempre cigarrillos, el jefe de Anacleto fuma cigarros puros. Al contrario de Anacleto, estilizado y en forma, su jefe es gordo, con la cabeza absolutamente calva y gafas. Un burócrata en las antípodas del hombre de acción que es Anacleto, al que le deniega los anticipos que continuamente. En esta dialéctica que mantienen ambos, Anacleto engaña a su jefe siempre que puede. Y el método que emplea el jefe para convencer a Anacleto es la bofetada (¡Plaf!) Hay que advertir que no siempre fue el jefe de Anacleto. En su primera etapa tuvo un jefe militar, que en su uniforme llevaba un signo de interrogación en los galones, que le infringía castigos con un nivel de eficacia que rayaba en el sadismo. Entre otros personajes ocasionales, en la colección de Olé! de Ediciones B aparecieron como artistas invitados Popeye, James Bond y el propio Vázquez haciendo de malo de la historieta con el sobrenombre de El malvado Vázquez.

Anacleto y el desiertoAunque el lema del protagonista es “Anacleto nunca falla”, debido a su sempiterna torpeza incurre en todos los despropósitos inimaginables, desde fotografiarse a sí mismo por usar la cámara al revés, o robar los planos de una campaña de desratización o de un nuevo modelo de moda femenina o distraerse intentando recuperar un documento que ha salido volando. Además de los escenarios urbanos, otro escenario frecuente es el desierto, en especial el del Gobi. Es uno de los temores de Anacleto, tener que adentrarse en el desierto para cumplir alguna surrealista misión.

EspumaNo siempre Vázquez se ocupó de la trayectoria de Anacleto agente secreto. La plantilla de la editorial tuvo que suplir al dibujante en más de una ocasión, para que las historietas se publicaran a tiempo. El cierre de Editorial Bruguera trajo consigo el final de Anacleto. La última vez que Vázquez dibujó al personaje fue para el número 5 del fanzine erótico granadino Espuma fechado en 1995. En la historieta le acompañaban las hermanas Gilda en un más que irreverente menage à trois.

El interés por este personaje, no decae en absoluto. Al igual que su creador, Anacleto contará con una película que narre sus aventuras y desventuras. Javier Ruiz Caldera está a cargo de la dirección y Quim Gutiérrez encarnará a Anacleto.
A mayor honra de Anacleto, también Rivas-Vaciamadrid le ha dedicado una calle.

Tags: DESTACADOS, RECORDAR

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar