DESTACADOSRECORDAR
139
0

Jim Thorpe: el mejor atleta del siglo XX

Jim Thorpe: el mejor atleta del siglo XX

Jim Thorpe: el mejor atleta del siglo XXEs muy posible que el nombre de Jim Thorpe pase hoy desapercibido para un gran número de personas, incluso para quienes ya tienen una cierta edad. Pero no resulta osado asegurar que quizá haya sido el mejor atleta del siglo XX. ¿Exageración? Lee el siguiente texto y juzga por ti mismo.

Su nombre real era Jacobus Franciscus Jim Thorpe y había nacido en 1888. Sus progenitores eran de ascendencia mestiza: el padre, hijo de irlandés e india sac-fox; y la madre, mezcla de francés y potawatomi. Aunque hay muchos detalles de sus primeros años de vida que se desconocen sí se sabe que desde bien niño mostró una gran aptitud para la práctica de toda clase de deportes.

Comienza a estudiar en la Carlisle Indian Industrial School, un centro educativo para la “americanización” de los indios nativos norteamericanos ubicado en Pennsylvania. Allí protagoniza algunas de sus primeras hazañas: en 1907, cuando paseaba por la pista de atletismo, vence a los saltadores de altura de la escuela con un salto improvisado de 1,75 metros mientras vestía ropa de calle; compite con éxito en fútbol americano, béisbol, baloncesto, lacrosse, natación, hockey sobre hielo, boxeo, tenis, tiro con arco, atletismo e incluso gana el campeonato intercolegial de bailes de salón. Comienza a estar en el centro de atención de ojeadores de todo Estados Unidos.

Jim Thorpe: el mejor atleta del siglo XX
Sus portentosas exhibiciones convirtieron a Jim Thorpe en uno de los atletas más destacados de los Juegos Olímpicos de Estocolmo

En 1912, sin apenas preparación, participa en los Juegos Olímpicos de Estocolmo dentro de las pruebas de pentatlón y decatlón de atletismo. No sólo gana fácilmente ambas sino que establece un récord olímpico en la segunda de ellas que no será superado durante casi veinte años.

Pero al año siguiente el Comité Olímpico Internacional le despoja de sus medallas por entender que había cobrado con anterioridad por haber jugado en una liga regional de béisbol. Aunque la cantidad era mínima y se trataba de una práctica habitual, se desencadenó una campaña en su contra, para muchos analistas sin base jurídica y sustentada en el racismo, que concluyó con la retirada de su estatus de amateur y la pérdida de sus títulos olímpicos.

Jim Thorpe comienza así su carrera como deportista profesional, donde también alcanza unos niveles asombrosos: en béisbol juega durante diez temporadas a un gran nivel; en fútbol americano, donde jugó hasta los 41 años, fue el jugador estrella de los Canton Bulldogs, el mejor equipo del mundo; y todavía tiene tiempo y capacidad para destacar en baloncesto (una faceta muy poco conocida de su personalidad), donde también fue la principal atracción de los World Famous Indians.

Su exitosa trayectoria concluyó durante los años de la Gran Depresión. Se casó en tres ocasiones y tuvo que desempeñar todo tipo de trabajos: extra en numerosas películas, cavador de zanjas, vigilante de seguridad, marino mercante… Poco a poco fue entrando en una espiral de alcoholismo y pobreza hasta su muerte en 1953, el mismo día en que cumplía los 65 años.

Poco a poco fueron llegando los reconocimientos a título póstumo. Tras una intensa campaña en pro de la restitución de sus honores en 1983, 30 años después de su muerte, el Comité Olímpico Internacional le devolvió sus medallas en una emotiva ceremonia a la que asistieron dos de sus hijos.

Durante su trayectoria deportiva Jim Thorpe mostró una extraordinaria capacidad competitiva: ha sido el único caso de un deportista de élite en atletismo capaz de rendir a un nivel excepcional en deportes de equipo; y ha sido también un caso único a la hora de participar en deportes tan aparentemente opuestos como béisbol, fútbol americano y baloncesto (los tres principales deportes de equipo de Estados Unidos).

Por eso, desde Cincuentopía le hemos honrado y consideramos que sería un más que digno aspirante al título de mejor atleta del siglo XX en caso de que éste pudiera otorgarse a alguien. ¿Qué os parece a vosotros?

Por cierto, en 1951 se filmó un biopic sobre su personaje, Jim Thorpe, el declive de un campeón (Jim Thorpe, All American en el original), que fue protagonizada por But Lancaster y dirigida por Michael Curtis. Aquí va el trailer de la película, que puedes ver en su totalidad a través de este enlace.

Tags: DESTACADOS, RECORDAR

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar