Las quintillizas Dionne ocuparon las páginas de los periódicos de medio mundo durante la década de los años treinta. Hoy las recordamos y las homenajeamos desde Cincuentopía.

Las quintillizas Dionne vinieron al mundo en Canadá el 28 de mayo de 1934. Se trataba de la primera vez en la historia, al menos de la que se tenga constancia documental, en que un quíntuple parto se culminaba con pleno éxito. Sietemesinas, sus nombres eran: Annette, Cécile, Émilie, Marie e Yvonne.

A los pocos días de su nacimiento se retiró a los padres la custodia de los bebés (el argumento utilizado es que eran pobres, tenían otros cinco hijos y eran incapaces de cuidar a las recién llegadas).

Se ubicó a las quintillizas Dionne en un entorno especialmente construido para ellas, llamado Quintland, donde contaban con personal de asistencia sanitaria liderado por el doctor Allan Dafoe. A Quintland comenzó a llegar gente que veía a las quintillizas a través de un espejo de una sola cara.

Extraemos un documental del canal historycomestolife en YouTube para ver los primeros pasos de las quintillizas Dionne.

Así comenzó una explotación comercial de las pequeñas (se estima que diariamente eran visitadas por unas 6.000 personas como si de una atracción turística se tratara), que incluye la fabricación de distintos productos de merchandising (muñecas, camisetas, postales…), su participación en campañas publicitarias y obras de teatro y películas. Mientras tanto no se las permitía salir de Quintland ni relacionarse con otros niños.

El trágico destino de las quintillizas Dionne

Las quintillizas Dionne en una de las últimas fotografías en que aparecieron de forma conjunta

Después de nueve años, tras un juicio entre las autoridades y los padres, las quintillizas Dionne fueron devueltas a su familia. La llamada Fundación Dionne les construyó una casa de veinte habitaciones.

Lo que a continuación viene es una historia de explotación y desgracias. Émilie falleció en 1954 como consecuencia de un ataque de epilepsia sufrida en un convento cuando preparaba su ingreso como monja. Marie, divorciada y con hijos, murió en 1970 debido a un infarto cerebral.

Las tres hermanas restantes (Yvonne, Annette y Cécile) decidieron irse a vivir juntas y emprendieron una demanda contra las autoridades reclamando el dinero que había generado la explotación de su imagen. El litigio se resolvió con una pequeña compensación.

Yvonne falleció en 2001, a causa de un cáncer, cuando había tomado la decisión de hacerse monja siguiendo los pasos de Émilie tres décadas atrás. A fecha de hoy Annette y Cécile viven (aunque algunos sitios web las dan como fallecidas). Se estima que, si se calculasen hoy en día, las ganancias que generaron a lo largo de su vida sobrepasaron los 3.000 millones de dólares.

En 1994 se hizo un telefilme sobre la vida de las quintillizas Dionne titulado Million dollar babies (justo una década antes que la película de Clint Eastwood de nombre casi idéntico aunque argumento completamente diferente). Aquellos seguidores de Cincuentopía que estén interesados pueden ver la película completa desde este enlace.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.