DESTACADOSLEER
64
0

Un hombre sin aliento, de Philip Kerr

Un hombre sin aliento, de Philip Kerr

Un hombre sin aliento, de Philip KerrPhilip Kerr continúa esculpiendo en Un hombre sin aliento el personaje de Bernie Gunther, una de las más interesantes creaciones de la novela negra a escala internacional de estos últimos quince años. Se trata de la novena de sus aventuras, todas ellas publicadas hasta la fecha en lengua castellana por la editorial RBA.

Los lectores habituales de Philip Kerr hemos sido partícipes de las siempre complejas vicisitudes que atraviesa Gunther allá por donde va y de sus cambios de ocupación (policía de la brigada criminal Kripo, detective del hotel Adlon, detective independiente por cuenta propia, comisario de la oficina de seguridad del Reich, miembro de la oficina de crímenes de guerra del alto mando militar alemán, oficial de inteligencia, gerente de hotel, hacendado…) .

Kerr vuelve a retroceder en el tiempo al plantear el escenario de Un hombre sin aliento en marzo de 1943, tras la derrota sufrida por el ejército alemán en Stalingrado. Por consiguiente desde el punto de vista tanto temporal como espacial el libro se aleja de obras como Una llama misteriosa o Gris de campaña situadas en los años cincuenta y ya lejos de Alemania (Cuba y Argentina respectivamente) y se acerca más al resto de novelas desarrolladas en pleno periodo nazi.

En esta ocasión Bernie Gunther debe investigar lo ocurrido en una gigantesca fosa común ubicada cerca de la localidad de Smolensk, en ese momento una zona soviética ocupada por las tropas alemanas, en la que comienzan a aparecer centenares (luego miles) de restos humanos pertenecientes a oficiales polacos. La duda estriba en saber si fueron asesinados por los soviéticos o por los alemanes, con sus evidentes implicaciones geoestratégicas y propagandísticas.

En Un hombre sin aliento Philip Kerr vuelve a mostrar uno de los grandes valores añadidos de sus novelas: la capacidad de ubicar al protagonista en un marco histórico concreto, siempre bien documentado y bien cosido (literariamente hablando) a la trepidante trama planteada.

Lo sucedido en Smolensk (la matanza del bosque de Katyn) forma parte de la más terrible historia de la Segunda Guerra Mundial. Y buena parte de los personajes que aparecen (como el dirigente nazi Joseph Goebbels, el responsable de los servicios secretos alemán almirante Wilhelm Canaris o los menos conocidos Hans von Dohnanyi, Rudolf von Gersdorff, Günther von Kluge o Henning von Tresckow, entre otros muchos), son reales.

Como es habitual en las novelas protagonizadas por Bernie Gunther la acción no da tregua al lector. Asesinatos, intrigas, presiones políticas, delaciones, felonías, pasiones amorosas… se van sucediendo sin solución de continuidad. Y como le sucede con relativa frecuencia, Gunther es amenazado, encarcelado, golpeado y disparado.

Al igual que ocurre en las restantes obras de Kerr, más allá de lo que es la mera anécdota policial Un hombre sin aliento permite comprender mejor el particular contexto de la época, en este caso el frente oriental de la Segunda Guerra Mundial, donde se vivió una terrorífica conflagración de exterminio. También sirve para entender buena parte de las complejidades de la Alemania de aquella época, muy lejos de la aparente uniformidad que tradicionalmente se ha otorgado a este país durante la época de dominio del Partido Nacional-Socialista.

Leer Un hombre sin aliento es una magnífica forma de distraerse con las sorprendentes intrigas que acaecen en el castillo de Dniéper y de conocer las maquinaciones sociopolíticas protagonizadas por algunos de los más destacados personajes alemanes de las décadas de los treinta y cuarenta del siglo XX.

———————————————————————

Philip Kerr. Un hombre sin aliento. RBA. Barcelona, 2014.

———————————————————————

Tags: DESTACADOS, LEER

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar