En Cincuentopía nos suena la cara de… Eugenio Martín Rubio, uno de los “hombres del tiempo” más famosos que hubo nunca en España.

La miniserie de entradas dedicadas a los rostros famosos en cuanto a la información meteorológica atañe continúa su curso. Al margen de la primera referencia a Mariano Medina, la semana pasada aludimos al caso de Pilar Sanjurjo.

Y en esta ocasión el turno es el turno de Eugenio Martín Rubio, precisamente la persona que facilitó la ulterior incorporación de Pilar Sanjurjo, lo que son las cosas.

Eugenio Martín Rubio (1923-2016) se incorporó a Televisión Española durante la década de los sesenta y de manera particularmente intensa a la conclusión de la misma.

Poco a poco su particular estilo, mezcla de sabiduría (era licenciado en ciencias físicas) y socarronería, fue cautivando  a los espectadores, convirtiéndose así en un personaje sumamente popular.

Ese carácter hizo que Eugenio Martín Rubio protagonizara algunas anécdotas francamente divertidas. Entre ellas está la muy famosa de apostarse su famoso bigote a que al día siguiente llovería; como no se produjo lo pronosticado, al día siguiente apareció en pantalla sin el correspondiente vello, lo que fue noticia en muchos periódicos de la época.

Eugenio Martín Rubio se mantuvo en primera línea hasta los años ochenta y, como otros compañeros, optó por el camino meteorológico antes que por el de la industria de la información.

Por todo eso, en Cincuentopía nos suena la cara de… Eugenio Martín Rubio.

Cincuentopía

“Dejadme aprovechar -escribió- el afecto que todavía hay en mí, para contar los aspectos de una vida atribulada y sin reposo, en la que la infelicidad acaso no se debió a los acontecimientos por todos conocidos sino a los secretos pesares que sólo Dios conoce”.