El cohousing o vivienda compartida constituye un fenómeno en pleno auge. En qué consiste esta práctica, qué implica verdaderamente o cómo llevarla a cabo de forma satisfactoria son algunos aspectos a tener en cuenta.

Bajo la noción de cohousing se entiende una fórmula de convivencia en la que sus residentes o socios diseñan y autogestionan el edificio en el que viven. Ahí se integran viviendas privadas con zonas comunes amplias de las que también se encargan ellos y que funcionan como una extensión de los pisos particulares.

Por consiguiente estamos hablando de una comunidad que va más allá de limitarse a compartir un espacio, que suele constituirse como cooperativa y en la que se organizan y se reparten todas las tareas. Es decir, se aprovechan todas las sinergias personales y profesionales de los socios. Y desde el punto de vista funcional, se ponen en común unos espacios arquitectónicos con la intención de colaborar y de cuidarse hasta el fin de sus días. 

El concepto de cohousing o vivienda colaborativa surgió inicialmente en países del norte de Europa, con Dinamarca a la cabeza. Y luego se está abriendo paso en otras naciones, incluyendo España donde en la actualidad existen múltiples proyectos de estas características en casi todas las comunidades autónomas.

El funcionamiento de un proyecto de cohousing

Aunque puede haber diferencias entre unos proyectos y otros, sí tienen algunas facetas en común. Lo primero es definir un modelo de convivencia y cómo adoptar las decisiones que van a afectar a quienes formen parte de la iniciativa. A continuación se pasaría a la fase de captar socios, buscar suelo y financiación. Y luego ya se pasaría a la etapa de la convivencia propiamente dicha. Por término medio, desde que comienza la idea hasta que se entra a vivir suelen pasar seis años.

Hay que dejar claro que el cohousing no es una residencia de ancianos ni una especie de comuna. Es una propuesta diferente, donde lo que prima es el cocuidado entre todos, la ayuda integral centrada en la persona. De ahí que cada iniciativa sea distinta. En algunos casos hay más habitaciones, en otros más zonas comunes, otros buscan combinar personas de diferentes edades.

Lo que siempre vamos a ver en un proyecto de vivienda colaborativa es la existencia de habitaciones preparadas para aquellos socios que necesiten atenciones especiales. Es importante tener bien presente que lo habitual es que se trate del último lugar donde vamos a vivir.

Dada la proliferación de proyectos en estos últimos meses y la variedad de los mismos, un consejo para los seguidores de Cincuentopía es que vayan a internet y hagan una búsqueda con la palabra cohousing o vivienda compartida. Ahí les van a aparecer distintas iniciativas en diferentes lugares de toda España.

Los interesados en el fenómeno de la vivienda colaborativa tienen información adicional en este podcast de «Qué hay de tu vida», el programa que se emite en Radio Cincuentopía de forma semanal. “Qué hay de tu vida” es un programa elaborado por el equipo de Viva Voz para Cincuentopía.

Cincuentopía

«Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce».