En Cincuentopía nos suena la cara de… Marisa Abad, un rostro emblemático de Televisión Española a partir de la década de los setenta.

Marisa Abad (1947) comenzó en el mundo de la comunicación en 1972, ejerciendo en sus primeros momentos como modelo publicitaria. Tras participar como azafata en varios programas, a mediados de los años setenta se incorpora a Televisión Española en calidad de locutora de continuidad.

De manera adicional, comienza a presentar toda clase de programas, demostrando su saber hacer en una amplia gama de registros. Gente joven, 300 millones, 625 líneas, Cosas o Bla, bla, bla son algunos ejemplos significativos.

Ya en los años ochenta Marisa Abad continúa en primera línea televisiva. Al galope y De película son, quizá, los dos programas más conocidos de esa época. A partir de 1990 se convierte en la cara de Televisión Española dentro del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, lo que contribuye a relanzar su popularidad.

Marisa Abad se jubila de manera anticipada en 2007. Nos queda su extraordinaria profesionalidad y su formidable versatilidad demostrada a lo largo de casi cuatro décadas de presencia ininterrumpida.

Por todo ello, en Cincuentopía nos suena la cara de… Marisa Abad.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.