Comparte

Hay mucho de mito en torno a El cuaderno gris de Josep Pla. En esta reseña me gustaría desbrozar los aspectos anecdóticos de los verdaderamente trascendentes de un libro que supuso una cima literaria que cincuenta años después de su publicación no ha sido superada.

Tras casi cuatro décadas desde su muerte, Josep Pla (1897-1981) está considerado, de manera casi unánime, como uno de los mayores creadores de la literatura catalana y española del siglo XX. Las más de ¡30.000 páginas! que dejó escritas le convierten en una referencia indispensable para comprender el proceso de modernización de la lengua catalana y la propia evolución de este territorio.

El cuaderno gris recoge la peripecia de Josep Pla entre marzo de 1918 y noviembre de 1919. No obstante conviene advertir que se trata de “un falso directo” y que la obra fue reescrita en sucesivos momentos hasta ser publicada en catalán en 1966. En 1975 se presentó su versión en castellano, de la que se encargaron Dionisio Ridruejo y Gloria de Ros (el primero falleció justo antes de la presentación de la obra). La edición que aquí se reseña corresponde a la realizada por Narcís Garolera (2013), quien ha revisado el trabajo de los dos anteriores y ha efectuado alrededor de tres mil correcciones basándose en el texto original del autor.

El cuaderno gris de Josep Pla transmite la inequívoca sensación de que nada resulta ajeno a la curiosidad del autor, todo cabe en los contenidos recogidos a lo largo de las más de ochocientas páginas del libro: la sutil crítica literaria (impagables sus juicios sobre Eugenio D’Ors, Azorín o Baroja, por ejemplo); la sentida descripción de los usos y costumbres de localidades como Palafrugell, Palamós o Cadaqués; las abundantes referencias gastronómicas (con apuntes verdaderamente pantagruélicos que contrastan con la opinión del autor sobre lo mal que comía durante sus años mozos); el perspicaz análisis de la realidad sociocultural de la ciudad de Barcelona; las anécdotas acerca de tal o cual persona; los soliloquios y sentencias breves sobre cuestiones de la más variada índole…

Josep Pla nos deleita con una prosa de elegancia desaliñada y de estilo anti retórico, sin ninguna concesión a la chabacanería, donde nada sobra, que sugiere y apunta más de lo que dice y cuenta. ¡Qué capacidad para escudriñar el interior de las personas y de sintetizar en una única frase un pensamiento que a otros les llevaría páginas y páginas!

El cuaderno gris de Josep Pla tiene momentos emocionantes, instantes hilarantes (siempre sustentados en el singular sentido del humor del autor catalán) e incluso intervalos que mueven a la franca indignación del lector. Entre estos últimos llaman poderosamente la atención sus observaciones sobre el trato vejatorio que algunos profesores universitarios recibían por parte del alumnado (su lectura sin duda moverá a la reflexión a quienes consideran que nunca como hoy fue menor el respeto que se vive en las aulas españolas).

El libro de Josep Pla está trufado de frases para el recuerdo. Vayan aquí algunas propias (son tan abundantes que es posible encontrarse con ellas en casi cualquier página): “La pobreza es incompatible con cualquier forma de sensualidad”, “Por esto las únicas personas realmente respetadas son los muertos”; y también las referencias a pensamientos expresados por otros: “Las enfermedades son los viajes de los pobres” (Charles-Louis Philippe), “La memoria llega justo hasta donde llega nuestro interés” (Goethe).

Los interesados en la vida y obra de Josep Pla tienen una referencia particularmente interesante en el portal web de la fundación creada para recordar, glosar y reivindicar su legado. Ahí pueden encontrar numerosos recursos que incluyen su biografía, la relación de sus obras completas, los enlaces a algunas exposiciones dedicadas a su memoria y una tienda en la que no sólo se comercializan sus libros sino que ofrece material de papelería, vídeos, DVDs…

En definitiva, El cuaderno gris de Josep Pla es un dietario colosal, un libro excelentemente escrito, un testimonio sagaz que permite conocer y comprender cómo era una parte significativa de la realidad catalana de comienzos del siglo XX. ¿Alguien necesita motivos adicionales para comenzar a leerlo?

———————————————–

Josep Pla. El cuaderno gris. Destino.

———————————————–

David Parra

Especialista en nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas al ámbito del periodismo. Ha publicado alrededor de diez libros y más de treinta artículos en revistas científicas. Le gusta leer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola,
Quieres recibir las noticias de la semana de Comunidad Cincuentopía a través de Whatsapp