EXPERTA EN EL ÁREA DE ESTRATEGIA RELACIONAL: LA DIPLOMACIA AL SERVICIO DE LA EMPRESA Y SUS PROFESIONALES

Hace casi un año que escribo en Cincuentopía sobre los retos de los profesionales de nuestra generación y busco ejemplos entre nosotros que demuestren que tenemos muchas cosas que decir, aunque las circunstancias no lo estén poniendo fácil.  Hoy no tengo que irme muy lejos para encontrar a esa persona que sabe mucho de lo suyo y que demuestra con su tarea diaria todo lo que puede aportar: Josefina Escudero, mi compañera de sección en estas páginas, quien nos da una de las claves para una vida profesional  y personal de éxito: la estrategia relacional, área en la cual ella es una reconocida experta. 

Josefina  ¿Quién eres?

estrategia relacional

Josefina Escudero Calabozo

Soy una persona de contrastes y una gran superviviente, porque defiendo y creo en unos valores que hoy están desapareciendo. En mi vida necesito la belleza para lograr armonía y recomponer fuerzas. Pero enfoco los momentos tensos y difíciles de manera resolutiva. De carácter independiente, pero muy comprometida con mis responsabilidades personales y profesionales. Soy leal y muy paciente, pero no podría pasar toda mi vida en el mismo sitio. A menos que no quede otra. Entonces me adapto y busco lo positivo para pasar esa situación lo mejor posible. Soy respetuosa con lo diferente pero lo vulgar me apaga. Sencilla pero a la vez muy exigente creo más en los pequeños detalles que en los grandes gestos. Lo que te digo, un puro contraste.

¿Cuál es tu trayectoria profesional?

Soy una persona de vocación internacional. Salí en el 93 y desde el 97 tengo mi residencia en Suiza. Enfoqué mi formación muy de cara al exterior: Filología inglesa con alemán como segundo idioma, máster en Comunidades Europeas y como colofón preparé la carrera diplomática. Tuve que aprender francés. A raíz de esto un banco internacional me hizo una oferta enormemente interesante para trabajar fuera de España y acepté sin dudarlo.  Así entré  en el mundo financiero internacional. He vivido en nueve países y trabajado por todo el mundo. He tenido ese gran privilegio. En aquellos momentos había muy pocas mujeres con estas características fuera de sus países. La gran mayoría acompañaba a sus maridos allí donde la empresa los mandaba. Así que, en este sentido, fui una pionera.

¿Y a qué te dedicas ahora?

Como directiva apliqué siempre la diplomacia en mi trabajo diario. Fue un aprendizaje sobre el terreno de casi veinte años, y me funcionó tan bien que a los 45 años decidí aprovechar toda esta estrategia y hacer de ello mi nueva profesión.

Seguí trabajando por todo el mundo, pero trabajando para mí. Así comencé  hace más de diez años una nueva andadura profesional que me permite gestionar mi propio tiempo, es decir mi vida.

Primero creé El Escudero Fiel y al poco tiempo Josefina Escudero. Desde distintos ángulos enseño a la gente a saber tratar a las personas en cualquier circunstancia, edad y cultura. Saber relacionarte es importantísimo siempre, pero en los negocios es primordial.

En ambas empresas desarrollé mis propios programas. Y me siento especialmente orgullosa del programa que he creado para la mujer ejecutiva internacional, porque creo que no hay nada parecido aún.

Háblame de tu momento presente.

Por las propias obligaciones y compromisos que adquieres en las distintas etapas de la vida he vuelto a España. A medida que avanzas te encuentras con nuevas situaciones y responsabilidades a las que hacer frente.  Y hay que ampliar el radio de observación, de análisis, de estudio y de reacción. Yo decidí vivir a mi madre en esta etapa de su vida de manera principal.

Eso implica renunciar a muchas cosas, y si no lo organizas bien puedes verte muy menguado en tus opciones personales y profesionales. Y así descubrí la situación en la que se encuentran primero las personas mayores, y luego la de quienes se ocupan de ellos. Así que, además de con mi carrera profesional, estoy muy comprometida en esta tarea. Queda mucho por hacer pero no hay nada más gratificante que luchar por mejorar la vida de los demás y que lo tengamos más fácil.

 ¿Crees que la estrategia relacional sigue teniendo sentido a los 50 años?

A los 50, como a los 30, podemos tener unos vicios adquiridos y que desconocemos, que pueden estar dañando nuestra forma de relacionarnos. Si fuera fácil hacerlo bien, todos conseguiríamos lo que queremos a la primera.

Es como ir a un sitio andando o en coche. Andando tardas más, aunque creas que es más natural. En coche llegas antes y más descansado. Hoy las relaciones son más rápidas, más interdependientes, más comprometidas y arriesgadas que nunca. Y si nos referimos al mundo on-line, mejor me lo pones. Un error aquí tiene tanta trascendencia que puede fulminar tu reputación de la manera más cruel e inmisericorde. Y profesionalmente es un riesgo que pocos se pueden permitir. Cada vez es más importante  enfocar las relaciones personales de una manera más sofisticada. Las circunstancias actuales lo piden. Y a eso también se aprende. A cualquier edad.

¿Podrías ser un poco más específica y explicarme cuál es tu forma de trabajar?

Mis sesiones como mentora son totalmente personales y privadas. Tienen que serlo dadas las características de las mismas. Yo no hago recetas estándar, no puedo hacerlas. ¿Te imaginas un médico que para cualquier dolor siempre recetara lo mismo? Otro caso distinto es si una empresa me pide formación para un equipo determinado. Los objetivos son distintos y los resultados también, no tienen nada que ver. Pero, aunque no puedes ir de uno en uno de manera individual, son una buena llamada de atención. Y de despertar conciencias

¿Crees que las personas de 50 años tienen todavía algo que aportar a la empresa o sus conocimientos se han visto superados por las nuevas tecnologías?

Las personas de 50 años están en el mejor momento de madurez profesional y personal. Prescindir de este valor es un suicidio económico y social, al que poco a poco se le está poniendo remedio.

Y en cuanto al desfase tecnológico…yo no creo en las verdades absolutas y en este caso me temo que tampoco es cierto. Hay excepciones, como en todo, claro, pero conozco a profesionales senior que controlan los secretos de las nuevas tecnologías al menos al nivel que necesitan para su día a día. No son frikis ni falta que hace. Con ser usuario actualizado es suficiente .Y lo son. Y además aportan unos valores de relación personal y madurez intelectual que favorece a sus colegas jóvenes de manera muy positiva.

Si entre tus clientes estuviera un director de recursos humanos ¿cómo le convencerías del valor de contar entre su gente con personas de diferentes edades y no prescindir de las más veteranas?

Trabajo bastante con directores de RR HH  así como con Head Hunters. Dependería de la edad que tuviera ese director ya que no se es lo mismo a los 38 que a los 54.

Las ventajas de los veteranos son muchas, tenemos una madurez y capacidad  de reacción y calidad de análisis a prueba de sustos, crisis, agobios, cambios de directrices, hemos pasado por muchos pueblos ya. Portamos valores muy necesarios en la empresa de hoy y de siempre como son  la lealtad, la disciplina, el esfuerzo o el respeto. Valores que son intangibles pero que van directamente a la cuenta de resultados.

Los jóvenes  con sus muchos valores, ilusión, creatividad, formación… necesitan y reclaman a su lado profesionales con experiencia que le sirvan de modelo y de referencia. Conozco a muchos que me lo dicen. Al prescindir de los veteranos se les dan unas responsabilidades para los que aún no están preparados, no por falta de recursos, pero sí de experiencia en esas lides.

Las compañías deben prepararse para resolver sus necesidades con una fuerza laboral multigeneracional. Varias generaciones tendrán que convivir en las organizaciones, y éstas tendrán que conciliar diversos intereses, culturas, modelos de trabajo y de compromiso.

Hay que contratar talento, no la fecha de nacimiento.

¿Qué puede aportar el portal Cincuentopía a las personas de 50 años? ¿Y tú  dentro de Cincuentopía?

Cincuentopía es un referente y un estímulo  para los cincuentópicos. Es como un parque temático en el que desde el minuto uno mires dónde mires y te pares en la sección que te pares, sabe decirte que el protagonista aquí eres tú. Me encanta porque desde ángulos distintos la cultura lo envuelve todo, y toca aspectos muy diversos y atractivos según las circunstancias o intereses de cada uno. Hay mucha vida y mucho amor detrás de todo este trabajo.

En cuanto a mí, pretendo ser un acicate para los profesionales que en estos momentos de su vida deben dar un giro o un cambio en su actividad profesional y no saben muy bien cómo hacerlo. Que sepan que si me necesitan aquí me tienen.

¿Nos recomendarías un libro, Josefina?

Os voy a recomendar un libro muy interesante y muy poco conocido:

Las enseñanzas de Ptahhotep de Dieter Kurth, publicado en la Editorial Aldebarán y traducido por Javier Alonso.

Fue escrito a finales del tercer milenio antes de Cristo pensando en el futuro visir del faraón, el cargo más alto de la administración egipcia antigua. Su redactor formula normas sin las cuales no podría existir la vida en sociedad. ¿Cómo puedo aprender a dirigir correctamente a mis subordinados ?

Ya que el camino hasta la más alta posición pasa, durante una larga vida, por muchos estadios intermedios  aún siendo jefe, se plantea, además, la cuestión de una conducta inteligente respecto a los superiores.

Algunos de los contenidos son “Puesto administrativo y honradez”, “Si el jefe te invita a comer”, “Sobre la elección de los colaboradores”,  “El jefe y sus ejecutivos”, “Cómo comportarse en una antesala”, “Sobre la conducta en el cargo”, “De la relación con la amada”.

 Paloma CarreñoAunque en estos tiempos que corren quien no es un gurú o un crack no es nadie, yo confieso ser nada más y nada menos que una profesional del marketing y la comunicación estratégica que ha desarrollado su carrera profesional en entornos internacionales. Veinticinco años en los que lo he hecho lo mejor que he sabido y me han dejado, que ya es bastante. Apasionada de la creatividad y de cualquier actividad que nos impulse a ser más libres y más felices. En la actualidad, Consultora de Márketing y Comunicación y Emprendedora