El Museo de Bellas Artes de Bilbao dedica una exposición a Vicente Ameztoy que permanecerá abierta hasta el día 13 de septiembre de 2020, una vez superadas las limitaciones de movimientos derivadas del estado de alarma aunque con las correspondientes restricciones de aforo.

La muestra reúne más de cincuenta obras de este creador. Por vez primera se presenta una lectura de conjunto del trabajo de Ameztoy y abarca toda su trayectoria, desde sus muy poco conocidas obras de juventud de finales de los años sesenta del pasado siglo hasta sus trabajos finales en 2001.

Frente al lenguaje abstracto de los artistas de la generación anterior, Vicente Ameztoy (1946-2001) apostó por el lenguaje figurativo que transformó el arte vasco en la década de los setenta y que, en su caso, acompañó de un interés por la subjetividad, el misterio y la ironía. La presencia de lo inquietante y de lo insólito fue una constante en toda su producción, en la que destaca su capacidad para convertir en perturbadores elementos aparentemente tan cotidianos como el paisaje.

La primera y, hasta ahora, única exposición retrospectiva del trabajo de Vicente Ameztoy tuvo lugar en 1990 en San Sebastián y fue concebida por el propio artista como una recopilación de sus obras más significativas de las décadas de 1970 y 1980. Posteriormente se han realizado muestras de pequeño formato centradas en aspectos parciales de su obra, como las celebradas en el Koldo Mitxelena Kulturunea de San Sebastián (2000) o en el Artium de Vitoria-Gasteiz (2003).

Muchas de las obras presentadas en la muestra proceden de coleccionistas particulares que las adquirieron sobre todo en las décadas de los setenta y ochenta, por lo que la exposición saca a la luz obras que desde entonces raramente han podido ser contempladas. Del Museo de Bellas Artes de Bilbao se exponen cuatro representativas de la década de los setenta: Sin título (c. 1972), Sín título [Retrato de Juan Luis Goenaga] (1976); Sin título [Poxpoliñak (Arias Navarro)] (1977) y Sin título [La boca] (1979).

Otras entradas publicadas en Cincuentopía sobre exposiciones albergadas por el Museo de Bellas Artes de Bilbao son las siguientes:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».