La zarzuela El barberillo de Lavapiés se añade al conjunto de reflexiones que sobre este género musical venimos planteando desde Cincuentopía a lo largo de los últimos meses.

Con libreto de Luis Mariano de Larra y música del maestro Francisco Asenjo Barbieri, El barberillo de Lavapiés está estructurada en tres actos. Estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid a finales del año 1874, desde el comienzo obtuvo un notable éxito tanto de crítica como de público.

La zarzuela discurre en Madrid y la acción se sitúa en la parte final del siglo XVIII. Durante su transcurso narra las vicisitudes de personajes como Lamparilla (el barberillo de Lavapiés) y su enamorada la costurera Paloma, don Luis y su prometida La Marquesita, así como los antagónicos don Juan y don Pedro, entre otros.

El barberillo de Lavapiés incorpora un argumento pseudohistórico de intrigas políticas, una clase de trama argumental que entronca con la tradición inmediatamente anterior de «zarzuela grande» pero que a la vez inaugura un nuevo tipo de obra lírica que servirá de modelo a generaciones posteriores. La obra parodia tanto en su título como en ciertos giros textuales la ópera El barbero de Sevilla, aunque con importantes innovaciones que la apartan de la propuesta establecida en su momento por su compositor Gioachino Rossini.

La obra contiene muchos momentos de un extraordinario nivel lírico, gracias al saber hacer e inspiración artística de Francisco Asenjo Barbieri (1823-1894), una de las personalidades más ricas del siglo XIX español que en el momento de su fallecimiento estaba considerado como una auténtica gloria nacional, tras dejar una extensa colección de obras convertidas en mitos de la cultura hispana.

Compartimos con todos los seguidores de Cincuentopía el preludio y coros con el que se inicia la zarzuela.

Para quienes deseen ver la totalidad de El barberillo de Lavapiés, les ofrecemos este enlace con la representación que tuvo lugar en el Teatro de La Zarzuela de Madrid en abril de 2019.

Hasta el momento la serie de entradas dedicadas a la zarzuela consta de las siguientes obras:

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».