Ir a la universidad a los cincuenta años es algo que cada vez se advierte con mayor frecuencia, dentro de una tendencia a escala internacional y con particular incidencia en el caso concreto de España.

La formación es un aspecto que quizá no siempre se tiene en cuenta a la hora de aludir al colectivo de cincuentópicos. Parece que porque tenemos cincuenta años ya no tenemos que aprender nuevas cosas ni que formarnos en nuevos temas. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que tenemos que estar abiertos al aprendizaje, ya sea por motivos laborales o por el simple placer de saber más.

Entre las muchas opciones, acudir a las aulas de una universidad a los cincuenta años o realizar un curso a distancia, pueden ser posibilidades particularmente atractivas. Son muchas las universidades españolas que han creado nuevos programas formativos que nos incluyen, bajo unos nuevos criterios que pretenden fomentar la convivencia entre las diferentes generaciones a través de actividades culturales, de manera que la oportunidad de aprender no sólo se quede dentro de clase.

Los programas de los diferentes centros suelen contener asignaturas de interés general como arte, literatura o idiomas, y otras más vinculadas a la actualidad, como el uso de las redes sociales y portales de empleo para recolocarse en el mercado. Estos cursos aportan nuevas habilidades a los diferentes perfiles profesionales y personales.

Posibilidades para ir a la universidad a los cincuenta años

La primera de las posibilidades es el Aula Permanente de Formación Abierta de la Universidad de Granada, una iniciativa que cumple ya un cuarto de siglo. El programa está concebido para los mayores de cincuenta años, a quienes se admite sin ninguna otra exigencia previa.

Entre las materias que se imparten de manera presencial se encuentran salud integral, ciencias naturales y medio ambiente, historia del arte y de la cultura, filosofía, introducción a la psicología, literatura española e historia de España.

Otra propuesta interesante es la de la Universidad de Girona, que también cuenta con un área de formación para los mayores de cincuenta años. Se trata del programa Josep Torrellas.

El plan formativo cuenta con una oferta de unas cuatrocientas asignaturas correspondientes a los planes de estudios de 28 titulaciones oficiales de esta universidad, revisadas por los respectivos coordinadores. Las personas interesadas, se podrán matricular en asignaturas de diferentes grados y no están obligadas a seguir un mismo itinerario.

Y la tercera y última de las posibilidades es el programa PUMUO de la Universidad de Oviedo. Como en el caso de los anteriores, también se dirige a los mayores de cincuenta años y ofrece contenidos de lo más variado. La iniciativa surge con el objetivo de proporcionar una formación universitaria de carácter general, alentar el gusto por el conocimiento y la cultura, adquirir habilidades y destrezas que permitan una mejor adaptación a los cambios acelerados de la sociedad actual y formar para el ocio activo y recreativo.

Las materias se agrupan en cuatro bloques temáticos: humanidades, ciencias jurídico-sociales, ciencias de la salud y de la vida y, por último, ciencia y tecnología.

Si te interesa todo lo que tiene que ver con la universidad a los cincuenta años, te recomendamos que escuches este podcast de «Qué hay de tu vida», el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “Qué hay de tu vida” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».

Abrir chat